Escapadas y Viajes

Menorca, su cultura e historia a través de su capital

La capital menorquina, Mahón, refleja a través de sus monumentos y paisajes la esencia de la isla balear, su belleza y su historia.

Mahón es en Menorca uno de sus lugares más visitados después de sus fantásticos paisajes costeros. Esta isla balear se presenta como un destino ideal para las familias que buscan el descanso y la relajación, pero también para quien busca adentrarse en la naturaleza y disfrutar de unas de las mejores playas y calas del territorio nacional.

Aparte de sus calas, playas y parques naturales, en Menorca sobresale la localidad de Mahón, capital de la isla. Se trata del núcleo de población más importante, con más de 28.000 habitantes y con un puerto que se ha considerado como uno de los más bellos y mejores del mundo.

Su nombre se lo debe a Magón, el menor de los hermanos de Aníbal Barca, aunque con el paso de los años ha ido quedando marcada por el paso de diferentes civilizaciones. De aquí viene el extenso legado cultural que se proyecta en sus calles, edificios y restos arqueológicos y arquitectónicos. También destaca por estar rodeada por el parque natural de s’Albufera d’Es Grau. Hay importantes puntos de interés cultural de la ciudad, pero uno de los más destacables es, sin duda, su puerto:

Sus 5 kilómetros de costa lo convierten en uno de los puertos naturales más grandes de todo el mundo, y en Menorca es el más importante por su intensa actividad de comercio, turismo y pesca. Es una zona fantástica de bares y restaurantes con fabulosas terrazas donde reponer fuerzas y disfrutar del paisaje. La zona del puerto también es donde se concentran la mayor parte de los locales de ocio nocturno de la ciudad, y también de la isla.

El casco antiguo de Mahón cuenta con una interesante historia a través de sus edificios, pero sus calles ofrecen un profundo sabor mediterráneo. También destacan sus nobles edificios, palacios con personalidad propia e iglesias. En pleno centro se encuentra la Plaza de la Constitución, donde se sitúa el Ayuntamiento en un edificio que se inició su construcción en 1613 y posteriormente experimentó varias reformas. La Iglesia de Santa María destaca por su órgano del siglo XIX de 4 teclados y 3.120 tubos, pero hay otras importantes iglesias en la ciudad como la del Carmen o la de la Concepción.

Situada en la península de La Mola, en la entrada norte del puerto, se encuentra la fortaleza de Isabel II. Esta fortificación demuestra a la perfección la arquitectura militar menorquina. Fue construida en el siglo XIX bajo las órdenes de la reina Isabel II y consta de diez frentes divididos en dos grupos: defensa terrestre y defensa marítima. Su magnífico estado de conservación se debe a que nunca ha sido destruida ni atacada, y también destaca por ser el punto más oriental de toda España.

Entre sus fortificaciones también destaca el Castillo de San Felipe, construido en el siglo XVI para defender la ciudad y en 1805 fue demolido parcialmente por mandato de Carlos IV. En él destaca la red subterránea de galerías que recorre su estructura. El Portal de San Roc es uno de los últimos vestigios de las antiguas murallas de la ciudad, donde se puede admirar su arquitectura medieval y las dos torres que todavía presentan un buen estado de conservación. Mahón posee también uno de los teatros de ópera más antiguos de toda España, el Teatro Principal.

El Museo de Menorca, ubicado actualmente en el antiguo convento franciscano de Jesús, es un lugar imprescindible para los amantes del arte y la historia. Formaba parte de la Iglesia de San Francisco y en su construcción destaca su forma en una sola nave, una gran portada románica y fachada barroca.

En las salas de la primera y segunda planta se encuentran objetos y documentos de siglos pasados que explican la historia de la isla, pero su hermoso claustro es la parte que más elogios recibe, tanto por parte de locales como de los turistas. Muchas de las calles de Mahón se presentan como auténticos museos al aire libre, por eso no deben faltar paseos recorriendo a pie la ciudad.

En la Calle Isabel II se erigen espectaculares casas señoriales construidas durante el siglo XVIII; en la Plaza de España se pueden admirar importantes obras arquitectónicas como el edificio de la Pescadería o la Casa Mir; y en la Plaza del Príncipe se encuentran las bellísimas casas decimonónicas, como la Casa Soler.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class