La Cocinita

Dónde comerse los mejores espetos de sardinas de Málaga (y de la Costa del Sol)

Empalada la sardina en la caña, la barca llena de la brasa y las playas malagueñas como telón de fondo. Si hay un sabor y olor del verano en la Costa del Sol, es el del espeto de sardinas, reinas parrochas y manolitas de una finger food a la que no se resisten ni locales ni turistas.

Los ingredientes son pocos, pero la ciencia es mucha en este noble arte donde solo interviene el pescado, la caña, la brasa y una pizca de sal. Amén de eso hay que saber una mijita de viento, pila sobre grados e inclinación y, sobre todo, una pechá sobre cómo colocar correctamente la sardina.

Además de ella, los malagueños han encontrado en el espeto, desde Nerja y Cómpeta, en el límite con Granada hasta Manilva y Casares, en la linde gaditana, el equilibrio perfecto para que el verano en las playas sea más sabroso que nunca.

Chiringuitos a lo largo de toda la Costa del Sol se suceden así, como los que te contamos con esta gastroguía costasoleña o en los locales imprescindibles de la propia capitalcompartiendo escena entre arena y pareos.

Hoy, en ese afán chiringuitero y a pie de playa, nos ponemos en danza para deciros dónde comer los mejores espetos de sardinas de Málaga y de la provincia para que vayáis a tiro hecho y mesa puesta estas vacaciones.

Dónde comer los mejores espetos de Málaga

Por toda la provincia, de este a oeste, e incluso de norte a sur aún en lugares donde la playa no se divisa, el espeto ha penetrado como bandera gastronómica malagueña. Acertar no es fácil porque las apuestas se cuentan por centenas, pero siempre hay algunos restaurantes infalibles.

Hoy nos proponemos rescatar para ti una decena de locales en los que el espeto lleva la voz cantante, a pie de jábega y caña en mano, para demostrar cómo la alta cocina también se puede hacer con la arena de la playa a modo de baldosa.

Chiringuito Victoria, Torre del Mar

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de @chiringuitovictoria

Si estamos en la zona este de la Costa del Sol, triunfar a base de espetos tiene algunas direcciones inamovibles. Una de ellas es el Victoria, un chiringuito icónico en la playa que da nombre al pueblo y que es parada clave de turistas y nativos.

Se borda la sardina, lógicamente, que es a la que nos aferramos, pero en sus espetos caben pescados de mayor calibre y también la demostración de que el pulpo también se puede empalar. Buen servicio, ticket medio amable y, eso sí, en verano conviene asegurar la mesa con una llamada.

Chiringuito Victoria. Paseo Marítimo Levante, 9, 29740 Torre del Mar, Málaga. Teléfono: 625 48 32 07.

Rocamar, Málaga (Huelín)

 

Si buscásemos en el diccionario la palabra ‘chiringuito’, podríamos encontrar el Rocamar como foto para ilustrarlo. A pie de playa, en pleno Huelín, acercarnos a él significa asegurar el tiro en lo que a espetos se refiere.

Pocas pretensiones, una carta marinera y llena de fritura, y espetos en condiciones con sardinas de buen calibre son los argumentos para acercarse a este local y saciarse a base de espetadas sin muchas complicaciones en Málaga capital.

Chiringuito Rocamar. Paseo Maritimo Antonio Machado, 29002 Málaga. Teléfono: 673 35 27 67.

Dolores El Chispa, Nerja

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de (@barelchispa)

Aunque la pureza en la elaboración del espeto de ‘El Chispa’ no sea total porque no lo hacen en barca, la calidad de su sardina y el punto de su asado es perfecto, así que es otra opción fundamental en la zona oriental de la provincia.

El local es todo un icono de la restauración costasoleña, ubicado en el centro de Nerja, que lo hace muy frecuentado tanto por clientes locales como por los turistas que por aquí pasan.

Dolores El Chispa. Calle San Pedro, 12, 29780 Nerja, Málaga. Teléfono: 952 52 36 97.

Casa Kiko, Rincón de la Victoria

 

El templete que Casa Kiko tiene en la playa de Rincón de la Victoria, a 18 kilómetros de Málaga ciudad, lo convierte en casi templo de peregrinaje para aquellos que se sorprenden de la maestría espetera de este referente.

A purísimo pie de playa, con volteo de jábega incorporado, madera de olivo y cañas peladas a mano, todo lo que aquí se gesta en torno al espeto es para deleitarse. Así pasa con sus sardinas, que vuelan.

