Motor

Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico con las tarifas de la luz que hay en España en 2021

Comprarse un coche eléctrico empieza a ser una alternativa bastante viable para muchos conductores. El incremento de la capacidad de las baterías y la racionalización del uso del coche hacen que cada vez sean vehículos más aceptados por el gran público.

A medida que esta aceptación crece también lo hacen el resto de dudas asociadas, y posiblemente la más importante de ellas es cuánto cuesta recargar un coche eléctrico y cuándo hacerlo para ahorrar, especialmente con la nueva tarifa eléctrica de acceso 2.0TD. Vamos a tratar de recopilar los precios y las tarifas aplicables a la hora de afrontar la recarga tanto en un punto de carga doméstico como fuera de casa.

¿Cuánto dinero cuesta recargar un coche eléctrico en casa?

Para establecer una comparación homogénea vamos a imaginar que tenemos un coche eléctrico con una batería de 40 kWh, suficiente para hacer desplazamientos cotidianos en el día a día y recargarlo cada jornada al aparcar en casa.

¿Puedo enchufar un coche eléctrico en casa sin hacer nada? Sí. Ahora bien, tanto por consumo como por potencia demandada podemos tener que variar la potencia contratada en casa o ver qué opciones de tarifas se ajustan a nuestras necesidades. Los cambios de potencia contratada se pagan aparte, aunque hasta mayo de 2022 se podrán hacer dos cambios de potencia gratuitos.

La potencia contratada varía en función de la cantidad y el tipo de electrodomésticos, el tamaño, el tipo de calefacción o las personas que viven en el domicilio, es decir, va de la mano del consumo eléctrico. Lo más habitual para una casa pequeña es una potencia contratada de 3,45 kW y 15 A, pero si la compra de un coche eléctrico dispara el consumo tendremos que contratar quizá 6,9 kW y 35 A o superiores. Cada compañía establece los precios de estos términos pero son fijos en cada factura y no suelen variar demasiado.

Como las compañías suministradoras de electricidad pueden establecer libremente el precio del kWh, tomaremos el valor de referencia del precio voluntario para el pequeño consumidor recogido en el Real Decreto 216/2014 del 28 de marzo y que se puede consultar en el Portal de Transparencia de la Red Eléctrica Española (ESIOS).

Cabe recordar que la tarifa de PVPC está regulada por el Gobierno, y su coste varía cada hora del día en función de la oferta y la demanda. Estas tarifas solo las ofertan las Comercializadoras de Último Recurso, designadas por el Ministerio de Industria, a usuarios con potencias igual o inferior a 10 kW.

En lo que respecta a la nueva tarifa eléctrica de acceso 2.0TD, los peajes y cargos tienen 2 franjas horarias para la potencia y 3 franjas horarias para el consumo, con diferentes precios en todas ellas.

Los tres tramos horarios son: punta, llano y valle.

  • Punta (P1): de 10-14 h y de 18-22 h de lunes a viernes.
  • Normal (P2): de 8-10 h, de 14-18 h y de 22-24 h de lunes a viernes.
  • Valle (P3): desde las 00:00 h a 8 h los días laborables y las 24 horas de los sábados, domingos y festivos nacionales.

En Ceuta y Melilla el horario punta se retrasa una hora: empieza a las 11 horas y acaba a las 15 horas y por las tardes de 19 a 23 horas.

De modo que si tienes un coche eléctrico o híbrido enchufable y quieres ahorrar en la factura de la luz, desde junio debes cargarlo por la noche o aprovechar durante los fines de semanas o días festivos. En total habrá 88 horas valle a la semana, el 52% del total.

Sin embargo, el horario punta está concentrado en dos periodos de 4 horas: 10 a 14 horas y de 18 a 22 horas. En total habrá 40 horas punta a la semana, y el precio está siendo mucho más caro que antes.

Hablando de cifras, en ESIOS podemos ver cómo a día 2 de junio de 2021 a las 02:00 el precio del kWh era de 0,11253 euros/kWh para la tarifa 2.0TD, mientras que a las 12 am era de 0,23668 euros/kWh, y a las 22 horas era de 0,15092 euros/kWh.

