Tecnología

El ‘cazador silencioso’: el submarino nuclear que ha atracado en Gibraltar

Spread the love

Izan González 

El pasado día uno de diciembre el submarino nuclear USS Seawolf atracó en el puerto de Gibraltar para realizar labores de reabastecimiento para el personal.

Desde hace siglos, el estrecho de Gibraltar es un emplazamiento estratégico que actúa como ‘puerta’ del mar Mediterráneo. Pasar desapercibido es prácticamente imposible teniendo en cuenta el cuidado que pone España, Gran Bretaña y Marruecos en identificar cada una de las embarcaciones de todo tipo que surcan esas aguas.

Tampoco ha escapado uno de los submarinos nucleares de la United States Navy cuando atracó en Gibraltar. El USS Seawolf, apodado silent hunter (cazador silencioso, en español), llegó a la zona portuaria de la colonia británica el día uno de diciembre y, según reportó la propia Navy, todavía permanecía allí el día dos como parte de una “parada ordinaria”.

Gibraltar es uno de los puertos preferidos por los buques y submarinos británicos y estadounidenses para realizar paradas técnicas. Las misiones que ambos países tienen en conjunto y las diferentes colaboraciones con Europa y África hacen de ese puerto el lugar perfecto para tareas de abastecimiento, rearme y mantenimiento poco complejo.

El ‘cazador silencioso’

El USS Seawolf es un submarino de ataque con propulsión nuclear un tanto especial. No por ser realmente diferente al resto de sus compañeros de flota (que se cuentan por decenas) sino más bien por ser el modelo de partida que da nombre a una clase de submarinos. La clase Seawolf fue inaugurada por el submarino que ha atracado en Gibraltar como una de las apuestas principales de la U.S. Navy cuando la Guerra Fría todavía persistía.

Un diseño extraordinario por las dimensiones y la capacidad armamentística llevado a cabo en los años 80 que se vio recortado debido a la finalización de la Guerra Fría entre Estados Unidos y Rusia. Del total de 29 unidades de submarinos clase Seawolf planeados, se construyeron tres. El USS Seawolf, como punta de lanza de su clase, se botó en 1989 y no fue hasta 1995 cuanto entró en el servicio regular. El último de los tres submarinos, llamado USS Jimmy Carter hizo lo propio en el año 2005, aunque con algunas modificaciones tecnológicas con vistas a la guerra electrónica.

Con base en Bremerton, en el estado noroccidental de Washington, el USS Seawolf cuenta con una tripulación de 140 personas y un propulsor nuclear S6W de 45.000 caballos (34 MW) diseñado y fabricado por General Dynamics Electric Boat. Como cualquier embarcación nuclear, la autonomía es ilimitada y tan solo está condicionada por la capacidad de almacenar alimentos y otros productos esenciales para la vida a bordo.

Cuenta con una longitud de poco más de 100 metros y un peso sumergido que roza las 10.000 toneladas. El propulsor nuclear logra una velocidad punta de 35 nudos (65 kilómetros por hora) y una velocidad ‘furtiva’ o silenciosa de 20 nudos (37 kilómetros por hora).

En cuanto a armamento, el USS Seawolf se diseñó como un submarino de ataque y es por ello por lo que cuenta con un arsenal importante en su interior. En total, es capaz de acarrear has 50 misiles de crucero Tomahawk capaces de hacer blanco tanto en tierra como en el mar y ser lanzados desde alguno de los 8 cañones con los que cuenta el submarino.

Además de los Tomahawk, un clásico de los misiles de Estados Unidos, el USS Seawolf (y el resto de submarinos de su clase) pueden lanzar misiles antiembarcaciones y torpedos guiados. El equipamiento de guerra se completa con un total de tres sonares de diferentes tipos para detectar enemigos.

¿Por qué en Gibraltar?

A pesar de que el USS Seawolf tiene base en el océano Pacífico, está encuadrado dentro de la Sexta flota de Estados Unidos con sede en Nápoles, Italia. La misión encargada al submarino es la de ser responsable de las operaciones de guerra submarina en las áreas de responsabilidad que tiene Estados Unidos con los aliados de la Unión Europea y con África.

El USS Seawolf ejemplifica la flexibilidad dinámica y garantiza la seguridad y estabilidad marítimas en la región”, según dijo el vicealmirante Gene Black, comandante de la Sexta Flota de Estados Unidos. Estos submarinos son excepcionalmente silenciosos, rápidos, están bien armados y equipados con sensores avanzados, según recoge la propia U.S. Army.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class