La Cocinita

Pechugas de pollo a la plancha con vinagreta de mostaza: receta fácil y rápida perfecta para la cena

Pechugas de pollo
Spread the love

Las pechugas de pollo son un recurso habitual en muchos hogares, no solo para dietas de adelgazamiento o proteicas. A pesar de que recomendamos recurrir a salmuerasmarinados y otras técnicas para darles sabor, a veces el tiempo apremia y se nos echa encima la hora de la cena. En un apuro, esta receta de pechugas a la plancha con vinagreta es ideal para tener la mesa lista en menos de media hora.

El plato ganará en sabor si invertimos en carne de buena calidad, con pollo de corral de verdad. En cualquier caso, la clave de esta preparación está en machacar un poco las pechugas con un mazo de carnicería o un rodillo de cocina, y dorarlas bien por un lado para dejar un exterior caramelizado y ligeramente crujiente, antes de darles la vuelta y terminar la cocción.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Pechuga de pollo (mejor de corral) sin piel2
  • Vinagre de Jerez o sidra20 ml
  • Diente de ajo pelado1
  • Mostaza de Dijon (1 cucharada)10 ml
  • Zumo de lima o limón y su ralladuraml
  • Aceite de oliva virgen extra y más para cocinar50 ml
  • Cebollino fresco
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Cómo hacer pechugas de pollo con vinagreta de mostaza

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total20 m
  • Elaboración10 m
  • Cocción10 m
  • Reposom

Atemperar la carne fuera de la nevera y de su envase. Mientras, rallar fino el diente de ajo y mezclar con el vinagre, la mostaza y el zumo de lima o limón. Añadir el aceite batiendo con varillas hasta emulsionar. Salpimentar, probar y corregir la consistencia si ha quedado muy espeso; si tiene un sabor fuerte, rebajar con algo de agua.

Colocar una base de vinagreta en los platos de servir. Secar las pechugas de pollo con papel de cocina y disponer entre dos hojas de papel sulfurizado de hornear. Golpear con un mazo de carne o con un rodillo para aplanar cada pechuga. Salpimentar por ambas caras generosamente.

Pechugas de pollo

Calentar un par de cucharadas de aceite de oliva en una buena sartén, preferiblemente de hierro, y cocinar las pechugas a potencia medio-alta, presionándolas primero firmemente con una espátula durante cinco minutos. Si no caben bien, hacerlas por separado.

Pasado el tiempo, dar la vuelta y cocinar por el otro lado unos 2 minutos más, según el tamaño y grosor. Retirar y disponer sobre la vinagreta de los platos; dejar reposar 4-5 minutos para que se asiente la carne. Cortar en piezas y añadir más salsa por encima. Terminar con ralladura de lima y cebollino picado.

Con qué acompañar las pechugas de pollo con vinagreta

La autora original de esta receta de pechugas a la plancha las acompaña con una ensalada sencilla de rabanitos y escalonias, pero podemos servirlas con cualquier hortaliza que tengamos o nos guste como guarnición. La salsa es un aliño estupendo para ensaladas de hojas verdes, verduras de primavera como los espárragos o para dar sar sabor a patatas cocidasarroz o algún otro cereal.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class