Mundo

El Gobierno populista de Polonia eleva la tensión con la UE al rechazar la validez de la Justicia europea

El Tribunal Superior de la Unión había declarado ilegal la reforma judicial del país

El Tribunal Constitucional de Polonia emitió este miércoles una sentencia en la que establece que las medidas cautelares dictadas por el Tribunal Superior de la Unión Europea con respecto al poder judicial polaco entran en conflicto con la Constitución de la nación y por tanto no son vinculantes. Se trata de una medida que desafía abiertamente los principios y obligaciones que se desprenden de su pertenencia a la UE y abre un nuevo capítulo en la confrontación con la Comisión y el Parlamento europeos.

El defensor del pueblo polaco, Adam Bodnan, ha llegado a decir que el Gobierno nacional populista de Polonia ha emprendido el camino para sacar al país de la UE. «Estamos en el proceso de un ‘Polexit’ legal que se está llevando a cabo paso a paso», dijo Bodnar, después del fallo.

Por su parte, Donald Tusk, expresidente del Consejo Europeo, ex primer ministro polaco y ahora nuevo líder del partido de oposición Plataforma Cívica, acusó al gobernante Ley y Justicia (PiS) de «abandonar la UE». En un mensaje en redes sociales dijo que «solo nosotros, los polacos, podemos oponernos con éxito a esto».

Juzgar a los jueces

El fallo publicado este miércoles se refiere a la validez de la orden del Tribunal Europeo de Justicia que ha declarado ilegal la creación de una sala disciplinaria en el Tribunal Supremo de Polonia dedicada a juzgar a los jueces, y ordenaba la suspensión inmediata de todas sus actividades porque podrían socavar la independencia del Poder Judicial. El ministro polaco de Justicia, Zbigniew Ziobro, dijo que el fallo era un mensaje «contra la injerencia, la usurpación y la agresión legal por parte de órganos de la Unión Europea».

El Tribunal Constitucional aún debe pronunciarse más explícitamente sobre una pregunta que le había remitido el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, que pedía un pronunciamiento más genérico sobre si la legislación europea ha de prevalecer o no sobre las Constitución polaca y se da por seguro que la sentencia se pronunciará en la misma dirección, preservando la primacía de la legislación polaca, algo que las instituciones europeas no pueden tolerar.

El pulso entre la UE y el Gobierno nacional populista polaco (y el húngaro) está adquiriendo una tensión inesperada y probablemente acabará en una situación en la que cada vez queda menos espacio para una solución amigable. Morawiecki estuvo cenando anteayer martes en Bruselas con la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, pero no se informó del resultado de esta conversación.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class