Salud

Causas y tratamientos de la onicólisis

La onicólisis puede provocar dolor o aumentar el riesgo de infecciones micóticas y bacterianas en la zona afectada. Te explicamos por qué se produce y cómo se trata.

Onicólisis proviene del griego onico que significa ‘uña’ y lisis que significa ‘destrucción’. Es una afección que consiste en que una uña o varias se desprenden de la piel que está debajo de ellas. Puede ocurrir tanto en las manos como en pies. No se considera grave.

Sin embargo, sí es cierto que puede ser el síntoma de una enfermedad potencialmente más severa. Por ello, en este artículo te explicamos por qué se puede producir y cómo se trata.

¿En qué consiste la onicólisis?

La onicólisis consiste en que la placa de la uña se separa del lecho ungueal. La uña está formada por células muertas endurecidas que contienen queratina. El lecho ungueal, por otra parte, es el tejido conectivo que se encuentra debajo, conectando con el dedo.

Se trata de un trastorno bastante frecuente. La razón es que puede tener múltiples causas, desde traumatismos o infecciones hasta enfermedades sistémicas.

Cuando tiene lugar esta afección y la uña comienza a separarse, su color varía. Este cambia en función de cuál sea la causa del cuadro. Por ejemplo, puede estar de color blanco opaco, gris, verde o amarillo.

El problema es que esta condición tarda meses en recuperarse. En concreto, suelen pasar entre 4 y 6 meses hasta que la uña vuelve a estar completa. En el caso de los pies, el tiempo puede ser mayor hasta que la uña se desarrolla por completo.

Según explica una publicación de Dermnet NZ, la superficie de la uña también puede variar con la onicólisis. Puede estar quebradiza, con muescas o tener pequeños hoyuelos. Además, suele distinguirse un borde irregular y definido entre la zona sana y la parte levantada.

En muchos casos es indolora. Cuando aparece dolor puede ser síntoma de una lesión inflamatoria o aguda. Del mismo modo, este levantamiento se puede producir de forma crónica o aguda.

¿Qué puede causar la onicólisis?

La onicólisis es una afección muy frecuente. La razón es que una de sus causas son los traumatismos. Tanto un golpe fuerte como los traumas repetidos pueden provocar que la uña se separe de la piel. Por ejemplo, cuando alguien se aprieta el dedo con una puerta.

Las infecciones constituyen otra causa común. Sobre todo las que son por hongos, que son típicas en los pies. De hecho, la candidiasis es uno de los problemas de salud que más se asocia a este problema. Las infecciones bacterianas, como las provocadas por pseudomonas, también.

Hay personas que sufren onicólisis por una reacción a ciertos productos químicos. Es frecuente que aparezca cuando se emplean ciertos esmaltes de uñas o quitaesmaltes muy agresivos. Incluso puede acontecer por una reacción alérgica a los mismos o a otra medicación.

Dentro de las enfermedades graves que pueden provocar que la uña se desprenda encontramos la psoriasis. La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel. La onicólisis es uno de los signos que se relaciona con una presentación más agresiva.

Ciertas carencias nutricionales, como el déficit de vitaminas o de minerales, también pueden dar lugar a este problema. Según afirma una publicación de Sochiderm, otras enfermedades como el lupus eritematoso sistémico, la anemia ferropénica y la diabetes lo provocan.

Otras causas son las siguientes:

  • Problemas de tiroides.
  • Patologías cutáneas, como el liquen plano, la alopecia areata y la hiperhidrosis.
  • Fármacos usados en quimioterapia, antihipertensivos y retinoides.
  • Estar expuesto continuamente a humedad e irritantes.

¿Cuándo se debe buscar ayuda de un médico?

Muchas personas tienden a darle poca importancia a este problema o a desestimar su relación con otras patologías. No obstante, la onicólisis puede ser signo de una afección grave. Por ello siempre es recomendable consultar con un médico.

Aunque no sea la causa principal, predispone a sufrir infecciones en la uña. Tanto las micóticas como bacterianas se pueden extender y provocar daños en el resto de los miembros si no se tratan.

Tratamientos disponibles para la onicólisis

El tratamiento de la onicólisis va a depender de la causa. Por eso es fundamental realizar un diagnóstico diferencial adecuado.

Además, hay que intentar que, una vez se ha producido el despegue de la uña, no aparezcan infecciones. La zona debe estar limpia y desinfectada. No se recomienda instilar agua debajo de la uña.

Cuando la causa de la onicólisis sea una infección por hongos, se recomiendan fármacos antimicóticos. Se administran en forma de cremas o ungüentos sobre la uña o el dedo.

Las enfermedades sistémicas, como los problemas de tiroides, deben ser tratados por un especialista. La idea es estabilizar las hormonas. Si se trata de un déficit de vitaminas o minerales, el abordaje suele basarse en modificar la dieta o en incluir suplementos.

Remedios y cuidados caseros

Existen ciertos remedios y cuidados caseros que pueden ser beneficiosos para la onicólisis. Por ejemplo, el uso de aceites esenciales, como el de árbol de té, mejora las infecciones por hongos.

La razón es que el aceite de árbol de té tiene propiedades antifúngicas naturales. No obstante, no debe sustituir ninguna prescripción médica.

Prevención y recomendaciones

La onicólisis puede prevenirse a veces. Sobre todo aquellos casos que se asocian a exposiciones constantes a agentes irritantes o a humedad. Es importante utilizar guantes o calzado adecuado.

También si se va a hacer deporte. No se aconseja llevar calzado cerrado y poco transpirable durante demasiadas horas. Además, mantener una dieta completa y equilibrada es fundamental. De esta manera se evitan carencias nutricionales de hierro, por ejemplo. Por otra parte, hay que intentar mantener limpias y cuidadas las uñas, al igual que evitar los traumatismos frecuentes en la zona.

Cualquier persona con una enfermedad tiroidea o psoriasis debe seguir las indicaciones de tratamiento establecidas por un médico. Si aún así no mejora, es importante volver a consultar.

La onicólisis no es grave, pero no se debe descuidar

La onicólisis es una afección frecuente que consiste en el despegamiento de las uñas de la piel subyacente. Puede ocurrir por múltiples causas, como traumatismos o agentes irritantes.

Aunque muchas veces sea algo benigno y autolimitado, también resulta un síntoma de otras patologías. Por ejemplo, de la psoriasis o de déficits nutricionales.

Por ello es fundamental vigilar esta condición y diagnosticar cuál es la causa que la ha provocado. Además, se suelen recomendar tratamientos para evitar que se produzca una infección de la zona que complique la evolución.

Te podría interesar…

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class