Salud

Estrategias de afrontamiento: ¿en qué consisten?

Afrontar los problemas
Afrontar los problemas
Spread the love

En nuestra vida, nos encontramos con muchas situaciones estresantes, frustrantes o desafiantes que tenemos que enfrentar. Los procesos y mecanismos que adoptamos para responder a estas necesidades son lo que llamamos estrategias de respuesta. No todo el mundo responde a las situaciones difíciles de la misma forma, pero aunque no funcionen, tendemos a permanecer estables y tendemos a repetir la misma acción. Aquí es donde radica el problema. En la infancia, dominaremos una serie de estrategias y métodos de afrontamiento basados ​​en nuestro crecimiento y experiencias tempranas. Sin embargo, esas actitudes que alguna vez nos protegieron y fueron útiles para nosotros pueden no estar restringidas por los adultos de hoy.

Por la misma razón, es necesario comprender las estrategias de afrontamiento que usamos habitualmente y en qué medida nos resultan útiles o perjudiciales. Tipos de estrategias de afrontamiento En situaciones difíciles, podemos adoptar muchas estrategias de afrontamiento. Sin embargo, para facilitar su comprensión, se pueden dividir en varias categorías.

La solución al problema suele repetirse

Activo o pasivo Las estrategias de afrontamiento activas se refieren a personas que buscan activamente información o tratan de encontrar soluciones a los problemas. Por ejemplo, si hay un conflicto con un amigo, intenta hablar y negociar. Por el contrario, las estrategias negativas incluyen evitar situaciones de conflicto, minimizar las situaciones de conflicto o esperar resolver el problema usted mismo. Siguiendo el ejemplo anterior, la persona podría volverse para posponer la conversación, volver a sí mismo y leer lo sucedido una y otra vez. Concéntrese en el problema o la emoción Otro factor importante a considerar es si la estrategia de afrontamiento elegida se centra en resolver la situación del problema o en reducir su impacto emocional. Ante una situación controlable, centrarse en el problema es más útil, depende de nosotros.
Si este es un evento que no podemos controlar o del que somos responsables, entonces una estrategia centrada en las emociones puede ayudarnos a reducir el dolor causado por el conflicto. Por ejemplo, si sabemos que el trabajo que queremos requiere un alto nivel de inglés, inscribirse en un curso de estudio es más adaptable que decirles a los familiares lo adaptables que sentimos que no podemos ingresar al puesto. Por otro lado, si nos encontramos con una interrupción y otra persona decide terminar la relación y no podemos hacer nada al respecto, entonces recurrir al apoyo social puede funcionar.
Emoción, comportamiento o cognición Las estrategias de afrontamiento pueden ser cognitivas, emocionales o conductuales, dependiendo de si nos enfocamos en la inteligencia, la emoción o la conducta a la hora de resolver problemas. En todos los casos, la estrategia elegida puede ser útil o disfuncional. Algunas estrategias de afrontamiento emocional pueden ser las siguientes: Autocontrol de las emociones sin mostrar ninguna expresión. Solicite apoyo social a personas cercanas a usted o, por el contrario, aíslese y rechace cualquier contacto o ayuda. Incluso las personas que no tienen nada que ver con el problema deben ser agresivas e irritables. Algunos ejemplos de estrategias de comportamiento son los siguientes: Aplaza la toma de cualquier tipo de medidas y evita todo lo relacionado con la situación problemática hasta que tengas la información o los recursos suficientes para afrontarlo. Afronta y afronta los conflictos sin pensar demasiado.
Evite afrontarlo, salga del problema y actúe como si nunca hubiera aparecido o no estuviera con nosotros. Finalmente, están los siguientes en la estrategia cognitiva: Encuentre información útil sobre el problema. Reevalúa la situación para verla de una forma más positiva o menos vulnerable. Analiza con detenimiento lo que pasó o está a punto de pasar, preocúpate o recuerda los errores cometidos. Use sentido del humor para eliminar los efectos dramáticos.

Afrontar una roptura de pareja

¿Cómo pueden ayudarnos las estrategias de afrontamiento? Saber elegir la estrategia de respuesta más adecuada en cada situación puede aportarnos una gran ventaja. Primero, podremos resolver aquellas situaciones bajo nuestro control. Evitaremos prolongar o aumentar innecesariamente el dolor y obtendremos una mayor salud mental. Además, mejoraremos el desempeño y las relaciones sociales. Analizar, resolver, dramatizar, hablar en público y evitar la frustración de los demás son acciones muy útiles y deben ser parte integral de todos.

Sea flexible al elegir A menudo, las estrategias de afrontamiento que se centran en evitar problemas son las menos adecuadas. Pero más allá de eso, no existe una estrategia eficaz y adecuada para todas las situaciones. Por lo tanto, perfeccionar nuestras elecciones es un proceso. Esto es para mantener la flexibilidad y permitirnos explorar nuevas formas de comportamiento, que nos traerán más beneficios de los que hemos estado utilizando hasta ahora. Pruébalo, ¡los resultados te sorprenderán!

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class