Interesante y curioso

Ana Rosa Quintana: la enfermedad que padece y la que no tras irse de Telecinco

La célebre presentadora de “El Programa de AR” se marchó en directo y todas las especulaciones se desataron en plena pandemia. Ella misma lo aclara y sucede todo esto.

Fue la gran noticia mediática del día, este miércoles, y se vivió en tiempo real: Ana Rosa Quintana, la famosa presentadora de “El Programa de AR” en Telecinco, interrumpía en directo su presencia y se marchaba, visiblemente enferma, dejando el testigo a Patricia Pardo para seguir presentando el icónico espacio de actualidad en Mediaset.

Su ausencia del jueves activó todas las alarmas por razones obvias: muchos pensaron que la periodista había contraído el coronavirus y que se iba a sumar a la larga lista de infectados por la terrible enfermedad ante la que ella, por cierto, ha mantenido una actitud crítica y exigente hacia el Gobierno. Sin llegar a lo de Risto Mejide en Todo es Mentira en Cuatro, pero sin complacencias.

Seguramente el fallecimiento esta misma semana del contertulio José Mari Calleja y, antes, de los periodistas de As y RNE Tomás Díaz y José María Candela, ayudó a activar todas las alarmas en un país ya muy sensible por razones obvias, que ha visto cómo celebridades de todo tipo han caído por la temible infección: desde el Marqués de Griñón hasta Alfonso Reyes, por citar casos en las antípodas (uno falleció, el otro lo superó), el COVID no ha distinguido entre famosos y anónimos.

Solo una faringitis

Pero no, Ana Rosa Quintana no padece el dichoso virus. La presentadora de “AR” desde 2005, un récord difícil de batir e imposible si se le añade su etapa previa en Antena 3, tenía y tiene una dolencia mucho más llevadera: una molesta faringitis que ella misma se vio impelida a contar para acabar con los rumores.

 

 

Pero de hasta qué punto los comunicadores punteros en televisión tienen que aguantar rumores, bulos, insidias y ataques, y no solo las críticas que van incluidas en el sueldo, da cuenta este mensaje público recibido por la periodista mientra convalecía de lo suyo:

 

Y hablando de periodismo y periodistas, destaca y mucho la actitud de la Asociación de la Prensa de Madrid en estos tiempos de dificultades para los medios y de presiones del poder político para que, con la excusa de perseguir bulos, colar los oficiales sobre el COVID y censurar las críticas.

A la APM, sin embargo, lo que más le preocupa es que una Administración Pública como la Comunidad de Madrid fiscalice, a través de la Intervención, los contratos firmados por Telemadrid, una empresa pública que se financia con dinero de los madrileños. Algo obligatorio y necesario, sustentado en la ley y en el derecho de los ciudadanos a conocer la gestión de sus recursos.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class