La Cocinita

Recetas de Ostras gratinadas a la Rockefeller; receta para lucirse en Nochevieja

Las ostras, tengan o no tengan perla en su interior, son un manjar considerado de lujo, aunque hoy en día no son más caras que otros productos gastronómicos y todos podemos comprarlas de vez en cuando para una ocasión especial. Quizás por esa asociación a producto exclusivo, surgió la receta de ostras gratinadas a la Rockefeller, que os vamos a contar hoy.

Parece ser que este plato fue creado en el restaurante de Jules Antoine en Nueva Orleans en 1899, y estaba tan rico, que su nombre se asoció al hombre más rico del mundo en aquel momento, el millonario Rockefeller. La receta original se perdió y la que os enseñamos hoy es la interpretación de la escuela de August L’Ecoffier de cómo debía ser este plato. Incluso se cuenta que para lograr el color verde legendario que Jules Antoine añadió un toque de absenta, la bebida más popular por entonces.Montornés del Vallés

Ingredientes

Para 2 personas
  • Ostras (4)
  • Espinaca fresca100 g
  • Chalota1
  • Mantequilla50 g
  • Diente de ajo1
  • Panko15 g
  • Queso parmesano15 g
  • Sal y pimienta al gusto
  • Licor de anís (un chorrito)10 ml

Cómo hacer ostras a la Rockefeller

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total10 m
  • Elaboraciónm
  • Cocciónm

Comenzamos preparando una mantequilla de ajo. Picamos el diente muy fino y lo rehogamos con la mantequilla durante unos minutos. Después sacamos la mitad de esa mantequilla y la ponemos en un cuenco al que agregamos el pan rallado tipo panko, sal, pimienta y el parmesano, removiendo y haciendo una mezcla para cubrir las ostras al final de la preparación y gratinarlas.

En la otra mitad de la mantequilla con ajo que tenemos en la sartén, añadimos una chalota también muy picada y la pochamos un par de minutos. Agregamos las hojas de espinacas y removemos hasta que se queden muy reducidas. Entonces desglasamos con un poco de anís, Pernaud o cualquier licor anisado.

Abrimos las ostras y las acomodamos en una fuente de hornear con sal gruesa para que se queden firmes sin que se salga su líquido. Rellenamos las ostras con una capa de las espinacas al Pernaud y con otra de la mezcla de pan rallado.

Gratinamos durante dos o tres minutos con la puerta del horno entreabierta y a 225ºC de temperatura, vigilando para que no se quemen demasiado. Servimos en la misma fuente de horno, calculando una o dos ostras por persona.

Con qué acompañar las ostras a las Rockefeller

Lo mejor para acompañar la receta de ostras a la Rockefeller es servirlas con una copa de champagne muy fría. Si las tomáis como entrante, podéis continuar el menú con un consomé clásico, y un pescado al horno para completar el menú.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class