Fin de semana

Cicerone Real State: mucho más que casas de lujo

La búsqueda de una gran propiedad de alta gama puede implicar otros servicios como el alquiler de yates o aviones privados para la visita del cliente, la selección de colegios para sus hijos y la reserva en restaurantes o el alquiler de un coche durante el proceso de compra. Desde una mansión hasta una isla privada o una parcela exclusiva donde construir una casa de ensueño, la compañía creada por Nacho García-Milla ofrece un servicio integral de consulting inmobiliario.

Cada vez más numerosos y con mayores fortunas. Es la conclusión que se desprende del último informe de la riqueza mundial 2019 elaborado por Credit Suisse Research Institute: Global Wealth Report 2019. Concretamente, España ocupa el puesto número 10 en cuanto a número de millonarios. En total son 979.000 los ricos en nuestro país, frente a los 945.000 del año anterior y los 172.000 de 2010. Y se prevé que el número de grandes fortunas crezca un 42% en los próximos cinco años.

El estudio también coloca a España en la octava posición de los países que más crecieron en riqueza media por adulto en 2019 respecto a 2018, y se sitúa en el puesto 16 entre los países con mayor número de ultra ricos (con patrimonios que superan los 50 millones de dólares). A nivel global, Global Wealth Report 2019 registra 46,8 millones de millonarios en 2019, un 2% españoles.

El mercado inmobiliario de lujo se enfrenta a un consumidor cada vez más complejo que sabe lo que quiere y exige servicios profesionales integrales durante todo el proceso de compra. En muchas ocasiones, el cliente es extranjero y no puede participar físicamente en todo el proceso de compra, por lo que requiere del servicio de un profesional que le ayude a dar con su nuevo hogar sin sacrificar tiempo ni espacio o, lo que es lo mismo, trasladarse a la vivienda de sus sueños en un solo día e irse a cenar a un restaurante esa misma noche. Todo esto, y más, lo hace posible Cicerone Real State, compañía fundada por Nacho García-Milla que aplica una fórmula de consulting inmobiliario totalmente personalizada -fusiona las técnicas de búsqueda más innovadoras con un trato cercano, empático y humano con el cliente- y extiende su actividad más allá de las casas de lujo.

Mansión, yate o isla privada

El concepto de vivienda ha cambiado y, hoy en día, representa más que un activo inmobiliario: es un estilo de vida. Conocer al cliente en todos los planos posibles es un objetivo obligado para lograr encontrar el hogar que busca, ese que cumpla con sus expectativas presentes y futuras por dentro y también por fuera, con un entorno y una calidad de vida que se ajusten a su forma de vida. Puede ser un loft o un ático en el centro de la ciudad, una vivienda unifamiliar en la periferia, una villa en una zona de campo o una propiedad singular, como un castillo, una abadía o un palacio. Puede tratarse también de una isla privada o de una parcela situada en un paraje exclusivo -hasta en un viñedo- donde construir una casa de ensueño, muchas veces con propuesta de estudio de arquitectura, constructora, servicio de decoración y hasta doméstico incluida. No hay posibilidad que escape de las grandes fortunas.

La búsqueda de una gran propiedad de alta gama puede implicar, a veces, otras necesidades a las que un profesional inmobiliario debe saber dar respuesta, como el booking de un yate, un yet privado o un helicóptero para la primera toma de contacto física con la vivienda ¬o la adquisición de alguno de estos medios de transporte para poder sacar el máximo partido a la casa adquirida. Más aún ahora, con el Covid-19 en el tablero de juego, en que la seguridad a la hora de viajar se ha convertido en un factor clave. Concretamente, frente al declive de las grandes compañías aéreas durante la pandemia, la demanda de aviones privados se disparó al tratarse de un medio más seguro, familiar y limpio.

Hasta el shopping

Y hay más. En ocasiones, el cliente de alto standing desea dejar en manos del experto inmobiliario su agenda social durante todo el proceso de compra. Desde la reserva de restaurantes o la organización del shopping hasta el acceso a servicios de belleza o el alquiler de un coche de lujo. Cicerone Real State también da cobertura a este tipo de demandas. Porque el nombre de la firma es en sí un nuevo concepto inmobiliario: una figura que guía al cliente en todo el proceso de búsqueda de su vivienda e incluso después, un profesional conocedor de la casa que este desea en relación a su estilo de vida y a sus circunstancias presentes. Como un cicerone, que descubre lugares y orienta a los visitantes.

No todas las ubicaciones, territorios ni entornos son adecuados para todas las personas. Por eso, según la manera de vivir del cliente, Cicerone Real State selecciona las localizaciones que mejor se adaptan a él. La compañía también debe identificar cómo se comporta y qué necesidades técnicas puede tener el núcleo familiar, en caso de que lo hubiera, para poder proporcionarle una residencia que permita su desarrollo. En ocasiones, la búsqueda y selección de los colegios de los hijos es otro valor añadido de la firma que dirige Nacho García-Milla, quien acumula más de 20 años de experiencia en diferentes contextos del sector inmobiliario.

Cicerone Real State va más allá de un profesional que realiza una compra personalizada para un tercero. Si desea entender al cliente y ajustarse tanto a la residencia que busca como al estilo de vida que acompañará a la compra (colegios, sanidad, servicio doméstico, ocio, shopping, etc.), debe conocer y enseñar casas pero, además, ser quien le muestre la ciudad o el entorno, quien le descubra los sitios donde ir, quien le dé recomendaciones. Y también quien dispone de los recursos necesarios para poder atender la demanda de los servicios que puedan surgir en relación a la adquisición del nuevo hogar. Un cicerone, en términos inmobiliarios.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class