Forbes

La salud no es cuestión de ‘likes’

Spread the love

Óscar Castro Reino, Presidente del Consejo General de Dentistas de España, pone de manifiesto los peligros de la salud bucodental.

Si hace un año nos hubieran dicho que íbamos a vivir una pandemia mundial, no nos lo hubiésemos creído. Doce meses después, el covid-19 nos sigue dejando unas cifras de mortalidad inasumibles y a las que no debemos acostumbrarnos.

al drama social le sigue el económico. El Observatorio de la Salud Oral (OSOE), que pusimos en marcha el Consejo General de Dentistas y la Fundación Dental Española en 2015, ha revelado datos muy significativos respecto a las consecuencias de la pandemia por coronavirus en el sector odontológico, el cual ya se encontraba en una situación complicada. El análisis de la encuesta realizada a cerca de 3.000 dentistas españoles en noviembre de 2020 refleja que 9 de cada 10 dentistas encuestados obtendrán menos ingresos. Y es que el sector odontológico ha perdido el 50% de sus beneficios, básicamente por dos motivos: la disminución de pacientes en las consultas y el encarecimiento del material de protección para el personal de las clínicas. Estas cifras, unidas a la solicitud de ayudas (ERTE) en cerca del 30% de las consultas y al hecho de que desde marzo de 2020 hayan perdido su trabajo un 3% de los encuestados, muestran el alcance y el impacto de la crisis en la profesión dental. Si el sector sigue sin recibir ayudas del Gobierno, en 2021 cerrarán entre el 20 y el 30% de las clínicas dentales de nuestro país.

En este contexto de graves complicaciones para la Odontología, observamos cómo afloran los influencers que, sin ningún tipo de conocimiento sanitario ni base científica, promocionan tratamientos bucodentales en sus redes sociales. Personas con cientos de miles de seguidores a los que incitan a realizarse blanqueamientos dentales y ortodoncias a unos precios irrisorios, en sus propios domicilios y sin control facultativo alguno, prometiendo unos resultados de película y obviando los enormes riesgos para la salud que este tipo de acciones puede conllevar. La situación es seria y muy preocupante. Las generaciones más jóvenes se dejan guiar por estos nuevos referentes en vez de por las recomendaciones de los facultativos. El grado de influencia que tienen sobre determinados núcleos de la sociedad es tal, que consiguen que muchos de sus seguidores cometan atrocidades como limarse los dientes con una lima de uñas para alinearlos. Las consecuencias las estamos viendo en las consultas: dientes fracturados, hipersensibilidad dental, daños en las encías e incluso pérdida de piezas.

Al mismo tiempo, existen multitud de páginas web y plataformas de venta online que venden productos que, por ley, solo pueden utilizar los odontólogos. Ante el peligro que supone la venta libre de estos artículos a los usuarios, el Consejo General de Dentistas lo ha denunciado ante la AEMPS en varias ocasiones, pero por ahora no hemos obtenido respuesta.

No podemos tolerar que se incumpla la normativa sanitaria y se ponga en riesgo la salud de los ciudadanos.

En la actualidad, en nuestro Ordenamiento Jurídico existe una enorme disgregación normativa en materia de publicidad en el ámbito sanitario, que induce a error y genera inseguridad jurídica, además de un sistema de control muy laxo o casi inexistente, el cual no otorga a los pacientes o usuarios la protección esperada, y en el que quedan diluidas y poco delimitadas las competencias de cada una de las Administraciones intervinientes en el control de estas actividades. Por ello, desde el Consejo llevamos años solicitando a todos los partidos políticos la creación de una Ley de alcance estatal que permita establecer un control de la publicidad, unas actividades prohibidas, un procedimiento sancionador correctamente reglado y que contenga sanciones disuasorias, así como autoridades competentes plenamente claras que realicen un correcto seguimiento del debido cumplimiento de la norma por parte de los operadores intervinientes.

El objetivo del Consejo General de Dentistas es velar por una Odontología ética y de calidad al servicio de los ciudadanos y por eso seguiremos insistiendo hasta que se apruebe esta ley tan necesaria. Porque la salud no es cuestión de likes.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class