Literatura

Juan Gómez-Jurado: «Para escribir para niños hay que tener algo de niños»

Juan Gómez-Jurado
Juan Gómez-Jurado
Spread the love

Celia Fraile GilABC

No es la primera vez que Juan Gómez-Jurado y Bárbara Montes escriben libros para niños. Juntos ya han creado la colección de ‘Los Rextacadores’ (B de Block). Pero ahora, la pareja apunta hacia los complicados lectores preadolescentes y para dar en el blanco usan el misterio. La punta de lanza de la nueva serie es ‘Amanda Black. Una herencia peligrosa’, que se publica en la misma editorial, pero seguirán más.

¿Es Black un reflejo juvenil de Antonia Scott, la audaz investigadora diseñada por Gómez-Jurado? Pues no, no lo escribieron pensando en la protagonista de ‘Reina Roja’, ‘Loba Negra’ y ‘Rey Blanco’. No obstante, el escritor reconoce que tiene que ver con las «personalidades femeninas que

nos interesan tanto a Bárbara como a mí». Amanda ya no necesita el refuerzo de las etiquetas de ‘fuerte’ ni de ‘valiente’ para serlo, como cualquier chica de su edad: «Hemos buscado que sea real, sobre todo -continúa el escritor-. Que fuera ella misma, con sus defectos, pero también con muchísimas virtudes y sin ningún tipo de prejuicio».

Amanda Black

Black tiene una difícil misión ante sí con los jóvenes lectores en el siglo XXI, pero cuenta como aliados con un ritmo trepidante y el misterio que la rodea desde la primera a la última página. A juicio de Bárbara, este último: «aporta ganas de leer, de seguir avanzando en la lectura, de seguir pasando páginas. El hecho de evadirte, de desear que esos personajes fueran tus amigos… Tiene mucho de bueno y esto no es nuevo. Los títulos que más leía cuando yo era pequeña eran los que me planteaban algún tipo de enigma porque yo quería saber qué iba a pasar a continuación. Creo que puede ayudar mucho a que los niños descubran qué significa disfrutar con un título».

Por eso, lo que ambos reflejan en esta nueva serie son «los libros que nos hubiera gustado leer con 10, 11, 12 años», apunta el autor «best seller». Y quizá incluso ahora porque, según Juan, «la clave de la literatura infantojuvenil es que está pensada para los niños, pero que puede disfrutar todo el mundo. Eso es esencial. Me contaba anoche Bárbara que acaba de salir un cómic de ‘Las Brujas’, de Roald Dhal y me lo voy a comprar. Es una de las obras maestras del género en el siglo XX y en casa todos adoramos a Dhal. Somos muy viejos ya y, sin embargo, nos flipa porque, además, para escribir para niños hay que tener algo de niños».

Desde luego, se han divertido como tales trufando el libro de tropos y metareferencias que van sumergiendo al lector «en un universo cercano al cine de aventuras de los años ochenta, en el que nos puede parecer natural que un niño esté solo en un tren. Veías ‘Los Bicivoladores’, ‘Los Goonies’… En él los chicos se sienten muy identificados con un personaje que vive en un mundo en el cual los adultos o son perniciosos o inoperantes, como el de ‘ET’, como el de Spielberg», aclara el escritor.

La cosa se pone más seria cuando aparece el ‘bullying’. Montes, también psicóloga infantil, explica que «ese tipo de acoso suele venir por algún tipo de diferencia y lo que intentamos explicarles es que no está mal ser diferente y tampoco lo está no sólo defenderse a uno mismo, sino defender a otro niño que veas que lo está sufriendo». «Bueno, eso desde el punto de vista de Bárbara -interviene Juan-, que tuvo una personalidad mucho más desarrollada que yo en la infancia y siempre fue de las que sacaba la cara por los demás en el patio del colegio. Para mí es un tema clave porque personalmente estaba en el otro extremo, era el que cobraba y al que zurraban». Al oír esas palabras, la escritora no puede evitar saltar de nuevo: «Yo te hubiera defendido».

 

 

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class