Casa Kiko. Calle Carmen Bravo López la Partera, 18, 29730 Rincón de la Victoria, Málaga. Teléfono: 699 47 72 33.

El Caleño, Pedregalejo

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de @mr.holyglory

Si hay una Meca del espeto cuando hablamos de la ciudad de Málaga, tenemos que referirnos a Pedregalejo, el referente en barrio de pescados de la capital malagueña (aunque ahora las cosas ya son bien distintas). Sus playas y calas son el refugio del malacitano cuando ‘sale de casa’ y los espetos de estas playas, infalibles.

El Caleño es uno de esos locales de larga cátedra, más de 30 años, y sus espetos son apuestas a caballo ganador, aunque puedes combinar la apuesta espetera con mariscos locales y pescaíto frito de mucha calidad. ¿Necesitas algo más?

El Caleño. Paseo Marítimo el Pedregal, 49, 29017 Málaga. Teléfono: 952 29 00 06.

Miguelito El Cariñoso, Pedregalejo

Si hay una Meca del espeto cuando hablamos de la ciudad de Málaga, tenemos que referirnos a Pedregalejo, el referente en barrio de pescados de la capital malagueña (aunque ahora las cosas ya son bien distintas). Sus playas y calas son el refugio del malacitano cuando ‘sale de casa’ y los espetos de estas playas, infalibles.

El Caleño es uno de esos locales de larga cátedra, más de 30 años, y sus espetos son apuestas a caballo ganador, aunque puedes combinar la apuesta espetera con mariscos locales y pescaíto frito de mucha calidad. ¿Necesitas algo más?

El Caleño. Paseo Marítimo el Pedregal, 49, 29017 Málaga. Teléfono: 952 29 00 06.

Miguelito El Cariñoso, Pedregalejo

Otro santuario en El Pedregal para dar cuenta de algunos de los espetos más cotizados de Málaga, todo ello a pie de playa, pero perfectamente acondicionado para que el comedor sea una zona tranquila incluso en días de viento -que son pocos, para qué engañarnos-.

Mucha leña y mucha sardina son las bases de este pequeño emporio donde los espetos vendidos por servicio se cuentan por decenas y donde, lógicamente si estás en verano, debes asegurar tu presencia vía telefónica si quieres tener mesa.

Miguelito El Cariñoso. Paseo Marítimo el Pedregal, 77, 29017 Málaga. Teléfono: 952 29 94 43.

El Gabi, El Palo

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de cenados (@cenadosblog)

Difícilmente vas a encontrar aquí otro acento que no sea malagueño porque ‘El Gabi’ es uno de esos rincones no tan de guía a los que acercarse. Otro básico de la zona de El Palo, con casi 50 años de historia a sus espaldas, donde el espeto marca el tempo de la cocina.

Sencillo, honesto y con espetos como mandan los cánones: en jábega, en caña y con un punto justo de sal y una grasita irresistible. Imprescindible si se está en la zona de El Palo.

Restaurante Gabi. Calle Quitapenas, 73, 29017 Málaga. Teléfono: 952 29 71 51.

Los Tres Pepes, Marbella

 

Qué tendrá Marbella… y es que, además de mucho ocio y más acentos que las Naciones Unidas, Marbella ‘pueblo’ y sus playas son imán irresistible para los que buscan pescado de calidad, que aquí se borda en el espeto (incluso más allá de la sardina) y en los mariscos cocidos.

En este caso, vitualla segura espera en Los Tres Pepes, icono espetero, del marisco y de la fritura, con La Fontanilla marbellí como escenario, donde llevan sentando cátedra desde hace seis décadas. No es el chiringuito más barato de la Costa del Sol, pero es una garantía de producto.

Chiringuito Los Tres Pepes. Calle Arcos 1 Playa de la Fontanilla, 29602 Marbella, Málaga. Teléfono: 952 77 89 30.

Marbal-la, Marbella

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Marbal-la (@marbal.la1969)

El Marbal-La, que a veces encontrarás bautizado como Chiringutio Pepes, sobre todo entre el público local, es otro de esos lugares donde el fallo no se contempla en lo que a espetos se refiere, trabajando el jurel y la sardina con mucho éxito.

También se asan pescados ‘mayores’ con los cánones del espeto, y se fríe muy buen pescado (boquerón, rosada y chanquete con mucha maestría), así que es otro de esos lugares donde no marrar el tiro. La única pega, que es relativamente caro en los espetos.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class