Salud

¿Cómo afecta el azúcar al cerebro?

Consumir azúcar en exceso puede tener efectos negativos en el cerebro. Hasta la fecha se ha demostrado que puede ser adictivo, además de detonar inflamación o reacciones de carácter emocional.

El azúcar puede producir numerosos problemas de salud y afectar también al cerebro. Lo más preocupante es que es el compuesto que más suele estar presente en los alimentos que consumimos con frecuencia. Además, se ha identificado que puede llegar a ser tan adictivo como muchas drogas.

Resulta esencial reducir el aporte de azúcar en la dieta para mejorar el estado de salud y prevenir la aparición de enfermedades. En este articulo descubrirás cómo afecta negativamente el azúcar al cerebro.

¿Qué es el azúcar y qué le hace al cerebro?

Lo primero que se nos viene a la mente cuando pensamos en la palabra azúcar, es ese azúcar blanco que tenemos en casa. Está es la sacarosa y es la forma más común en la que lo podemos encontrar.

Pero hay muchos más tipos de azúcares dependiendo de su estructura química. Azúcares como la fructosa, galactosa, glucosa, maltosa o lactosa se pueden encontrar de forma natural en los alimentos, o bien,  pueden ser agregados como endulzantes o conservantes.

Los fabricantes las pueden introducir en los alimentos a través de una amplia gama de nombres.  Por lo tanto, es importante leer las etiquetas nutricionales y conocer los sinónimos del azúcar. El 80 % de los productos procesados que se encuentran en el supermercado contienen azúcares ocultos que consumimos sin darnos cuenta, siendo estos los que realmente debemos evitar.

La OMS recomienda reducir el consumo de azúcar libre (el que se añade a los alimentos, no el que se encuentra de forma natural en ellos), por debajo del 10 % de la ingesta calórica total del día. Incluso, anima a que este consumo baje al 5 %, pues produciría beneficios adicionales para la salud, así lo afirma una investigación publicada en a la revista Diabetes Research and Clinicla Practice. Esta medida es capaz de prevenir enfermedades como la diabetes y de mejorar su manejo.

¿Cómo funciona el azúcar en el cerebro?

El cerebro, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Physiology & Behavior, consume 5,6 miligramos de glucosa por cada 100 gramos de tejido cerebral por minuto. En el cerebro de un individuo adulto, la mayor demanda de energía procede de las neuronas.

A pesar de que el cerebro representa menos del 2 % del peso corporal, gasta hasta el 20 % de la energía del total de la glucosa que fabrica el organismo, es decir, es su principal consumidor.

Cuando se ingieren alimentos que contienen azúcar, al introducirlos en la boca y entrar en contacto con las papilas gustativas de la lengua, estas manda señales activando los receptores de lo dulce en el tronco cerebral y, de ahí, a diferentes áreas del cerebro, donde la señal recibida activa el sistema de recompensa del cerebro.

De la misma forma, en el aparato digestivo también hay receptores del azúcar, los cuales van a enviar señales al cerebro indicando si existe sensación de saciedad o no. Los efectos que provoca el azúcar en el cerebro explican el por qué podríamos tener dificultades para controlar su consumo.

Produce adicción

El azúcar puede producir adicción, pero ¿cómo ocurre esto?… El activo principal del sistema de recompensa en el cerebro es la dopamina. Respecto a esto, se ha demostrado que si comemos alimentos ricos en azúcares, la respuesta de la dopamina por parte del cerebro no se nivela.

Por lo tanto, cuanta más azúcar comemos, más señales de recompensa seguirá mandando al cerebro, al igual que ocurre con algunas drogas como la cocaína o la heroína.

Debido a esto, cada vez que comemos cualquier tipo de comida azucarada, se activa en el cerebro una sensación gratificante, produciendo efectos adictivos sobre el cerebro. Existen estudios, como el publicado en el 2018 en la revista British Journal of Sports Medicine, que afirman que el consumo de azúcar es capaz de crear una adicción.

Aumenta el riesgo de padecer ciertas enfermedades

Sabemos, que el consumo excesivo de azúcar se refleja en enfermedades cardiovasculares, diabetes, hígado graso, cáncer, entre otras. Sin embargo, nuevos hallazgos han revelado que también pueden tener efectos negativos a nivel cerebral, produciendo inflamación o reacciones de carácter emocional, como pueden ser los siguientes:

  • Hiperactividad infantil.
  • Fatiga.
  • Insomnio.
  • Ansiedad.
  • Demencia.
  • Depresión.

Un estudio publicado en Scientific Reports, que incluyó 264 000 adultos mayores de 50 años, con 10 años de seguimiento, demostró que las personas que bebían diariamente más de 4 latas de bebidas azucaradas tuvieron mayor riesgo de padecer depresión, rondando cifras de casi el 30 %, en comparación con aquellos que no consumieron.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class