Non Plus Ultra

Falcon 10X, así es el jet privado con la cabina más espaciosa del mundo

El nuevo diseño de la compañía francesa Dassault Aviation ofrece hasta cuatro áreas de gran amplitud que van desde una suite privada con cama tamaño queen size, hasta una sala de entretenimiento con pantalla grande

Viajar en avión puede resultar muy incómodo, sobre todo cuando se realizan trayectos largos. Es por esto, que cada vez son más las compañías que optan por crear cabinas más espaciosas para ofrecer a sus clientes lo último en comodidad y tecnología, espacios que bien podrían compararse con las habitaciones de los hoteles cinco estrellas. Dassault Aviation ha diseñado el que es el jet de negocios más espacioso del mercado, un modelo que, además, es capaz de volar, gracias a su rango de 13.8990 kilómetros, de Nueva York a Shanghái o de Los Ángeles a Sydney sin escalas.

El Falcon 10X, nombre con el que ha sido bautizado, cuenta con una cabina con unas dimensiones de 16,4 metros de longitud,

 2,77 metros de ancho, 2,03 metros de alto y capacidad para ocho personas. Para hacerse una idea, el Gulfstream G700 y el Bombardier Global 7500 –competidores directos– disponen de un espacio más largo, pero más estrecho.

Este avión ofrece una cabina con hasta cuatro áreas separadas de gran tamaño – © Dassault Aviation

“El Falcon 10X ofrecerá una experiencia de pasajero inigualable en vuelos de corta y larga duración, junto con innovadoras características de seguridad de la tecnología de combate de primera línea de Dassault”, explicó Eric Trappier, presidente y CEO de Dassault.

Se puede personalizar los interiores y elegir desde una cama queen size hasta un dormitorio con ducha – © Dassault Aviation

Este nuevo modelo de la empresa francesa ofrece múltiples configuraciones interiores con espacios mucho más amplios y hasta cuatro zonas separadas de igual longitud –cada una con su propio control de temperatura–. Así, los propietarios podrán escoger interiores totalmente personalizados con área de comedor, zona de entretenimiento con todo tipo de dispositivos tecnológicos de última generación –que podrán ser controlados desde una app–, una suite con cama tamaño queen size y hasta una amplia habitación con ducha privada. Todo esto en un ambiente tranquilo y mucho más silencioso y con 38 ventanillas un 50% más grandes que las actuales, lo que asegura, también, una gran luminosidad.

Más allá de sus interiores de lujo, este avión buscará convertirse en un diseño de alto rendimiento, gracias a su ala de alta velocidad hecha de compuestos de fibra de carbono que le garantizarán una máxima resistencia y un peso reducido. La presurización también será la mejor del mercado, ya que los pasajeros experimentarán una altitud de presión de cabina de 3.000 pies mientras vuelan a 41.000 pies.

Este avión estará propulsado por un motor Rolls Royce Pearl 10X, aún en desarrollo – © Dassault Aviation

El Falcon 10X estará propulsado por el motor más eficiente y avanzado del momento, el Rolls Royce Pearl 10X, aún en desarrollo. La cabina de vuelo establecerá un nuevo estándar en diseño intuitivo con pantallas táctiles en toda la cabina con un sistema de control de vuelo digital de próxima generación derivado, directamente, de la última tecnología militar de Dassault, sistema que proporcionará un nivel sin precedentes de precisión y protección de vuelo. Lo mejor es que este avión podrá operar en condiciones de visibilidad prácticamente nulas gracias a su sistema de visión FaconEye® combinado con dos HUD capaces de servir como pantallas de vuelo principales.

Lo malo es que todavía habrá que esperar hasta finales de 2025 para ver este increíble modelo en funcionamiento.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class