Interesante y curioso

Podemos intenta impedir que declare la ex senadora que denunció la caja B

El juez instructor que investiga la presunta financiación irregular de la formación, Juan José Escalonilla, ha citado a la perjudicada Celia Cánovas como testigo el próximo día 25 de mayo.

Podemos no quiere ni oír hablar de la declaración testifical de Celia Cánovas, ex senadora de la formación y parte personada como acusación particular en la causa en la que el juez instructor del caso Neurona, Juan José Escalonilla, investiga la supuesta caja B de la formación morada. Por ello, el partido trata de impedir que el magistrado tome declaración a Cánovas y así lo ha solicitado en un recurso de reforma presentado este lunes en la sede del juzgado de instrucción número 42 de Madrid, al que ha tenido acceso ESdiario.

El juez Escalonilla admitió, a petición de la acusación particular ejercida por Vox en el procedimiento, la declaración como testigo del ex cargo político de Podemos dado “su conocimiento directo de los hechos” al considerar que dicha prueba era “útil y pertinente” para esclarecer los detalles de la presunta financiación irregular del partido gracias a las donaciones efectuadas por sus afiliados y representantes públicos.

Sin embargo, Podemos asegura en su escrito que “en contra de lo expresado por el magistrado instructor, la mera condición subjetiva de cargo político no le convierte automáticamente en testigo directo de unos hechos que ni siquiera el auto hace el esfuerzo de concretar”.

Podemos menosprecia su testimonio

Además, los abogados de Podemos aseguran que “tampoco hay indicio alguno de que la
testigo haya tenido algún conocimiento directo de los hechos que actualmente están
siendo objeto de investigación”. Y que -tras la denuncia formulada por el ex abogado purgado por Pablo Iglesias e Irene Montero, José Manuel Calvente, y ampliada por la ex responsable de cumplimiento normativo de la formación, Mónica Carmona– no son otros que “la investigación sobre la contratación de la entidad Neurona” y una donación bajo examen sobre “la normativa interna den materia de política retributiva del partido político Podemos”.

“No consta que” Celia Cánovas “haya tenido conocimiento directo alguno sobre la
contratación con la entidad Neurona, que además es el asunto cuya tramitación preferente resulta imperativa”, ni que “trabajara, llevara a cabo ninguna labor ni tuviera ningún tipo de contacto ni con el equipo de la campaña electoral del 28 de abril de 2019 (ni siquiera en razón de su cargo político, ya que no formó parte de las listas electorales de la coalición en esa convocatoria) ni con el equipo de Neurona”, insisten los letrados de Podemos en su escrito al juez. Los abogados de la formación aseguran que practicar “esta diligencia dilataría aún más el proceso principal”.

Cuestionan al magistrado instructor

Los representantes jurídicos de Podemos cuestionan al magistrado instructor ya que, a su juicio,”la indeterminación” del juez en el auto en el que citó a Celia Cánovas a declarar el próximo día 25 de mayo, permitiría “cuestionar” si Escalonilla “se podría estar refiriendo a hechos de naturaleza política (extremo que sería inadmisible), por cuanto que sólo se alude a su condición de cargo político y no a otro (que no tenía) que pudiera conllevar alguna relevancia para la causa como pueda ser la vigilancia interna en materia legal como la de la ex responsable de cumplimiento normativo”, Mónica Carmona.

“Todo lo anterior”, afirma Podemos “conlleva que las defensas carezcan de la más mínima información” con la que preparase de cara a la testifical de Cánovas, mientras aseguran que “a las acusaciones (a esas sí)” se les permitirá “preguntar o plantear cuestiones de cualquier índole al no haber acotamiento alguno en el auto ni razón que fundamente en concreto su declaración como testigo, ni nexo directo de la testigo con los hechos que están siendo ahora objeto de investigación”.

Por otro lado, “no deja de causar extrañeza que se acuerde declarar como testigo a una
parte ya personada” a la que acusan de su “pública, notoria y abierta animadversión” hacia Podemos. “Ya sólo por el hecho de haber tenido acceso a las actuaciones difícilmente podrá concedérsele a priori la garantía de objetividad, evidenciándose un interés directo en la causa por su personación como acusación particular”, añaden.

Podemos asegura que si el juez Escalonilla mantiene la declaración de Cánovas estará “convirtiendo este procedimiento en una auditoría prospectiva al partido político y a sus integrantes, dirigiéndose las actuaciones a instancia de otro partido político”, en referencia a Vox, “para aprovechar la animadversión de la testigo y así intentar abrir nuevas líneas de investigación sobre hechos de cualquier índole de los que puedan encontrarse nuevas ramificaciones, derivando todo ello en una causa amplia de la que ya no se sabe exactamente cuál es la conexión entre todos los hechos investigados”, concluye el escrito.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class