Motor

Volvo ya no tendrá motores Volvo: Aurobay será su propio fabricante compartido con Geely, y no sólo para coches eléctricos

Que Volvo se esté convirtiendo en una de las marcas con más voluntad por impulsar el cambio hacia la movilidad eléctrica no es casual. Desde que forman parte de la corporación china Geely su modelo sostenible se está potenciando incluso con la incorporación de acero que no recurre a combustibles fósiles.

Geely Holding y Volvo han firmado un nuevo acuerdo para crear Aurobay. Se trata de una nueva empresa que será la encargada de producir los motores para ambas marcas, y no sólo motores eléctricos.

Aurobay producirá los motores eléctricos, híbridos y de combustión

En un sector globalizado y donde manda la especialización, Aurobay va a jugar un papel determinante para la asociación que se creó en 2010 con la adquisición de Volvo por parte de Zhejiang Geely Holding.

La nueva empresa tendrá como objetivo diseñar, producir y proveer de las soluciones de motorización tanto a Volvo como a Geely, siendo la encargada de desarrolar los motores eléctricos, los motores de combustión, las soluciones híbridas y las transmisiones que utilicen sus próximos coches.

Aurobay va a ser una sociedad participada conjuntamente entre Volvo y Geely, pero de entrada será Volvo quien transfiera sus activos de Powertrain Engineering Sweden, la filial de Volvo para la fabricación de motores. Todos los activos de Powertrain Engineering Sweden serán transferidos a Aurobay, incluyendo la fábrica de motores de Skövde (Suecia), la fábrica de motores de China y todo el material de I+D.

De esta forma Volvo va a quedar exenta del trabajo relacionado con las motorizaciones para recurrir a su propio proveedor. Una maniobra que forma parte del plan de negocio de Volvo para centrarse en una nueva gama de coches eléctricos de alta gama.

En su hoja de ruta el año 2025 será crucial para comprobar el rumbo hacia la electrificación, donde un 50% de sus ventas deberían ser coches totalmente eléctricos y la mitad restante híbridos. Sólo cinco años más tarde, en 2030, todos los Volvos vendidos deberían ser eléctricos.

Para Geely el acuerdo implica adquirir a través de una subsidiaria el know-how de Volvo y un departamento de I+D con músculo, además de aprovechar los desarrollos existentes y venideros en motores térmicos e híbridos para equipar en los coches de sus marcas.

A partir de ahí, el plan de Aurobay es ir más allá y convertirse en un proveedor global de motorizaciones de cualquier tipo para otros fabricantes.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class