Salud

Eudemonismo: qué es, origen y características

El eudemonismo es una postura ética-filosófica que fundamenta las acciones morales del ser humano en la felicidad. Es decir, la única manera de ser felices sería obrando correctamente.

El eudemonismo es una corriente filosófica que recoge diversas teorías éticas. Dicha postura sostiene que la felicidad es un bien supremo que toda persona desea alcanzar. Para lograrlo debemos actuar correctamente. En otras palabras, seremos felices en la medida que hacemos el bien.

Pero, ¿qué significa actuar correctamente? A continuación expondremos brevemente este planteamiento ético, algunas de sus vertientes y en qué situaciones de la vida cotidiana se refleja esta filosofía.

¿Qué es el eudemonismo?

El eudemonismo proviene del término griego eudaimonia, que significa ‘dicha, bienestar o felicidad’. Por su parte, la Real Academia Española define al eudemonismo como una teoría ética que coloca a la felicidad como fundamento de la moralidad.

En este sentido, los eudemonistas asumen que la felicidad es el fin último que todo ser humano desea alcanzar y que la única forma de experimentarla es actuando moralmente bien.

Hay algunas teorías éticas que han sido consideradas como eudemonismo, pues fundamentan sus normas morales en la realización de la felicidad plena. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Hedonismo ético: plantea que todo ser humano debe perseguir el placer y disminuir el dolor. Asimismo, fundamenta que la obtención del placer debe provenir de fuentes consideradas moralmente buenas. Esto se puede lograr de forma tangible (mediante los sentidos) o en el plano espiritual.
  • Estoicismo: propone que la búsqueda de la felicidad no se obtiene en lo material ni en los placeres excesivos. En su lugar, esta se encontraría en el control racional de los deseos, los hechos o las pasiones que puedan perturbar el alma. Quien logre hacerlo habrá alcanzado la virtud y la felicidad plena.
  • Utilitarismo: afirma que la mejor acción es aquella que produce la mayor felicidad y bienestar al mayor número de personas.

¿Cómo se originó el eudemonismo?

Se piensa que el eudemonismo tuvo su origen en la Antigua Grecia durante el siglo VI a.C. En este período era común la reflexión profunda y crítica sobre los principios morales de la época. A partir de allí surgieron posturas éticas, entre ellas el eudemonismo.

No obstante, Aristóteles (384 a.C. – 322 a.C.) es considerado el padre y el más importante defensor del eudemonismo. Según este pensador, si hacemos el bien estaremos en condiciones de alcanzar la felicidad.

Con el paso del tiempo muchas corrientes empezaron a considerar la eudemonía como un bien supremo. Entre ellas el cirenaísmo, el estoicismo, el neoplatonismo y el utilitarismo. Incluso en la iglesia cristiana el eudemonismo tuvo influencia con San Agustín y Santo Tomás de Aquino.

Existen dos tipos de eudemonismo

Dependiendo del alcance de la felicidad, el eudemonismo ha sido categorizado como individual y social. A continuación detallamos cada uno:

  • Eudemonismo individual: se puede decir que es el eudemonismo clásico desarrollado por Aristóteles. En este caso, la búsqueda de la felicidad personal es el fin último. Por lo tanto, el hombre debe actuar correctamente para procurarse su propia felicidad y satisfacción.
  • Eudemonismo social: afirma que la felicidad no es solo de un individuo, sino que también involucra al colectivo. Este tipo de eudemonismo lo encontramos en los filósofos utilitaristas. Según ellos, las acciones serán buenas o malas en la medida que faciliten o dificulten la felicidad de todos o del mayor número de personas.

Características principales del eudemonismo

Con el fin de proporcionar una idea más clara sobre el eudemonismo, a continuación resumimos sus características principales:

  • Es una postura ética que afirma que la felicidad es el bien supremo que todo ser humano anhela.
  • Las normas morales están basadas en la felicidad plena (individual o colectiva).
  • Vivir y actuar conforme a la razón debería ser el rasgo superior buscado por todas las personas.
  • Dejarse llevar por las pasiones (emociones, sentimientos, prejuicios) no suele conducir a la felicidad.
  • La felicidad se logra a través del uso adecuado de la razón.

Principales representantes del eudemonismo

Son muchos los pensadores eudemonistas que han surgido a lo largo de la historia. Sin embargo, nombraremos algunos de los más influyentes.

Aristóteles

Aristóteles es uno de los pioneros de esta teoría y el más importante eudemonista. Según este filósofo griego, seremos justos y virtuosos en la medida que sepamos encontrar un equilibrio entre dos pasiones opuestas.

Por ejemplo, ¿cómo actuaremos de una forma generosa? Según este filósofo lo haremos al encontrar un punto medio entre la generosidad y el egoísmo. Es decir, entre una actitud desprendida y altruista hacia los demás y un interés hacia el bienestar propio.

Este equilibrio lo encontraríamos a través de la razón. De esta forma, si los hemos identificado, seremos capaces de lograr la felicidad.

Epicuro de Samos (341 a.C. – 270 a.C.)

Este pensador afirmaba que el ser humano siempre debe buscar la felicidad. La misma se alcanzaría a través de la prudencia, la sobriedad y la amistad. Al igual que Aristóteles, afirmaba que se debe usar la razón para evitar los excesos, ya que estos pueden provocar un sufrimiento posterior.

Por su parte, asumía que los placeres del alma son superiores a los del cuerpo. Ambos deben satisfacerse con inteligencia. Lo ideal es llegar a un estado de bienestar que denominó ataraxia.

No estaba a favor del desenfreno, pero tampoco apoyaba la renuncia a los placeres carnales. En su lugar, afirmaba que debe buscarse un punto medio y que las satisfacciones corporales deben realizarse siempre y cuando no provoquen un dolor posterior.

Jeremy Bentham (1748-1832)

Se le conoce como el padre del utilitarismo. Fundamenta su doctrina ética en el disfrute de la vida en lugar del sacrificio o sufrimiento. En este sentido, el objetivo último es lograr la mayor felicidad para el mayor número de personas.

Este pensador crea un cálculo de la felicidad, un algoritmo que mide el grado de felicidad que produce una acción determinada. Por ende, la rectitud moral. También se le conoce como cálculo utilitario o cálculo hedonista.

El eudemonismo en las acciones cotidianas

Hoy en día muchas personas actúan bajo el precepto del eudemonismo, casi seguro sin saberlo. Algunas de las situaciones en las que esta postura ética se hace evidente son las siguientes:

  • Las grandes organizaciones no gubernamentales u ONGs que prestan sus servicios sin costo alguno para contribuir en la recuperación del medio ambiente.
  • Maestros y educadores que dedican su tiempo a la enseñanza sin recibir alguna remuneración económica por ello.
  • Aquella persona que domina sus emociones en situaciones que lo ameriten (relacionado con el estoicismo).

Así que, quizás, esta corriente filosófica ha marcado tu existencia y no lo sabías. Aprende más sobre ella y evalúa si es algo que puedes aplicar en tu vida o no.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class