Tomando como referencia el precio más bajo, el de la franja nocturna o valle (0,11253 euros/kWh), habrá que sumar los impuestos (Impuesto sobre la Electricidad del 5,1127% y el IVA del 21%), lo que nos dejaría un total de 0,1431 euros por kWh con el precio medio a día 2 de junio de 2021.

A efectos prácticos, cuando llega la hora de cargar el coche eléctrico, si hemos consumido la mitad de la batería en un día tendríamos que recargar 20 kWh, lo que nos dejaría unos tiempos de recarga de casi 6 horas para recarga a 3,45 kW (15 A) o 3,5 horas a 6,9 kW (35 A).

En el primer caso haríamos la recarga de 6 horas dentro de las ocho horas disponible del periodo valle tomando como referencia su tarifa reducida (20 kW / 6 h x 0,11253€/kWh), dando como resultado un coste de 0,38 euros. En el segundo caso, a 6,9 kW haríamos una recarga de 3,5 horas también aprovechando el tramo valle, lo que nos daría un coste de 0,64 euros. Mensualmente acumularíamos un gasto en recargas de 11,4y 19,2 euros, respectivamente.

A este gasto por recarga habrá que sumar el precio de la potencia contratada, un precio que depende de cada compañía. Tomaremos como ejemplo la Tarifa One Luz 3 Periodos de Endesa, cuyo valor es de 0,378113 €/kW. Con una potencia de 3,45 kW el coste mensual (30 días) sería de 39,13 euros y de 78,26 euros a 6,9 kW. Ambos precios incluyen, eso sí, el Impuesto de electricidad (5,11269632%) y el IVA (21%).

De esta manera, haciendo un uso constante del coche eléctrico y recargando 30 días (que en realidad serían menos para la mayoría de los casos), tendríamos un coste mensual de 50,53 euros para 3,45 kW,y de 97,45 para el de 6,9 kW con impuestos.

Este sería un gasto asociado de manera inseparable a la compra de un coche eléctrico que, además, siguen siendo una opción mucho más cara en cuanto al desembolso inicial en comparación con un coche de combustión tradicional. Pero, ¿se puede amortizar un coche eléctrico a través del ahorro en las recargas? Sí, pero habría que recorrer unos 200.000 km a lo largo de su vida útil.

Recargar el coche eléctrico fuera de casa

El precio medio en las electrolineras se mantiene en torno a los 0,50 euros por kWh recargado, aunque hay variaciones dependiendo de cada establecimiento. Así, una recarga de 40 kWh nos arrojaría un coste de 20 euros.

Además de las electrolineras, hay iniciativas de ámbito privado que pueden servirnos para cargar en casos concretos. El más conocido es el de Tesla y sus Supercargadores, que actualmente cuentan en España con una treintena de puntos repartidos por todo el territorio y una pléyade de puntos de carga en destino asociados.

Sin contar a los clientes más antiguos de la marca beneficiados con las recargas gratuitas, la marca sigue cobrando una tarifa de 0,31 euros por kWh. Recargar 40 kWh en una batería costaría 12,4 euros, aunque hay que tener en cuenta que sólo los propietarios de Tesla pueden conectarse a estos puntos de recarga.

Por otro lado está Ionity, que continúa su rápida expansión por Europa. Después de implantarse con una tarifa de 8 euros por recarga, la red de Ionitiy actualizó sus tarifas en enero de 2020 pasando a cobrar 0,79 euros por kWh. Este precio es considerablemente más caro que el resto de ofertas del mercado, pero será aplicable a aquellos que quieran recargar su coche sin tener un acuerdo de suministro con alguna de las marcas de la alianza.

De esta manera, los 40 kWh de recarga que hemos tomado de ejemplo pasarían a costar 31,60 euros. Una cifra muy superior al resto de opciones y que pasaría a interesar exclusivamente cuando no hay más remedio que recargar y no hay un punto de carga alternativo cerca.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class