Escapadas y Viajes

Una vuelta por la bella costa de Cádiz

Gran parte de la esencia de Cádiz se encuentra en sus playas. Barbate, Zahara de los Atunes, Caños de Meca… La belleza de sus paisajes conquista a todo el que la visita.

Barbate es uno de los lugares gaditanos más populares entre los viajeros. Se encuentra a tan solo unos 10 kilómetros de Zahara de los Atunes y a 64 de la capital, Cádiz, y se alza como una de las zonas costeras más hermosas de Andalucía. Sus paradisiacas playas se combinan con varios monumentos naturales y arquitectónicos y una rica gastronomía para ofrecer un destino de primera.

Al sur de la provincia de Cádiz, a lo largo de la costa, se sitúa el término municipal de Barbate. En esta zona se encuentran sierras costeras como la de Retín, franjas de costa con tierras bajas y arenosas, la campiña en el interior o el Parque Natural de La Breña y Marismas de Barbate. En este último sorprenden los Acantilados de Barbate, los pinares al borde del acantilado y los sistemas marinos y marismas del río. Su importancia pesquera del atún se retrotrae a tiempos remotos, tradición que se realiza desde la antigüedad.

En primer lugar, conviene señalar y detallar los aspectos reseñables del núcleo urbano de Barbate. Presenta una fisionomía regular, de aspecto tranquilo y agradable con varios edificios de interés. Esta localidad ha tenido muchos episodios notorios a lo largo de su historia, en la que el mar y la pesca han sido los protagonistas.

Fue con el Imperio Romano cuando vivió su etapa de mayor esplendor con una gran industria pesquera y de salazón. De la época visigoda queda la ermita de San Ambrosio en el parque natural o el palomar de la Breña, una hacienda del siglo XVIII que hoy en día funciona como un establecimiento hotelero.

La ermita de San Ambrosio ha sido declarada Bien de Interés Cultural. Es de origen visigodo, data del siglo VII. Su edificio principal consta de una sola nave estructurada por cuatro arcos de ladrillo que se completa con una capilla lateral cuadrada. Otra iglesia que merece una visita es la parroquial de San Paulino, situada en el centro urbano y que sorprende por la gran austeridad y sencillez, tanto de su interior como de su exterior.

Otro de los monumentos más emblemáticos de Barbate es la Torre del Tajo, una torre de vigilancia que pertenece al sistema defensivo construido en la costa durante el siglo XVI. Se sitúa al borde de un acantilado de 100 metros de altura. Fue en el mismo siglo cuando el rey Felipe II encargó la construcción de las fortificaciones en la costa andaluza para defenderse frente a los ataques bereberes, de ahí la existencia del Castillo de Santiago de Barbate, hoy extinto, y las torres de faros, como las de Trafalgar y Meca.

El faro de Trafalgar, de 34 metros de altura y una torre blanca en forma de cono, está situado en el barrio de Los Caños De Meca, a unos 10 kilómetros de Barbate, en el cabo del mismo nombre. Tanto él como el enclave en el que está situado no debe faltar en una visita a esta zona gaditana. Por su parte, la Torre de Meca, conocida también como la Torre de la Breña, está situada en Altos de Meca y destaca, entre otras cosas, por el gran número de tragaluces dispuestos en dos niveles con los que cuenta.

Sus playas son conocidas nacional e internacionalmente y su oferta es muy amplia: existen playas urbanas, como la Playa del Carmen, pero también playas absolutamente vírgenes como Cañillos y Pajares, la playa del Chorro, los Caños de Meca o la Mangueta. Su

potencial natural se extiende también por el Parque Natural de la Breña y Marismas del Barbate, donde hay distintos senderos perfectamente señalizados que conducen a través de parajes preciosos a torres medievales de amplia historia y el monumento del tómbolo de Trafalgar. Por el parque, además de senderismo, se puede practicar cicloturismo, paseos a caballo y otros deportes de montaña.

Requieren especial mención la playa de los Caños de Meca, una extensa franja de arena y aguas cristalinas con grutas naturales y acantilados. También son dignas de mención la de Hierbabuena, que destacada por su estado salvaje, y Zahara de los Atunes, por su fina arena y aguas cristalinas.

Entre su rica gastronomía, propia de un pueblo marinero, destaca el atún rojo de almadraba, los calamares o boquerones, entre otros pescados. Otro plato típico de Barbate es el guiso de rabo de toro, así como las papas guisadas con bacalao o el tonino en salsa de cebolla.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class