Escapadas y Viajes

Un pasadizo secreto con leyenda y otras curiosidades de la catedral de Ávila

catedra avila
catedra avila

Paloma SantamaríaABC

La catedral de Ávila esconde entre sus muros 8 siglos de historia. Considerada una catedral-fortaleza, sus orígenes se remontan a finales del siglo XI con la reconquista. Será Alfonso VI quien encarga a su yerno Don Raimundo de Borgoña la repoblación de Ávila y es entonces cuando se levantan las murallas y el primer templo de estilo románico. Sobre este se comenzó la actual catedral hacia el 1170, cuyas obras duraron más de trescientos años.El proyecto inicial de la seo abulense se atribuye al Maestro Fruchel quien llevó a cabo la traza general del edificio y especialmente la realización del ábside o cimorro. A la muerte de Fruchel se abandona el estilo románico para seguir construyendo el templo en

el floreciente gótico francés. Conocida oficialmente como Catedral de Cristo Salvador de Ávila fue declarada Monumento Histórico Artístico el 31 de octubre de 1914.

Fortior Abulensis

Es una catedral-castillo con almenas, matacanes y paseos de vigías. Su ábside es uno de los cubos de la muralla de la ciudad y uno de los pocos elementos de estilo románico que conserva. Por su marcado carácter de fortaleza se le otorga el sobrenombre de Fortior Abulensis.

La girola, la parte más antigua

La parte primitiva de la catedral, de mayor importancia arquitectónica y cuyo diseño pertenece al arquitecto Fruchel, es la girola. Está formada por un doble deambulatorio separado por finas columnas que a su vez articulan la división de las nueve capillas semicirculares que conforman el espacio. Sin embargo esta no es la estructura original sino que se adopta en el siglo XV por los problemas estructurales del edificio. Destacan los capiteles originales de la primera etapa constructiva, con escenas como Lázaro y el rico Epulón o El Pecado Original, así como representaciones de animales fantásticos.

Las vidrieras y el terremoto de Lisboa de 1755

El terremoto de Lisboa de 1755 también tuvo su impacto en la ciudad de Ávila y algunas de las vidrieras de la catedral se destruyeron. En lugar de reconstruirlas se decidió tapiar el conjunto de vanos de la nave central. No sería hasta mediados del siglo XX cuando se proyecta recuperar la primitiva luminosidad del templo. Se abrieron los vanos cegados y se colocaron vidrios de tonalidades claras y formas geométricas. Se restauraron las vidrieras originales que habían sufrido daños y se colocan otras nuevas como la que se sitúa en el eje axial de la capilla mayor y que representa a San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús, obra de la Casa Maumejean de 1930.

Trece capillas y la reliquia del beato Juan Pablo II

La catedral de Ávila tiene un total de 13 capillas y en una de ellas, en la de la Virgen de la Piedad o de los Dolores se custodia desde el año 2011 una reliquia donada por la Santa Sede. Se trata de una tira de la sotana que el beato Juan Pablo II llevaba el día que sufrió el atentado de 1981. Esta capilla fue fundada por el arcediano de Arévalo, Don Rodrigo Dávila, a mediados del siglo XVI en estilo renacentista.

Unida a la historia de la ciudad

Su historia está indisolublemente unida a la de Ávila incluso su ábside o cimorro es motivo central del escudo de la ciudad en el que aparece el rey Alfonso VII de niño.

Escenario de la historia de España

La catedral de Ávila fue escenario de grandes acontecimientos históricos como por ejemplo la reunión de la Junta Santa de los Comuneros antes de su levantamiento contra Carlos I.

El pasadizo secreto

Era una leyenda pero en 2010 se descubrió un pasadizo secreto, un túnel subterráneo de 13 metros de largo, dos de alto y 71 centímetros de ancho que se encuentra situado entre los absidiolos de San Antolín y San Nicolás, en los subterráneos de la catedral. Este túnel parece confirmar la leyenda que afirmaba que existía una comunicación secreta y subterránea entre la seo y el antiguo Palacio Episcopal y que garantizaba una vía de escape. Otra de las teorías estaría vinculada a la función del edificio como fortaleza y que este pasadizo sirviera para facilitar la entrada de soldados al edificio hasta el siglo XVII fecha, en la que se estima, pudo caer en desuso el pasadizo.

Los más románticos prefieren creer que el pasadizo responde a una historia de amor al estilo shakesperiano. La leyenda cuenta que dos enamorados, Jimeno, sirviente de la catedral, y doña Madrona, cuyas familias estaban enemistadas y prohibían su noviazgo, utilizaron el pasadizo para verse en secreto. La catedral podría estar conectada con el torreón del Palacio de los Velada, construido en el siglo XV, antes que el propio palacio del siglo XVI, hoy reconvertido en hotel.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class