Portada » Así es el pequeño pueblo de Aragón donde nació Goya hace 275 años
Escapadas y Viajes

Así es el pequeño pueblo de Aragón donde nació Goya hace 275 años

Goya
Goya
Spread the love

Roberto PérezABC

El imponente y valioso paisaje estepario zaragozano que se extiende al sur del Ebro fue el horizonte de la más tierna infancia de Francisco de Goya. Allí, a 36 kilómetros de Zaragoza capital, en la pequeña localidad de Fuendetodos, vino al mundo un 30 de marzo de 1746, hace 275 años. Nació en una modesta y típica casa de labradores que era de un tío materno del pintor. Los padres de Goya habían trasladado temporalmente el domicilio familiar, mientras se reedificaba su casa de Zaragoza capital. Y en ese alojamiento eventual nació Francisco de Goya. Fue el penúltimo de los seis hijos que tuvo el matrimonio formado por José de Goya y Gracia Lucientes. La vivienda se conserva

en su integridad y hace décadas que se convirtió en foco de atracción turística y de actividad cultural.

La cuna de Goya empezó a ganar protagonismo en 1917. Fue un año decisivo para la proyección de Fuendetodos, gracias al pintor vasco Ignacio Zuloaga. Aquel año organizó una mediática peregrinación artística a Fuendetodos para reencontrarse con los orígenes de Goya. La iniciativa, que contó con un notable eco periodístico, supuso un antes y un después para Fuendetodos. El vasco patrocinó la construcción de las antiguas escuelas del pueblo, que con el tiempo se reconvirtieron en la actual sala de exposiciones que lleva su nombre. Linda, pared con pared, con la casa natal de Goya.

La vivienda en la que vino al mundo Francisco de Goya es un espacio lleno de encanto por su singular conservación, los detalles que guarda y su excepcional significado histórico. Es lo que ha hecho de esta localidad un anhelado destino turístico para miles de personas que cada año se desplazan en busca de los orígenes del genial y universal pintor aragonés. Hasta la irrupción del Covid, la localidad recibía más de 20.000 visitantes anuales, una cifra sobresaliente si se tiene en cuenta que Fuendetodos tiene poco más de cien vecinos empadronados.

Tras caer en el olvido durante el siglo XIX, en 1917 fructificó la labor de investigación que se llevó a cabo para identificar la casa en la que vino al mundo Francisco de Goya. Casi 30 años después, en 1946, fue restaurada tras los graves daños que sufrió durante la Guerra Civil. Y en 1982 se declaró monumento histórico nacional.

Desde hace más de 30 años, la Diputación de Zaragoza y el Ayuntamiento de Fuendetodos trabajan, mano a mano, para que este pequeño municipio siga siendo un lugar de atracción turística y de dinamismo cultural en torno a Goya y a su legado. Y su casa natal es, sin duda, el emblema.

Casa natal de Goya en Fuendetodos

En su interior, este edificio posee todos los atributos y cualidades propias de una casa de labradores. Consta de planta baja, con zaguán, cuadra y cocina. Unas sólidas escaleras de piedra conducen al piso superior, que cuenta con dos alcobas y una sala. Y en una tercera altura está el granero, bajo cubierta a doble vertiente. La casa se encuentra ambientada con muebles y enseres propios de la época en la que nació y pasó su más tierna infancia Francisco de Goya, que vivió en Fuendetodos hasta los seis años de edad, cuando la familia regresó a Zaragoza.

Todo en Fuendetodos recuerda a Goya: calles y plazas llevan nombres con motivos goyescos

Todo en Fuendetodos recuerda a Goya: calles y plazas llevan nombres con motivos goyescos y en la iglesia se conserva la pila en la que fue bautizado. Dos bustos honran al genial pintor: uno junto a la iglesia y otro colocado frente a la casa natal.

La localidad conserva además un nevero del siglo XVII con un pozo subterráneo de diez metros de diámetro y una cúpula de forma cónica construida con piedra. Este espacio destinado a almacenar y conservar hielo se puede visitar y permite conocer una actividad que convirtió Fuendetodos en uno de los principales suministradores de hielo de la ciudad de Zaragoza.

Además, esta pequeña localidad ofrece una activa (y atractiva) oferta cultural a lo largo de todo el año, con dos escenarios destacados: el Museo del Grabado de Goya y la Sala Ignacio Zuloaga.

Coincidiendo con el 275 aniversario del nacimiento de Goya, Fuendetodos ha reforzado su oferta cultural. Desde principios de febrero, la Sala Zuloaga ha acogido una muestra que ha enfrentado los grabados de Goya y los de Gutiérrez Solana. Y a partir del 30 de marzo abren otras dos exposiciones: una sobre Fernando Martín Godoy, y otra con la obra gráfica de Guillermo Pérez Villalta, que ha creado su propio «Disparate» -título de una famosa serie de grabados de Goya-, sumándose así a la nómina de artistas contemporáneos que han continuado la serie que el genio de Fuendetodos dejó inacabada.

Por su parte, el Museo del Grabado de Goya está a solo unas decenas de metros de la casa natal. En él se expone una selección de las cuatro geniales series de grabados que Goya dejó para la posteridad: los «Caprichos», los «Desastres de la Guerra», la «Tauromaquia» y los «Disparates». En septiembre, el Museo del Grabado de Goya renovará por completo sus contenidos y, además, ofrecerá varias estampas del genio nunca antes expuestas.

Arquitectura tradicional en Fuendetodos, junto a la casa de Goya

Pistas

Además de la casa natal de Francisco de Goya, Fuendetodos cuenta con dos emblemáticos enclaves expositivos: el Museo del Grabado de Goya, que se inauguró en 1989 en una rehabilitada casa típica aragonesa; y la Sala Ignacio Zuloaga, inaugurada en 1996 y que, hasta la fecha, ha acogido más de cien exposiciones temporales centradas en la obra gráfica contemporánea española, desde Miró y Picasso hasta nuestros días.

Cerca de Fuendetodos

El entorno de Fuendetodos también ofrece interesantes lugares con mucha historia detrás. En los alrededores del municipio se pueden visitar fortificaciones y trincheras construidas durante la Guerra Civil en la Sierra Gorda. Y a apenas 20 kilómetros de Fuendetodos están las ruinas del pueblo viejo de Belchite, bombardeado y arrasado durante una de las batallas más cruentas de la Guerra Civil. Franco decidió dejar las ruinas y construir un nuevo Belchite al lado. Es un lugar único en España, que puede recorrerse mediante visitas guiadas. Da testimonio del horror de la contienda y, al mismo tiempo, aún conserva restos que hablan de la grandeza monumental de su pasado. De ello dan fe, por ejemplo, los restos de la iglesia de San Martín de Tours, la torre del Reloj o los arcos de la Villa y de San Roque. Muy cerca del pueblo natal de Goya también se encuentra la presa romana de Almonacid de la Cuba, la más importante de las que han llegado hasta nuestros días. Se trata de la presa de mayor altura (34 metros) de todas las de época romana conservadas en el mundo.

 

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class