Interesante y curioso

Rodrigo Alonso: “El relevo generacional no puede estar basado en la inmigración”

El líder del sindicato impulsado por Vox, Solidaridad, hace balance de sus primeros meses de andadura, siempre a la contra de la “mafia sindical” de UGT y Comisiones Obreras.

“¿Que si somos un instrumento del proceso de lepenización de Vox? Yo con todo esto me pierdo, creo que son más cosas del periodismo. Lo que sí puedo decir es que para saber los problemas reales de los trabajadores tienes que hablar con ellos. Si hay un problema en Airbus Sevilla tienes que ir allí y ver qué ocurre. Porque si hacemos caso de lo que nos cuentan los sindicatos no te cuentan la realidad, solo lo que tú quieres escuchar y a ellos les conviene”, afirma Rodrigo Alonso.

El sindicato que lidera, Solidaridad -impulsado por el partido de Santiago Abascal-, intenta abrirse paso desde hace nueve meses frente a la “mafia sindical” que, según Alonso, encarnan Comisiones Obreras, UGT y CGT. Hace un mes vivieron su primer 1 de mayo, pero nadando a la contra de la manifestación oficial, en la que participó por primera vez una ministra de Trabajo. Y al final de su primer curso se dan por más que satisfechos.

En números

Tienen más de 11.000 afiliados (al corriente de pago unos 5.000, porque a los trabajadores en ERTE o que se han quedado en paro se les condona la cuota), 120 secciones sindicales por toda España, casi un centenar de procesos judiciales emprendidos y presumen de sacar representación en todas las elecciones a las que se presentan.

“Nosotros todavía no hemos salido de la puerta a ofrecer el sindicato, todo nos ha llegado”, asegura su responsable, también diputado de Vox en el Parlamento de Andalucía. En su sede de la madrileña calle de Trafalgar, mientras conversa con ESdiario, en una sala cercana un abogado del sindicato atiende a un trabajador que ha sido despedido y que acude en su nombre y en el de varios compañeros. El goteo de consultas, dicen, es constante.

Alonso habla con desprecio de los “sindicatos de clase” que “trapichean” con la patronal, “con el Gobierno como mediador para comprar la paz social”. Asegura que el “paripé” de la negociación de la última prórroga de los ERTE hasta el 30 de septiembre es la mejor prueba. Los considera culpables de que en España, muchos trabajadores hayan perdido la fe en los sindicatos y en su utilidad y nadie quiera sindicarse.

¿Por qué no fomentan la familia?, se pregunta Alonso

Y habla con crudeza del problema del paro estructural en España más allá de la pandemia y del escenario que se avecina. “¿Cuál es el relevo generacional que propone el Gobierno actual, introducir 255.000 inmigrantes cada año? ¿Y la familia en España, por qué no fomentan la familia en España? ¿Por qué no le dan facilidad a una madre a que pueda trabajar y tener a sus hijos?”, se pregunta Alonso.

Esos 255.000 es la cifra que da el Gobierno en su Plan 2050 como solución para paliar el envejecimiento de la población, la caída de la natalidad y, por tanto, la pérdida de población en edad de trabajar en las próximas décadas.

“No podemos dejar el relevo generacional en los próximos 30 años a la inmigración. ¿Pero por qué no se afianza la soberanía de tu país? El relevo generacional no puede estar basado en la inmigración porque, al final, ¿qué les está diciendo a los jóvenes de tu país?, ¿que se vayan de España?”, insiste.

De la inmigración legal e ilegal

El discurso del líder de Solidaridad al respecto es cristalino: Inmigración, y solo legal (“la ilegal fomenta la precariedad en el trabajo y la inseguridad”, dice Alonso), “cuando las necesidades del país lo requieran. “Si tengo 14 de cada 100 personas en paro (estructural), ¿Voy a demandar mano de obra extranjera?”, deja en el aire.

De hecho es partidario de que ante dos candidatos con currículos igual de buenos, uno español y el otro inmigrante, el puesto de trabajo sea para el español. “Ante dos currículos iguales tiene que prevalecer un español a uno que viene de fuera, por supuesto. El español siempre se va a quedar porque su arraigo está aquí”, expone.

Después de estos primeros meses de andadura, Alonso tiene claro que Solidaridad tiene cuerda para rato. “Hemos venido a despertar a la gente, a abrirles los ojos”, resume.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class