Literatura

Arqueólogos españoles descubren la sala de banquetes más lujosa del Imperio Romano

triclinio-kiqG--620x349@abc
Spread the love

Ángel Gómez FuentesABC

Se trata de un triclinio acuático hallado en Villa Adriana: es un comedor para tres personas levantado sobre unos pilares de mármol, rodeado de agua, un ejemplo único de la arquitectura que cultivó el emperador Adriano

Rafael Hidalgo Prieto, director de la excavación, ha explicado a ABC que se trata de un hallazgo «único», un auténtico «bombazo»

El nuevo descubrimiento en Villa Adriana es excepcional. En la zona del ‘Palazzo’, el área más antigua de la grandiosa y refinada residencia imperial de Adriano, un lugar legendario cerca del municipio de Tívoli, a 30 kilómetros de Roma, ha aparecido un triclinio acuático, una suerte de comedor en una plataforma de mármol, rodeada de agua, como si se tratara de una isla, en un ambiente opulento, de lujo y de voluptuosidad, algo excepcional que no se conocía en el mundo romano. El descubrimiento arqueológico ha sido calificado de «bombazo», dada su originalidad y absoluta novedad, por el profesor Rafael Hidalgo Prieto, que dirige las excavaciones en esta área de la Villa con un equipo de profesores

e investigadores de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, con los que, desde 2003, realiza campañas de excavación arqueológica en el lugar.

«Lo que hemos encontrado es un ninfeo, una fuente monumental; es como una gran piscina con fuentes alrededor, en la que sobre unos pilares de mármol el emperador Adriano coloca unas pasarelas, también de mármol de Carrara, donde se disponía un triclinio, una sala de banquetes acuática, donde tienes la sensación de estar flotando sobre el agua en una plataforma de mármol», explica a ABC el profesor Hidalgo. «Estás encima de una piscina, con las fuentes de agua detrás, con el rumor del agua siempre presente en el banquete, con la visión delante del jardín. Esto es absolutamente único en el mundo. No hay ninguna sala de banquete tan sofisticada como esta que hemos encontrado en Villa Adriana», apostilla.

Un banquete íntimo con el emperador

Adriano, de origen hispano, emperador entre el 117 y 138, sobrino del bético Trajano, al que sucedió, demostró con este triclinio acuático su gusto refinado mezclando el lujo, relax, agua, luz y naturaleza, un escenario que no puede ser más sugestivo. «En todo el mundo romano no hay nada parecido. Hay una idea de opulencia que aparece muy a menudo en Villa Adriana. El emperador quiere mostrar cosas que sean apabullantes para el visitante, algo que no se haya visto en ningún otro sitio del mundo y que solo está en Villa Adriana».

El triclinio acuático de Villa Adriana
El triclinio acuático de Villa Adriana

Este comedor acuático ofrecía una experiencia exclusiva, al alcance de muy pocos: cenar con el emperador en la intimidad. «Es una idea de suntuosidad: se trata de poder tener un banquete íntimo con el emperador –el triclinio es pequeño, solo para tres personas-, comiendo en una especie de palafito encima del agua, un escenario en el que había unos prótomos de león en los cantos de la plataforma con un surtidor en la boca de donde también brotaba el agua… Es de una suntuosidad única que no se había dado nunca en ningún otro momento en la arquitectura romana, ni posteriormente llegan a ese nivel de opulencia, de lujo, creando esa escenografía que sorprenda siempre al visitante», detalla el investigador.

Otro gran hallazgo

Pero hay más. En la misma zona del «Palazzo», en la que comienza a vivir Adriano cuando está organizando la construcción del resto del complejo de la villa, el equipo que dirige el profesor Rafael Hidalgo ha descubierto otra sala de banquetes (‘stibadium’). Es igualmente un descubrimiento extraordinario, porque se trata de una sala íntima que es el precedente del célebre Serapeo del Canopo, la sala de banquete situada al fondo del gran estanque o piscina decorativa del jardín de la Villa de Adriano que evoca el río Nilo que conectaba la ciudad homónima de Canopus, lugar de un templo famoso dedicado a Serapis, en Alejandría.

Un grupo de arqueólogos trabajan en el triclinio estivo de Palazzo, que sirvió de modelo para el diseño del complejo del Serapeo-Canopo
Un grupo de arqueólogos trabajan en el triclinio estivo de Palazzo, que sirvió de modelo para el diseño del complejo del Serapeo-Canopo

Según el egiptólogo Jean-Claude Grenier, la enorme piscina rodeada por columnas y decorada con figuras de las cariátides, es una recreación simbólica del viaje de Adriano a Egipto, del que Adriano regresó con numerosos materiales y estatuas y durante el que murió de forma misteriosa su gran amor, el joven Antinoo. «Lo que hemos encontrado en la zona del ‘Palazzo’ –explica el profesor Hidalgo- es el precedente del Canopo, el modelo a partir del cual se construye esa gran zona de banquetes de representación que es el Canopo; lo que hemos descubierto es a una escala más pequeña, de proporciones mucho más reducida, pero es el mismo esquema: una sala de banquete, con la exedra de planta semicircular, las fuentes alrededor del lecho de banquete y con un jardín delante; es decir, en este caso, en lugar del estanque del Canopo, hay un jardín. Es un descubrimiento de gran importancia, porque es el inicio del Canopo, es una idea, a pequeña escala, que a Adriano le gusta y a partir de la cual construye de manera ya muy monumental el complejo que conocemos como Canopo-Serapeo».

Modernidad arquitectónica

Mientras la sala de banquetes y el triclinio acuático corresponden al área íntima del emperador Adriano, el complejo monumental Canopo-Serapeo es el corazón de la mundanidad, uno de los escenarios más evocadores de la Villa de Adriano, un gran espacio para la representación del poder a través de espectaculares fiestas y banquetes, que se enriquecía con asombrosos y excepcionales juegos de agua. Algo insólito para esa época. Todo ello es reflejo de la modernidad arquitectónica que representa Adriano, un emperador con gran apego a la creación artística, plasmada en Villa Adriana, en la que introdujo innovadoras arquitecturas.

«La arquitectura de Adriano es tan moderna para su época, que no tuvo influencia luego tras la muerte de Adriano, porque es demasiado atrevida, demasiado moderna y supera la capacidad que tiene en ese momento la arquitectura romana de asumir las innovaciones. En Villa Adriana, el Teatro Griego tiene una forma ovalada, el único ovalado en todo el Imperio Romano. Los teatros en la antigüedad son o a la griega (ultrasemicirculares) o a la romana (semicirculares). Adriano se inventa un teatro ovalado, lo cual es demasiado para la arquitectura romana y no lo imitan. Él se inventa una cosa nueva: la arquitectura de Adriano ya no es ni arquitectura griega ni arquitectura romana, es arquitectura adrianea, es decir, es la traducción de las influencias griegas dentro de una mentalidad netamente romana», asevera Hidalgo.

 

 

Villa Adriana es un referente para la investigación internacional. De ahí que los descubrimientos del equipo de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla en Villa Adriana, llevados a cabo con el apoyo del Istituto de Villa Adriana y Villa d’Este, hayan tenido una gran acogida entre los investigadores internacionales, porque «hemos logrado aportar novedades excepcionales», comenta el profesor Hidalgo. Ya prepara una nueva expedición para el mes de abril: «Todavía hay muchísimo por excavar y descubrir. Cualquier proyecto de excavación arqueológica que se pone en marcha en Villa Adriana obtiene grandísimos resultados».

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class