Escapadas y Viajes

Cinco escenarios naturales para disfrutar del montañismo en España

Montañas
Montañas
Spread the love

El Español

El montañismo gana cada vez más adeptos y España tiene una gran variedad de paisajes para sorprender a todos los amantes de la naturaleza.

El montañismo y el trekking cada vez cobran mayor protagonismo y captan más adeptos y España cuenta con una amplia variedad de escenarios para disfrutarlos. En la Península Ibérica se encuentran lugares tan variados como impresionantes, desde las altas montañas de los pirineos hasta los tranquilos valles andaluces, pasando por las distintas cordilleras del interior peninsular.

Aunque para practicar este deporte se exige un mayor esfuerzo físico y más experiencia, nunca es tarde para probarlo y comprobar que es una fantástica actividad para disfrutar de la naturaleza. A continuación se detallan algunos de los mejores lugares de España para practicar montañismo, asequibles también para los más inexpertos:

Sendero del Deza

Cuenta solo son seis kilómetros de ida, pero recoge una gran diversidad de vistas y lugares, por lo que ha sido considerada por muchos la más destacada de Pontevedra (Galicia). La ruta comienza disfrutando de la Catarata del Toxa, de 25 metros de salto de agua, y se adentra en senderos inmersos en el bosque, donde se puede respirar la naturaleza en estado puro hasta llegar a la ermita gótica de San Pedro de Ansemil y tomar un pequeño descanso en la playa fluvial de A Carixa.

Montañas

Tomando la calzada medieval, pasando el Ponte do Demo, lugar de atracos, peleas y asesinatos según cuenta la leyenda, nos acercamos a San Lourenzo de Carboeiro, un cenobio benedictino fundado en el siglo X que es la mejor muestra gallega del románico ojival.

Ruta del Laberinto

En pleno centro de la Península se encuentra la Pedriza, un gran batolito granítico situado en la vertiente sur de la Sierra de Guadarrama, en la Comunidad de Madrid. Este lugar es famoso por la gran variedad de sendas senderistas y por sus famosas pozas, que en verano se vuelven muy concurridas por su encanto natural. También son famosas sus cabras y sus vistas impresionantes, pero algo que es menos conocido, pero no por ello peor, es la ruta del Laberinto: una de las rutas más divertidas y sorprendentes de la Pedriza. Son muchos los aventureros que llegan a ella atraídos por su nombre y salen encantados: trepadas, pasos bajo la roca, momentos de pánico por las dudas de por dónde seguir, los buitres que sobrevuelan el cielo y el “auténtico laberinto” donde sólo hay una entrada y una salida correctas, los demás llevan a cuevas y pasadizos sin salida.

Paisaje

El nacimiento del río Asón

Se trata de una ruta muy sencilla, pero a la vez muy bonita. Se sitúa en la parte oriental de la provincia cántabra. Desde la localidad de Arredondo se recorre un sendero hasta el nacimiento del río Asón, donde se encuentra la cascada que lo ve nacer. En el recorrido se podrá apreciar la frondosa vegetación típica del norte de España, así como la auténtica naturaleza cántabra, además de escuchar el sonido del correr del agua del río y disfrutar de las altas montañas que flanquean el valle.

Pinsapar de Grazalema

Las montañas también son un gran reclamo en Andalucía, tierra muy conocida por el sol y sus playas. Uno de estos parajes montañosos es la Sierra de Grazalema, al norte de la provincia de Cádiz. En esta sierra se extienden numerosas rutas de senderismo, muchas dentro del parque natural protegido, siendo alguna de las más destacadas la ruta del Pinsapar de Grazalema, un lugar casi único en el que se puede disfrutar de uno de los dos bosques de Pinsapos que quedan en Europa. Esta ruta consta de once kilómetros lineales, aunque está la opción de hacerla circular, comenzando a las afueras del pueblo de Grazalema y terminando en Benamahoma.

Paisaje

Ruta de los espejos

En la provincia de Salamanca, concretamente en la Sierra de Francia, se ofrece esta ruta circular. Al ser circular se puede comenzar en cualquiera de los tres pueblos por los que pasa: SequerosSan Martín del Castañar y Casas del Conde. No tiene gran dificultad, pero sí hay que tener en cuenta que los tramos de cuesta son bastante abundantes durante todo el recorrido. Lo destacable de esta ruta son las esculturas, a lo largo de todo el camino por el bosque se van apareciendo diferentes esculturas, que van desde árboles tallados hasta puertas solitarias o figuras de metal representando mochuelos.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class