Mundo

La Comisión Europea inicia un nuevo procedimiento sancionador contra Polonia y Hungría

Bruselas acusa a los dos países de discriminar a los colectivos LGBT

La Comisión Europea ha iniciado un nuevo paquete de acciones legales contra Hungría y Polonia, a causa de la aprobación reciente de leyes que se consideran discriminatorias hacia los colectivos Lgbtq. El anuncio coincide con la publicación de una sentencia del Tribunal Europeo de Luxemburgo en la que confirma el criterio ya adelantado en una medida cautelar, por el que declara que la creación en Polonia de una cámara disciplinaria para controlar a los jueces viola la legislación europea. La nueva acción disciplinaria contra los dos países puede terminar también ante la justicia europea y aumenta la tensión con estos dos gobiernos hasta un grado nunca conocido hasta ahora en la UE.

El caso contra Hungría se refiere a una ley recientemente aprobada que prohibía la representación de personas Lgbtq en libros, contenido educativo o en programas de televisión en horarios para menores de 18 años, una medida que la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, denunció como «vergonzosa» y que se suma al hecho de que más de un centenar de localidades polacas han aprobado resoluciones proclamando «zonas libres de ideología LGBT». Las autoridades húngaras consideran esta legislación como parte de su defensa de los valores tradicionales. El primer ministro recientemente expulsado del Partido Popular Europeo, Viktor Orbán, se habría inspirado en la legislación rusa que prohíbe lo que se considera «propaganda en favor de la homosexualidad».

En cuanto a Polonia, la Comisión reprocha a las autoridades de Varsovia que no hayan cooperado con sus investigaciones sobre esas «zonas libres de ideología Lgbt», y consideran que son discriminatorias. Los dos países tienen ahora un plazo de dos meses para responder y explicar sus razones, antes de que el Ejecutivo comunitario pueda decidir si prosigue por la vía de las sanciones.

Supremacía de la legislación nacional

El anuncio del inicio de este nuevo procedimiento sancionador se anunció este jueves justo después de que el Tribunal de Justicia de Luxemburgo dictaminara que la cámara disciplinaria creada en Polonia para castigar a los jueces es incompatible con la legislación de la UE.

La víspera, el Tribunal Constitucional polaco había declarado la supremacía de la legislación nacional a la hora de negarse a acatar las medidas cautelares que reclamaban precisamente que esa cámara disciplinaria se abstuviese de actuar en ningún caso.

Varsovia y Budapest tienen ahora dos meses para explicar al Ejecutivo comunitario las razones de su legislación

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, dijo el jueves que la decisión del Tribunal Constitucional de su país era «una conclusión obvia para cualquier ciudadano polaco de que nuestra Constitución es el rango legal más alto». Un portavoz de la Comisión dijo este viernes sin embargo que la institución europea «está profundamente preocupada por la decisión de ayer porque en realidad reafirma nuestras graves preocupaciones sobre el Estado de derecho en Polonia».

Desde que regresó al poder en 2015, el partido nacional-populista PiS (Ley y Justicia) se ha comportado de forma extremadamente extravagante respecto a la UE, hasta el punto de que en la prensa polaca habla ya de un camino hacia su salida, que ya se ha bautizado como ‘Polexit’.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class