Interesante y curioso

Un mensaje de Susana Díaz al móvil de Sánchez inicia la batalla del PSOE andaluz

La líder andaluza acepta el desafío de Moncloa y anuncia que se presenta a las primarias contra Juan Espadas, el candidato que quiere Ferraz. Los ánimos están muy encendidos.

Parecían dos términos ya descatalogados y en extinción, pero el sanchismo y el susanismo han cobrado este jueves de nuevo plena actualidad. La gran batalla de la era reciente del PSOE va a reeditarse en su versión 2.o, la guerra total por el último reducto que aún no controla el inquilino de Moncloa. Comienza de una forma gráfica, con Susana Díaz revelando que Sánchez ni siquiera le coge el teléfono.

En este enfrentamiento fraticida, acelerado por el líder tras comprobar los efectos del terremoto Ayuso y el hundimiento histórico del PSOE de Madrid con Ángel Gabilondo, va a tener dos protagonistas, aunque uno de ellos es, en realidad persona interpuesta.

En una esquina del ring de las primarias andaluzas, la renacida Díaz, de nuevo referencia para algunos tras el batacazo de Sánchez el 4M. Y enfrente, el designado por el presidente del Gobierno, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas.

De momento, en un gesto simbólico, Díaz ha movido ficha horas antes de la reunión de la Ejecutiva Federal que iba a convocar esas primeras. Las ha reclamado ella antes. Y ha anunciado que “por supuesto” va a presentarse.

 

Ha hecho, además, una demostración de fuerza. La Comisión Ejecutiva Regional del PSOE-A ha acordado por unanimidad el planteamiento de su secretaria general, que Díaz ha enmarcado en un ejercicio de “responsabilidad” y para atajar un debate interno que estaba “erosionando la imagen” del partido en Andalucía.

Susana Díaz ha dicho no ser “ajena al ruido incesante que se ha generado” en su partido y que “impide” que sus mensajes “lleguen con nitidez a los ciudadanos”, así como que ella habría preferido que “primero”, antes de las primarias, “se hubiese hecho un debate sobre las ideas, los proyectos, sereno, reflexivo, que hubiese permitido participar a muchos ciudadanos, dirigentes de la izquierda andaluza, y que se incorporaran nuevas ideas”, pero “no ha sido posible”, según ha lamentado. Una clara crítica a la estrategia de Ferraz en estos últimos dos meses.

La dirigente socialista ha subrayado que “los debates internos interesan muy poco a los ciudadanos, por no decir nada”, así como que ella entiende su “militancia y responsabilidad como secretaria general del PSOE-A como vocación de servicio”, y durante los últimos meses ha entendido que, “en una situación excepcional” como la derivada de la “pandemia mundial” de la Covid, “la única prioridad tenía que ser la gente” y “volver cuanto antes a la normalidad”. Segundo reproche a Sánchez y al ideólogo de su asalto a la federación andaluza, José Luis Ábalos.

“He respetado esos tiempos orgánicos”, ha remarcado Díaz, quien ha defendido que su “única obsesión es mejorar la vida de los andaluces aportando mi pequeño grano de arena”, así como que no le interesa “el poder por el poder, como tampoco ascender en mi trayectoria política”, y que su “compromiso es con los andaluces y con Andalucía”, y por eso decidió hace ya tiempo que es en esta comunidad donde estaba “ligado” su “futuro político”.

Susana Díaz también ha puesto de relieve que ha respetado que el PSOE “afrontara unas elecciones muy complicadas” en la Comunidad de Madrid en las que “nos jugábamos plantear una alternativa de izquierda al gobierno de derechas, y hacerlo además sin distorsionar”. Tercer puyazo a su gran enemigo interno.

“Lamentablemente no ha podido ser, por más que me pese”, ha dicho la líder del PSOE-A antes de agregar que, “mientras unos compañeros hemos mantenido esa posición de respeto, otros compañeros a los que también respeto han decidido plantear un debate para adelantar las primarias al futuro candidato a la Junta cuando ni tan siquiera estaban convocadas las elecciones” en Andalucía.

Para Susana Díaz, “seguir con este debate de primarias ya o primarias más tarde sólo está consiguiendo erosionar la imagen del PSOE-A, y eso no debemos permitirlo en ningún caso”, porque “no hay más salida que la unión, recuperar ese partido que tiene ser el PSOE de Andalucía, de altura de miras, sin empujones” que “nunca llevan a nada bueno”.

A preguntas de los periodistas, Díaz ha explicado que se enteró de la intención de Ferraz de activar este jueves el proceso de primarias “por un medio de comunicación que en la tarde de ayer dio la noticia”. Ha revelado que “por la mañana” mandó un mensaje a Sánchez. Así empieza la reedición de la guerra entre sanchistas y susanistas, con el presidente no cogiendo el teléfono a su contrincante.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class