Interesante y curioso

Sánchez araña unos minutos con Biden aprovechando la cumbre de la OTAN

El encuentro entre ambos mandatarios es para limar asperezas después de la convulsa situación de España con Marruecos donde EEUU se posiciono a favor del país africano.

Pedro Sánchez por fin tendrá una oportunidad de encontrarse con Joe Biden presidente de Estados Unidos. El encuentro se realizará el próximo lunes aprovechando la nueva cumbre de la OTAN. Allí el presidente del Gobierno ha conseguido arañar unos minutos al mandatario norteamericano, en medio de las tensiones existentes entre ambos países, que se acrecentaron con la crisis entre Rabat y Madrid.

La información ha sido confirmada por fuentes del Gobierno a LaSexta, aunque no ha sido ratificada por la Casa Blanca, y será así el primer y esperado encuentro entre ambos mandatarios, donde se conocerán y conversaran durante unos minutos, tras la mediación de los jefes de gabinete de los dos presidentes.

Después de que la Casa Blanca se pronunciara abiertamente sobre “diferencias importantes y profundas” y el posicionamiento de la administración de Biden sobre la soberanía de Marruecos en el Sahara Occidental esta reunión es muy esperada para retomar relaciones ambos países.

La cita ha sido preparada con la mayor discreción y se ha establecido un “hilo Directo” entre la Casa Blanca y Moncloa, realizado por Iván Redondo Jefe del Gabinete de Pedro Sánchez y su homólogo Ran Klain. Después de “una larga e intensa” conversación acordaron que ambos países debían impulsar su relación.

Fortalecer alianza con Europa

La intención de Biden en su viaje por Europa es reforzar su alianza con las democracias más ricas del mundo y aspirar así a ser la alternativa al gigante asiático. Sin embargo la Unión Europea no se posiciona claramente en contra de China.

El presidente de EE UU también buscará apoyo a una investigación sobre el origen de la pandemia en el encuentro con el G7 y la UE. El levantamiento de las patentes de las vacunas estará igualmente sobre la mesa.

Varios frentes abiertos entre Biden y Sánchez

Pero al margen de estas cuestiones, Biden y Sánchez tienen varios frentes abiertos. Y el dirigente estadounidense ha ido ‘dando largas’ a Moncloa desde que éste llegó al cargo, asegurando que se encontrarían cuando  “las circunstancias lo permitan”.

En una mesa redonda organizada por la Embajada de Estados Unidos en Madrid a principios de mayo, la subsecretaria de Estado adjunta para Europa y Eurasia de Estados Unidos, Molly Montgomery detalló que Biden ha estado “muy centrado” en combatir la pandemia y en armar una recuperación económica fuerte para Estados Unidos.

Después de estas declaraciones de Montgomery, estalló el conflicto con Marruecos y llegó el clímax cuando Estados Unidos se posicionó del lado de Rabat en la crisis. A través de otro alto mando de la Casa Blanca, Jalina Porter, en una conferencia televisada tildó el ataque a la soberanía española de mero “problema migratorio” y equiparó a ambos países sin distinción de responsabilidades, instándoles a entenderse.

Despliegue militar en Marruecos

Junto a ello, también hay que sumar el despliegue militar de Marruecos respaldado por EE UU y en el que han participado militares estadounidenses, italianos e ingleses, en una nueva demostración de fuerza de Mohamed VI.

Además, hay algo meramente político en esa desconfianza que Biden comparte con buena parte de Europa, aunque nadie lo diga abiertamente: “No gusta y no despierta confianza que España sea el único país occidental del mundo con comunistas y populistas en el Gobierno”, aseguran en referencia a Podemos.

El Gobierno de Biden alertó sobre los “múltiples” ataques verbales del Gobierno de España a “a determinados medios de comunicación y periodistas”

Algo que quedó plasmado, en cierto modo, en el informe emitido por el Gobierno de Biden en el que alertaba sobre los “múltiples” ataques verbales del Gobierno de España a “a determinados medios de comunicación y periodistas”.

El informe, publicado por el Departamento de Estado estadounidense, detallaba algunos de estos ataques, como el del 1 de marzo de 2020, cuando el presidente, Pedro Sánchez, acusó a los medios “conservadores” de “agitar a la sociedad” cada vez que “los conservadores pierden una elección”, y el exvicepresidente segundo del Gobierno Pablo Iglesias afirmó que la prensa crítica con el Gobierno había “ofendido la dignidad del periodismo”.

También en el mes de marzo, detalla el escrito, Iglesias “amenazó con enviar a prisión a un periodista por publicar información comprometedora sobre su partido, especialmente sobre su financiación”, unas declaraciones que fueron inmediatamente condenadas por la Asociación de Prensa de Madrid.

Así, en este contexto, Sánchez, que ha sido ninguneado desde el principio por Biden, conseguirá arañar este lunes unos minutos al presidente norteamericano y así lograr la foto que pretende, porque son muchos los temas a tratar en la convulsa relación entre ambos países y en el tiempo que le promete no le dará tiempo a mucho.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class