La Cocinita

Guiso de cordero a la marroquí: receta sencilla en tajine

Spread the love

Las recetas de carne de cordero que la mayoría hacermos en casa más a menudo, son la paletilla de lechal asada en el horno y las clásicas chuletillas de cordero cocinadas en el horno. Además de estas elaboraciones, la carne de cordero lechal que durante la primavera está más rica que nunca, -es el momento en que nacen más corderos-, también es perfecta en estofados como el guiso de cordero a la marroquí que os vamos a enseñar hoy.

Utilizando las siempre efectivas mezclas de especias ras el hanout o cualquier otra mezcla de vuestro gusto, y cocinando la carne de cordero en un tajine para que se haga despacito, el resultado es un guiso magnífico de los que alegra cuerpo y alma.

Si queréis variar, también podéis dar una vuelta a esta receta, haciéndola con carne de cabrito o chivo, variando las especias o añadiendo unas patatas en trocitos o cachelos que se puedan cocer dentro del tajine, para tener un poco más de guarnición. También podéis aprovechar y dar salida a una berenjena o un calabacín que tengáis medio abandonado en la nevera.

 

 

Ingredientes

Para 3 personas
  • Carne de cordero en trozos procedente de la pierna, 1 kg600 g
  • Pimiento verde italiano en rodajas1
  • Pimiento rojo en rodajas0.5
  • Cebolla en juliana0.5
  • Ras el hanout dos cucharaditas de postre
  • Aceite de oliva virgen extra 4 cucharadas soperas
  • Ciruelas pasas6
  • Perejil fresco para decorar
  • Caldo de verduras aproximadamente, para cubrir300 ml
  • Zanahoria en rodajas2

Cómo hacer guiso de cordero a la marroquí en tajine

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total40 m
  • Elaboración10 m
  • Cocción30 m

Cocinar la carne de cordero en un tajine es toda una experiencia ya que el diseño de este utensilio de cocina hace que se concentren sabores y aromas de manera muy pronunciada. La víspera, dejamos en remojo las ciruelas para que se rehidraten.

Comenzamos friendo las tajaditas de cordero sazonadas con ras el hanout, en aceite de oliva virgen extra. Al comprar esta carne pediremos al carnicero que nos trocee la pierna en porciones pequeñas. También podemos utilizar cuellos de cordero, que son muy económicos.

Una vez cocinado el cordero, lo sacamos de la sartén y reservamos. Picamos bien las hortalizas y las cocinamos también en la sartén. Una vez todo pochado, retornamos el cordero y añadimos medio vaso de caldo de verduras -o de carne- y las pasas de ciruela rehidratadas, y en cuanto empieza a cocer, lo pasamos al tajine de barro.

Cocinamos a fuego medio hasta que vuelva a hervir y tapamos el tajine con su cúpula, bajando el fuego al mínimo y cocinando durante 30 minutos hasta que nuestro guiso esté tierno y sabroso.

Con qué acompañar el guiso de cordero a la marroquí en tajine

Como esta receta de guiso de cordero a la marroquí en tajine ya incluye algo de guarnición, hemos acompañado el plato con arroz blanco, y siendo como es un plato contundente, os recomendamos rematar este plato con una clásica ensalada mutabal al estilo de Jordania que complementará perfectamente un delicioso menú.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class