Motor

El Grupo PSA moderniza Opel Figueruelas, que en 2021 ya ensamblará las baterías del Corsa eléctrico

El Grupo PSA se encuentra inmerso en un proceso de mejora de las instalaciones de Figueruelas, en Zaragoza, que se extenderá durante el próximo año con la creación de un taller de baterías para coches eléctricos propio y una planta fotovoltaica.

Estos son los dos pilares sobre los que se basará la actualización de la planta en 2021, siguiendo a la automatización del sellado en las partes móviles de las carrocerías, todos ellos dirigidos a reducir las emisiones contaminantes.

Comenzando por el nuevo taller de baterías en Zaragoza, la compañía explica que será muy similar al de Vigo y estará operativo en el primer trimestre de 2021 para ensamblar los módulos del Opel Corsa 100% eléctrico.

Dicha instalación se ubicará en el edificio 42 de la factoría aragonesa y contará con más de 5.000 metros cuadrados, que podrán ampliarse “cuando sea necesario a futuro ensamblar las baterías de otras versiones de modelos eléctricos”, detalla PSA.

La firma explica que esta decisión se debe a las necesidades derivadas de la buena acogida que ha recibido el compacto cero emisiones de Opel, pues ya supone el 16% de todos los Corsa fabricados y “hace necesario su montaje en la propia planta por motivos de capacidad, costes logísticos y eficiencia”.

Por su parte, la instalación fotovoltaica para autoconsumo tendrá una capacidad de 8,640MW y estará localizada en el área sureste de la factoría que va a ser realizada por la empresa Prosolia Internacional.

El nuevo proceso de sellado ahorrará 49 toneladas de material por año

En cuanto a la automatización del sellado en las partes móviles de las carrocerías (capó, puertas y portón trasero) acometida este mismo año, supone mejorar la eficiencia del proceso y atenuar el impacto medioambiental pues se reducirán 49 toneladas del material de sellado empleado cada año.

Esta labor se hacía hasta este año a mano y ahora, en lugar de tener que abrir las partes móviles de la carrocería, se ha empezado a utilizar una boquilla muy fina para acceder a través de la apertura entre las partes y el cuerpo de la carrocería.

Además, los coches tienen que estar parados durante el proceso. Por ello, se han instalado dos estaciones nuevas de ‘stop and go’ en cada una de las líneas y cada robot llevará una cámara de visión artificial para identificar exactamente la posición de la pieza, introducir la boquilla y sellar sin colisión.

En cada línea se han instalado cuatro robots que sellarán el capó, portón, puertas izquierdas y puertas derechas, respectivamente.

Cabe recordar que durante el cierre de verano se instalaron las estaciones de stop and go. Tras el periodo estival se realizó el montaje y puesta en marcha de los robots y sistemas de visión y,  finalmente, la línea 2 entró en producción en noviembre. La línea 1 hará lo propio a principios del año que viene.

Todo este proyecto de modernización hacia la industria 4.0 ha sido apoyado por el Gobierno de Aragón con 2.269.737,50 euros para el desarrollo de nuevos procesos para la automatización del sellado de partes móviles, una nueva planta de baterías para el desarrollo de vehículos eléctricos y también para el fomento de actividades de I+D relacionadas con la automatización de procesos, entre otros.

Asimismo, Aragón inyectará 1.730.262,50 euros a Opel para impulsar la creación de la instalación fotovoltaica.

El Grupo PSA, que este año romperá previsiblemente la barrera de los 500.000 coches fabricados en Vigo anualmente, también pretende pisar el acelerador de las nuevas tecnologías en Zaragoza desde 2021 para seguir creciendo.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class