Salud

Coronavirus: Tengo barba, ¿qué mascarilla puedo usar?

mascarillas-barba
Spread the love

Isabel Gallardo Ponce.Cuídate Plus

Cuestión de comodidad o de moda. Todo depende de cada uno. Lo que es innegable es que muchos hombres han tendido en los últimos años a dejarse barba. Pero puesto que seguimos inmersos en la pandemia de coronavirus, hay quien se pregunta si el uso de mascarillas es compatible con la barba.

Malas noticias para los que se dejan crecer el vello facial libremente. La presencia de barba o de bigote puede reducir la protección que confiere la mascarilla, ya sea a terceros si optamos por una higiénica o una quirúrgica, o a uno mismo, si elegimos la FFP2.

La Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph), que recomienda utilizar las mascarillas FFP2 solo en situaciones de alto riesgo, añade que para utilizar este tipo de protección de forma adecuada se requiere un adecuado sellado sobre la piel, “por lo que no pueden realizar su función si el usuario tiene vello facial. El usuario de la mascarilla FFP debería estar afeitado y asegurarse una colocación sin fugas”, explican desde la sociedad.

Y es que usar una mascarilla es muy importante, pero si no la utilizamos bien es como si no la lleváramos, más aún en un momento en el que la transmisión por aerosoles va ganando la evidencia que los científicos llevan reclamando desde julio. Y para comprobar que no hay fugas hay que ajustar la mascarilla y soplar para asegurar que el aire no sale por los bordes del protector.

Barba y sellado sobre la piel

Por eso, la mascarilla no sólo debe filtrar correctamente sino que debe estar adecuadamente ajustada a los contornos de la cara. Y este sellado se complica con la presencia de barba. ¿Por qué? Porque el vello facial favorece las fugas de aire, al tiempo que los huecos en la barba pueden, según Alejandro Conde, vocal MIR de la Sempsph, permitir la entrada de los aerosoles por los que se transmite el SARS-CoV2 al llevar una FFP2.

Por eso no se aconseja que los hombres con barba utilicen las mascarilla FPP2. “El bigote o la perilla no afectan a la mascarilla en las zonas en contacto con la piel”, apunta Conde.

Según Lorenzo Armenteros, portavoz Covid-19 de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia, es importante hablar de diferentes tipos de barba: “una barba con el pelo muy corto y en la que se cubra la barbilla con la mascarilla, aun no siendo recomendable, podría tener más sentido, sobre todo si se utiliza una mascarilla quirúrgica, que tiene más posibilidad de abarcar más espacio por debajo de la barbilla”. Este efecto sólo permitiría proteger a la persona que las lleva de dentro hacia fuera, es decir a terceros.

No obstante, en el caso de barbas largas o muy espesas es imposible que las mascarillas cubran la barbilla. Armenteros añade que las microperillas localizadas debajo del labio inferior y un bigote relativamente corto podrían no entorpecer el sellado de las mascarillas, pero desde luego un bigote frondoso y con volumen “quedaría cubierto pero puede hacer que haya un hueco en la mascarilla y no se ajuste a la nariz. Lo recomendable es el menor pelo posible en el interior de la zona que cubre la mascarilla”.

Y en cuanto a usar barba con una mascarilla higiénica… lo cierto es que la protección es prácticamente nula.

¿Hay que afeitarse para usar mascarilla?

Respecto al uso de la FFP2 y la FFP3, los Ministerios de Salud del Reino Unido y de Dinamarca han recomendado a sus sanitarios que se afeiten la barba para preservar su seguridad y la de sus pacientes. “Sería un acto de responsabilidad que todo el personal sanitario pudiera llevar una FFP2, o una FFP3 si es necesario, correctamente colocada. y para ello es fundamental que la piel esté afeitada porque es la única forma de que se ajuste”. De hecho, hay ya estudios que confirman que sin el ajuste corerecto las FFP2 y las FPP3 no tienen el efecto para el que están diseñadas.

Armenteros añade que esta recomendación podría ampliarse a otros colectivos, como el personal de hostelería u otros trabajadores que interaccionan con grupos humanos. “Lo que se ha comprobado es que cuando la mascarilla no se ajusta herméticamente pierde su efecto y la barba hace que no se adapte de esa manera”, provocando fugas de aire y aerosoles por los bordes y no realiza el filtrado para el que está diseñada. Esto ocurre tanto con la FFP2 como con la quirúrgica.

No se trata sólo de que esos aerosoles salgan al exterior sino que al haber huecos entre la mascarilla, la barba y la piel, también pueden entrar al interior de la mascarilla y producir el contagio de coronavirus. Esto demuestra una vez más la necesidad de utilizar bien las mascarillas.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class