Interesante y curioso

Impulso judicial al “caso Morodo”, con Zapatero y el PSOE en el punto de mira

Oscuros negocios de dirigentes socialistas con el chavismo, millones de presuntas comisiones, un expresidente señalado. El juez da un empujón a una investigación que salpica al zapaterismo.

En estos últimos tiempos, cuando desde la política española se mira a Venezuela, casi todo el mundo apunta a Podemos. Pero hubo un tiempo no muy lejano en que fue el propio PSOE el que estrechó lazos con el régimen de Hugo Chávez, cuando el dictador bolivariano lideraba el eje populista en Latinoamérica.

De aquellos tiempos, los socialistas han logrado mantener en un segundo plano un escándalo que lleva un nombre propio, el del histórico político y exembajador de España en Caracas en tiempos del Gobierno de José Luis Rodríguez ZapateroRaúl Morodo.

Un oscuro entramado de amistades peligrosas, oscuros negocios en torno al petroleo venezolano, miles de millones de euros en comisiones, un expresidente, alguno de sus ministros y, tras todo ello, la financiación del partido que ahora ocupa La Moncloa.

Pués bien, el caso Morodo va a protagonizar en breve un verdadero empujón judicial que vislumbra importantes avances en la investigación. El juez de la Audiencia Nacional Alejandro Abascal ha dado un nuevo impulso a la causa sobre el dinero que Morodo y su entorno habrían recibido de la petrolera venezolana PDVSA, acordando más de una veintena de declaraciones para el próximo mes de septiembre, incluida la del propio diplomático y su hijo.

Las declaraciones comenzarán el 20 de septiembre con Morodo y su hijo Alejo, a los que seguirán la exmujer del primero Cristina Cañeque y la esposa del segundo, Ana Catarina Varandas, todos como investigados. Al día siguiente comparecerán los también imputados Carlos Adolfo Prada , Marisol Varela y Ana Korina Ulloa.

El 21 de septiembre, el magistrado interrogará asimismo a Nervis Villalobos, exviceministro de Energía del Gobierno de Hugo Chávez entre 2004 y 2006 que fue detenido en Madrid en 2017 a petición de Estados Unidos por su presunta implicación en una trama de corrupción vinculada a PDVSA, si bien ya se encuentra libre.

Del 22 al 24 de septiembre, Abascal tomará declaración a otras quince personas, todas como testigos, entre ellas Guillermo Morodo, hermano del otrora embajador. El juez ha aceptado así las diligencias propuestas por la Fiscalía Anticorrupción al considerarlas “pertinentes, necesarias y proporcionadas” para esclarecer “definitivamente los hechos y presuntos culpables”.

Anticorrupción esgrimió que era necesario volver a escuchar a Morodo, así como a otros investigados y a los testigos, en relación con la documentación bancaria que se ha obtenido tanto de entidades españolas como de otros países y con los archivos incautados en algunos registros.

En el mismo escrito, el Ministerio Público exigió prorrogar la instrucción seis meses aludiendo a la “imposibilidad” de concluir las pesquisas a tiempo, dado que están pendientes de contestación varias comisiones rogatorias. Diligencias que deben arrojar luz a un caso que, según los investigadores, aún oculta más de lo que ha enseñado hasta ahora.

Etiquetas

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class