Portada » Ábalos vigila a los españoles por geolocalización mientras él viaja sin control
Interesante y curioso

Ábalos vigila a los españoles por geolocalización mientras él viaja sin control

José Luis Ábalos en el Congreso.
José Luis Ábalos en el Congreso.
Spread the love

Ana Martín – Esdiario

Su Ministerio inicia la segunda fase de un estudio para controlar, mediante tecnología Big Data, cómo, cuándo y a dónde se están desplazando los ciudadanos pese a las restriccciones.

Ahora a Valencia por un “asunto médico”, ahora a Ibiza a firmar un convenio en materia de vivienda… el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana va y viene sin preocuparse de cierres perimetrales y con la seguridad de que nadie le va a pedir un salvaconducto.

Y mientras José Luis Ábalos se mueve por España con libertad, a su vez recurre a la geolocalización para controlar los movimientos de los españoles a través de sus teléfonos móviles y de las antenas de telefonía. Con el argumento de hacer un “estudio de movilidad de viajeros de ámbito nacional aplicando la tecnología Big Data”.

El Ministerio de Transportes ha reactivado un proyecto millonario al estilo Gran Hermano que puso en marcha cuando se declaró el estado de alarma, en marzo de 2020. Básicamente consiste en monitorizar teléfonos móvil al azar para saber si sus dueños se están moviendo, cuándo y a dónde en medio de las restricciones motivadas por el coronavirus. Ya sea por carretera, en avión, en tren o por vía marítima.

Cuando comenzó la pandemia, el Ministerio utilizó la tecnología Big Data para “disponer de una caracterización de la movilidad a nivel nacional, de comunidad autónoma, provincial y local, de manera que pudiera apoyar las labores de seguimiento de la evolución de la enfermedad, para evaluar la efectividad de las medidas de restricción de la movilidad adoptadas, así como apoyar la toma de decisiones durante el periodo de desescalada”.

En Navidad quiso poner en marcha la segunda fase del estudio, pero quedó paralizado porque una de las cuatro empresas que se presentaron al concurso público recurrió los pliegos ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales.

Finalmente el Tribunal falló a favor del Gobierno. Así que hace un par de semanas Ábalos reactivó un proyecto inicialmente presupuestado en 2.066.115 euros (más IVA) y para el que el Ministerio pide precisión quirúrgica en los datos: origen de los teléfonos espiados, destino, motivo del viaje, itinerario, fecha, periodo horario, distancia recorrida, conexiones o trasbordos si los hiciera y medio de transporte. E incluso si viaja en AVE o en tren convencional en caso de elegir este medio.

En los pliegos al menos contempla que “se debe respetar absolutamente la privacidad de las personas. Básicamente porque obligan a ello la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales  y el Reglamento europeo de Protección de Datos.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class