Forbes

Mahou San Miguel resiste al covid y logra un beneficio de 2,3 millones en 2020

Cervecera
Cervecera
Spread the love

AINHOA MURGAForbes

La cervecera Mahou San Miguel logra capear el año de la pandemia. En un ejercicio marcado por el cierre de la hostelería y las restricciones sociales, la compañía ha logrado cerrar sin pérdidas, con un beneficio neto de 2,3 millones de euros.

La ciifra supone una caída del 98% respecto al año anterior, y está muy lejos de los resultados de años previos. Sin embargo, como ha explicado este jueves su director general de Mahou San Miguel, Alberto Rodríguez-Toquero, «pensábamos que íbamos a acabar el año en pérdidas y no ha sido así pese a que se han priorizado otras cosas al resultado económico, como el apoyo que hemos hecho a todo el sector hostelero».

Este apoyo al que se refiere Rodríguez-Toquero son los más de 200 millones de euros que durante 2020 han dirigido al canal hostelero para ayudar a paliar los efectos de la crisis sanitaria y el golpe de las restricciones. Las ayudas se han traducido en todo tipo de medidas: desde la entrega extraordinaria de producto, hasta la ampliación de sus terrazas, materiales de apoyo e iniciativas para atraer tráfico. También se han destinado ayudas y préstamos para facilitar el funcionamiento de los locales en un momento de complicada tensión financiera.

La cifra de negocio de Mahou San Miguel se situó en 2020 en 1.252,8 millones de euros, lo que supone un 10,5% menos, mientras que sus ventas globales disminuyeron un 8,2%, hasta los 17,7 millones de hectólitros. De esta cifra 13,5 correspondieron a cerveza y 4,2 a agua mineral, de sabores y funcionales. El resultado bruto de explotación (Ebitda) decreció un 43,7%, hasta los 166,3 millones de euros.

Alberto Rodríguez

Rodríguez-Toquero ha explicado que el buen desempeño internacional así como el buen comportamiento del canal alimentación, que ha crecido un 10% frente al descenso del 36,4% en la hostelería, han ayudado a compensar la caída en las ventas. La situación sanitaria ha hecho que el mix de ventas de la compañía cambie durante el ejercicio: si antes de la pandemia la hostelería representaba un 55% para la cervecera, al cierre de 2020 se situaba por debajo del 40%, ha señalado su director general.

Respecto a si las previsiones que maneja la compañía y cuándo estiman que volverán a los niveles de facturación y beneficio previos a la pandemia, el ejecutivo ha asegurado que «ni el equipo directivo ni los accionistas están empeñados en realizar una contrarreloj para volver a los números de 2019». «Es dificilísimo hacer previsiones en los tiempos actuales, queremos llevar a la compañía a su mejor versión», ha afirmado.

Si bien ha descartado dar más visibilidad sobre las cifras que maneja la compañía para este año, Rodríguez-Toquero ha avanzado que el primer trimestre del año no ha arrancado con buenos números. «Enero y febrero han sido peores; en marzo, como ya comparábamos con los datos de una hostelería cerrado, ha ido mejor. En el primer trimestre hemos tenido una caída global de las ventas de un 8,9%, con un aumento en el canal de la alimentación del 8,6% y caída en la hostelería de un 31,7%», ha explicado, ligando este golpe al temporal de frío de comienzos de año.

Año de transición y oportunidades

El año de la pandemia ha servido para que la cervecera redefina sus líneas estratégicas y vea en este ejercicio un momento de transición para fortalecer su posición en España y en mercados clave y su capacidad de respuesta con distribuidores, clientes y consumidores.

Hacia delante, la compañía confía en su fortaleza para poder seguir invirtiendo en innovaciones de producto que ayuden a sus clientes a reforzar las ventas y, además, mantener su «vocación internacional» y aprovechar las oportunidades que puedan surgir, con dos mercados bajo su foco: Estados Unidos y España. 

«Mahou San Miguel tiene vocación de seguir reinvirtiendo en el negocio y no hemos dejado de buscar oportunidades que estarán centradas en Estados Unidos, donde nuestra experiencia es muy satisfactoria, pero pendientes de cualquier oportunidad que pueda surgir en el mercado español alrededor de nuestro negocio», ha subrayado Rodríguez-Toquero.

El directivo ha destacado, además, que la situación financiera de la compañía es buena y que, sin deuda pendiente antes de la pandemia, han podido gestionar de forma eficiente para no necesitar financiación extraordinaria durante el año. «Hemos hecho foco en gestión de liquidez y no ha hecho falta solicitar financiación. Seguimos en esa senda y, si todo va bien, podamos aprovechar oportunidades», ha añadido.

 

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class