Salud

Test de saliva para coronavirus: ¿En qué consisten?

Isabel Gallardo Ponce

Saber si hemos contraído o no el coronavirus va más allá de saber si podemos tener vida social. Es una herramienta de salud pública que permite conocer dónde se producen los contagios y realizar aislamientos para que el virus no se propague. Las pruebas en saliva, de las que tanto se hablan, son la última herramienta para el diagnóstico. ¿Sabemos en qué consisten y cuándo se deben utilizar?

Según explica Rafael Cantón, jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Universitario Ramón y Cajal, de Madrid, a Cuídate Plus existen tres técnicas para detectar la infección por el SARS-CoV2:

  • Técnicas de detección de antígenos.

  • Técnicas de PCR, que detectan el material genético.

  • Técnicas de detección de anticuerpos en sangre. 

“Las dos primeras -antígenos y PCR- pueden compartir muestra, es decir, tanto en una muestra nasofaríngea como en saliva se puede detectar el material genético y los antígenos. Lo que cambia es la muestra que estamos utilizando, la técnica sería la misma”. 

Hasta la fecha las pruebas de detección, tanto por PCR como de antígenos se han centrado en la muestra de mucosa nasofaríngea (que se realiza introduciendo un hisopo o torunda por la nariz) ya que su sensibilidad es mayor. “Las técnicas nasofaríngeas de detección de antígenos son sencillas de realizar, pero si podemos simplificar más el proceso y contar con una muestra más fácil de tomar tendríamos una prueba con una mayor versatilidad”, añade Cantón. Este sería el caso de la detección de antígenos en saliva.

PCR con muestra en saliva

No obstante, aunque hasta la fecha los test rápidos de antígenos en saliva han sido ya comercializados por algunos laboratorios, y entidades como el Irsicaixa están ya investigando en su desarrollo, sólo algunos hospitales han puesto en marcha la detección del coronavirus por PCR en saliva. 

Un ejemplo de ello son los hospitales Hospital Quironsalud de Andalucía. En este caso, los centros, además del exudado nasofaríngeo, utilizan una muestra de saliva que es analizada de igual modo que la PCR con técnicas de biología molecular en el laboratorio. Según explica a CuídatePlus Isabel Blázquez, jefe del Servicio de Laboratorio del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa, de Sevilla, “la técnica que utilizamos es la misma en ambas muestras. Tienen una fiabilidad muy similar. Aunque para nosotros la técnica de referencia sigue siendo la muestra nasofaríngea” ya que en esta muestra la sensibilidad es ligeramente superior especialmente cuando hay poca carga viral -cantidad del virus-.

Rafael Cuenca, jefe de Medicina Interna de Quirónsalud Córdoba, insiste en que la muestra nasofaríngea sigue siendo el gold standard para el diagnóstico de infección por la Covid-19, si bien “la saliva está sumando protagonismo por la facilidad de la toma y su concordancia con la muestra nasofaríngea. Es por esto que la tenemos disponible siempre que se pida de manera expresa o proactiva por parte del paciente”,

La prueba en saliva se aconseja en los centros de Quirónsalud en pacientes en los que es más complicado realizar la toma de muestras nasofaríngea, como pueden ser los pacientes mayores o en los niños. Para realizarla se aconseja enjuagar bien la boca con agua media hora antes de la recolección de saliva. “No se debe comer ni beber ni masticar chicle hasta que se realice la recolección de una muestra de saliva apta, es decir, que se debe evitar todo aquello que pueda interferir en la técnica”, y es que hasta utilizar pintalabios o cacao podría suponer un problema para obtener un resultado fiable, comenta Blázquez.

Los resultados tardan lo mismo en la PCR con saliva que en una PCR nasofaríngea. Así, aunque el trabajo de laboratorio es el mismo, la facilidad y la comodidad recaen en el paciente.

Test de antígenos con saliva

Los test de antígenos con una muestra de saliva tendrían la misma utilidad que un test de antígenos, añade Cantón. “Lo que añade realizar el test de antígenos en saliva es la facilidad para obtener una muestra. Este tipo de pruebas serían más adecuadas para su implantación en la farmacia” y para realizar el autodiagnóstico. Su utilidad sería mayor que la de las pruebas serológicas para el autodiagnóstico ya que el resultado se obtiene con técnicas de inmunocromatografía. Así, los resultados se observan a partir de la aparición de una raya o de un color en el dispositivo.

Recoger la muestra de saliva para el test de antígenos puede hacerse de varias formas y que estará indicado en función del test:

  • Recogida de la saliva.

  • Enjuagar la boca con suero salino y expulsar ese suero para hacer la prueba en esa muestra.

  • Masticar una especie de chicle de algodón para hacer la prueba sobre ese algodón.

Es conveniente recordar que el uso de estas pruebas no está extendido aún y que hace falta contar con más experiencia y análisis para avalar su utilidad. “Hay más experiencia y estandarización con las pruebas de antígenos y con la PCR en muestra nasofaríngea. En el momento en el que haya más estudios sobre su fiabilidad o su comparación con técnicas de antígenos realizados en nasofaringe o con PCR podrían generalizarse en un futuro precisamente por la sencillez de la toma de muestras”, apunta el jefe de Microbiología del Ramón y Cajal.

En cualquier caso, si llega a generalizarse el autodiagnóstico del coronavirus, la interpretación de la prueba y las decisiones que deban ponerse en marcha han de ser realizadas por un sanitario. ”Tanto si sale negativo (ya que si se ha hecho es porque existe una causa epidemiológica) como para ayudar a interpretar si es positivo como negativo”, recuerda Cantón.

Los test de saliva y la PCR no dan carta blanca para encuentros sociales

No obstante, Cantón alerta de que los test de antígenos con saliva no dan carta blanca para irse a una reunión familiar o a una cena o acto social. Si es positivo no hay duda de que hay que aislarse, pero si es “negativo no da la seguridad de que la persona que la realiza no está contagiado en ese momento, sólo indica que en ese momento exacto no hay la carga viral suficiente para poder detectar la presencia del virus”.

Lo mismo ocurriría con la PCR, por supuesto, y es que ambas pruebas si se realizan sin síntomas no permiten distinguir si “estamos ante una persona que es asintomática y que tiene el virus o que es asintomática porque no tiene el virus. La PCR tiene algo más de fiabilidad siempre que el virus esté presente”, explica Cantón. Sin embargo, posteriormente a la prueba se puede o no desarrollar síntomas y haber contraído el virus.

No obstante, tanto los antígenos como la PCR sí tienen utilidad cuando se realizan en una persona que ha estado en contacto estrecho con un positivo ya que permiten realizar un nexo epidemiológico. Además, conviene recordar que ni la PCR ni los test de antígenos deben hacerse el mismo día en que se produce el contagio ya que el virus tarda unos días en mostrar la carga viral suficiente para ser detectado.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class