Interesante y curioso

Lastra reconoce al fin que Casado no tuvo nada que ver con Kitchen: “No parece”

Los socialistas renuncian a llamar al líder del PP a la comisión de investigación sobre el caso abierto en el Congreso porque no han encontrado nada en su contra, y mira que lo han buscado.

La operación del PSOE para cargar a Pablo Casado con la losa de los casos de corrupción en el PP previos a su llegada a la Presidencia del partido y judicializados hace agua.

Tanto es así que la propia Adriana Lastra tuvo que reconocer este martes públicamente que el líder de la oposición no tuvo nada que ver con la operación Kitchen, por la que el pasado miércoles el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón imputó a María Dolores de Cospedal y su marido.

“No parece, de momento, que el señor Casado haya estado vinculado directamente en los hechos que se están investigando. Al menos directamente”, señaló textualmente la portavoz socialista en el Congreso.

Según Lastra, Casado no ha estado vinculado, ‘al menos directamente’

Y añadió: “Como responsable político de aquella dirección política él era vicesecretario general del PP, pero al menos ni en las comparecencias que están teniendo lugar en esta Cámara ni lo que estamos descubriendo vía judicial aparece el nombre del señor Casado“.

Las declaraciones de Lastra se produjeron a propósito de las maniobras del PSOE, Unidas Podemos y sus socios independentistas y nacionalistas de estirar la comisión de investigación abierta en la Cámara Baja sobre Kitchen hasta fin de año. Cuando teóricamente las comparecencias iban a terminar este jueves 10 de junio con Mariano Rajoy y el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz.

Curiosamente, Lastra había empezado esa rueda de prensa acusando a Casado de ser “incapaz” de romper con la corrupción y recordándole que ascendió en el partido “de la mano de Rajoy” y a la Presidencia “aupado por sus acuerdos con la señora Cospedal“.

Poco después tuvo que matizarse a sí misma y reconocer, a preguntas de una periodista, que el PSOE renunciaba a llamar al actual presidente del PP a dicha comisión porque no se ha encontrado nada en su contra en el presunto espionaje a Luis Bárcenas con fondos y medios del Ministerio del Interior.

Como ya contó ESdiario, el miércoles pasado socialistas y morados vieron el cielo abierto tras la imputación de Cospedal, que precisamente ese día tenía que personarse en la comisión de investigación.

Desconvocaron a la exnúmero dos del PP sobre la marcha (de hecho ella fue al Congreso porque no le avisaron formalmente) y acordaron que los miembros de la Mesa de la comisión, presidida por la diputada socialista Isaura Leal, se reunirían este martes por la mañana para estudiar el nuevo calendario.

Así lo hicieron. Por lo pronto, la comisión durará hasta diciembre, las comparecencias de Cospedal, Rajoy y Fernández Díaz han quedado pospuestas sin nueva fecha y los grupos se reservan la posibilidad de solicitar nuevos testimonios a medida que avance la instrucción en la Audiencia Nacional. Y hasta de volver a llamar a personas que ya han desfilado por esa comisión, como es el caso del excomisario Villarejo.

Los socialistas vigilan especialmente a Soraya Sáenz de Santamaría, cuyo nombre ha sobrevolado el caso Kitchen sin que haya nada concluyente.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class