La Cocinita

Arroz frito chino, estilo chaufa: la mítica receta de la cocina chifa, donde China y Perú se dan la mano

Arroz frito chino
Arroz frito chino
Spread the love

Miguel Ayuso – Directo al paladar

El arroz frito es un plato emblemático de la cocina china, de origen milenario. Aunque cuenta con muchísimas versione, lo importante es el procedimiento por el cual se fríe el arroz en el wok, con verduras, tortilla, carnes y salsa de soja.

Hacerla a la perfección el arroz frito no es fácil, entre otras cosas, porque, tradicionalmente, se elabora en woks de base ovalada y con fuego directo. Ahora bien, podemos imitar bastante bien la receta en una cocina de inducción o vitrocerámica, con un wok de base plana, sencillamente cocinando la receta por partes.

Para hacer esta receta hemos escogido los ingredientes más habituales del arroz chaufa, que no es otra cosa que el arroz frito que popularizaron los emigrantes chinos en Perú, y que suele llevar siempre cebolletas chinas, pimiento, jengibre, pollo y salchichas (quizás el ingrediente menos chino de la mezcla). Los ingredientes, en cualquier caso, son completamente reemplazables. Podemos prescindir de la carne para tener un plato vegano y, si no encontramos cebolletas chinas, podemos usar ajetes, que son muy parecidos, o cebolleta fresca normal.

Respecto al arroz, siempre debemos usar un arroz de grano largo, que debemos cocinar previamente como más nos guste, procurando que quede al dente, tirando a duro, porque queremos que al freírlo tenga algo de mordida. La receta de arroz blanco en olla exprés es ideal para esta elaboración, aunque se puede hacer de forma convencional, reduciendo un poco los tiempos.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Arroz de grano largo 300 g
  • Huevos 2
  • Salsa de soja
  • Pechuga de pollo 1
  • Salchichas frescas 3
  • Cebolleta china 4
  • Aceite de girasol
  • Pimiento rojo 1
  • Jengibre fresco un trozo pequeño
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer arroz frito chino, estilo chaufa

Dificultad: Media
  • Tiempo total 20 m
  • Elaboración10 m
  • Cocción10 m

Antes de encender el wok, debemos cortar todos los ingredientes en trozos pequeños (recordad que en Asia nadie utiliza cuchillos para comer), además de tener listo el arroz blanco ya cocido y una tortilla francesa de dos huevos.

Cuando tengamos listos todos los ingredientes, echamos aceite de girasol en el wok (si queréis un sabor más asiático podéis usar también aceite de sésamo) y lo encendemos a potencia fuerte. En cuanto el aceite esté caliente, echamos el pollo y las salchichas, salpimentados Cuando estén bien cocinadas, las retiramos y, en el mismo aceite, echamos toda la verdura, y un poco más de sal y pimienta negra recién molida.

Removemos todo bien y, pasado solo un minuto (nos interesa que la verdura esté crujiente), echamos de nuevo el arroz y la carne y un poco más de aceite. En este momento, es importante que movamos bien el wok, con ayuda también de una espátula, para que el arroz se fría, pero no se pegue.

Pasado medio minuto, echamos salsa de soja por el borde del wok, lo que permite que se caramelice, removemos bien y seguimos cocinando durante aproximadamente medio minuto, hasta que veamos que los granos de arroz están crujientes. Servimos inmediatamente.

Con qué acompañar el arroz chaufa

Este arroz es un completo plato único, que no necesita más acompañamiento que agua fresca o una cerveza fría. Ahora bien, si quieres completar la experiencia, puedes preparar alguna otra receta china o peruana, como el lomo saltado o la causa rellena.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class