Famosos y Cotilleos

Julia Otero, su batalla más dura: su discreta vida en Barcelona y cómo anunció el cáncer en su entorno

561454809_173804948_1706x960-jpg-1706×960-

Jesús Carmona El Español

La periodista anunció la enfermedad el pasado lunes. JALEOS ha podido conocer, a través de fuentes amigas, cómo es Julia lejos de las ondas.

El pasado lunes, la periodista Julia Otero (61 años) compartió en las ondas la que, sin lugar a dudas, es la confesión más difícil de su vida: anunció que padece cáncer. “El martes pasado, no hace ni una semana, en un control rutinario de esos que todos tenemos que hacer cuando toca, llegó la sorpresa. En un rinconcito aparecieron unos centímetros de unas células egoístas que no procuran el bien común”, fueron sus primeras palabras. La comunicadora se enfrenta a la palabra cáncer sin miedos tras “seis días pronunciándola”. Otero desveló, además, que se retira de su programa Julia en la onda durante un tiempo.

No fue un comunicado fácil, pero Julia tenía claro que sería en su programa, con su público. Quiso, de este modo, evitar informaciones erróneas, especulaciones y alarmas innecesarias. JALEOS se ha puesto en contacto con su entorno y así se hace llegar: “Es una mujer tan discreta que ni siquiera quiso alarmar en exceso. Lo dijo con total naturalidad, quitándole hierro al asunto incluso. Te aseguro que solo lo sabía su marido y su hija. A lo mejor algún familiar más, pero la mayoría de los amigos nos enteramos por la radio”. La discreción tiene el nombre de Julia y los que la rodean lo saben y la entienden y respetan. Ese día del anuncio su teléfono no dejó de sonar: “No hace falta que te diga quién es Julia en la profesión, pero es que además es una tía estupenda y una amiga fantástica“. Ni siquiera en su entorno laboral más próximo se conocía la enfermedad: “Se quedaron rotos. Se la quiere mucho”.

Julia junto a su pareja Josep en 2017.

Julia junto a su pareja Josep en 2017. Gtres

En estos días Otero “está recibiendo todo el amor y el cariño que ella ha dado”. Están siendo unos días delicados y sensibles para ella, de sentimientos encontrados. “Es una roca, una mujer muy fuerte”, pero el miedo está ahí, es inevitable. Este periódico se ha puesto en contacto con varias fuentes amigas y todos aseguran que “en nada” estará de nuevo en la radio y habrá retomado su vida profesional. En otro orden de cosas, se asegura que la vida de Julia en Barcelona “es como es ella, discreta y muy corriente”. Vive en una de las mejores zonas de la ciudad condal junto a su pareja, Josep Martínez. Ambos viven en un ático de 280 metros cuadrados en el barrio de Les Tres Torres. No se han casado, pero se tratan de marido y mujer. Nunca tuvieron la necesidad de pasar por la vicaría. Cuenta una amiga que verlos juntos es un gusto, “son la viva imagen del amor y la esperanza“. El suyo es un amor basado en el respeto y la admiración. Llevan más de 20 años juntos y forman una de las parejas más sólidas del panorama nacional. Hacen una vida muy casera y si hay algo en lo que se compenetran a la perfección es en la forma en que se relacionan: “No son muy de actos sociales y eventos. Van a contadas cosas“.

Julia puede presumir de tener en casa a dos médicos, su pareja y su hija Candela. El destino, en esta ocasión, ha querido arropar aún más a Otero con esta bendita casualidad. “No hay nadie más indiferente a las enfermedades de la familia que un médico en casa. Tiende a minimizar todo lo que se puede minimizar y, sobre todo, tiende a desmedicalizar todo. Sin embargo, yo he de confesar que me automedico y mucho”, declaraba Julia Otero en una entrevista con Nieves Herrero (63).

Josep y Candela son sus mayores pilares en este momento. “Desde el mismo día del médico están los tres cogidos de la mano en esto”, se desliza. Josep Martínez es jefe de servicio de Urgencias Domiciliarias en el Hospital de Barcelona y miembro del Consejo de Administración de Assistència Sanitària, una de las mutuas sanitarias más importantes de Cataluña. Candela Otero, la única hija en común de ambos, se graduó en Medicina en la UIC -Universitat Internacional de Catalunya de Barcelona- en 2019 y quiere especializarse en Neurocirugía. La periodista ha exhibido en un sinfín de ocasiones el orgullo que siente por su “pequeña” o “princesa”, como también la llama en sus redes. “El vínculo entre ellas es muy fuerte. Son madre e hija, pero también amigas. Tienen una relación muy especial”, se asegura con firmeza y ternura.

La presencia de la joven en los posts de su madre son constantes. En abril del año pasado, en pleno confinamiento por la pandemia de coronavirus, Julia Otero hablaba de “sufrimiento” y “orgullo” a partes iguales por su hija. La locutora de radio alababa el trabajo de Candela como personal sanitario durante aquellos dificilísimos meses de la primera ola en los que a diario se agradecía el trabajo de esos héroes anónimos con un aplauso.

“La veo como una niña… pero sale cada mañana a pelear como una guerrera con su antifaz”, escribía Julia junto a un selfie de Candela desde su puesto de trabajo. Candela Otero Martínez, la debilidad de sus padres, lleva los apellidos en ese orden -primero el materno y luego el paterno- por expreso deseo de sus progenitores. “Fue una reivindicación de no aceptar el statu quo porque sí. Hay que tener en cuenta otro tipo de razones y no lo que manda la tradición”, apuntó Julia. No es este el primer bache de salud que afronta Julia Otero. “No me lamento en público”, dijo hace tiempo, cuando desveló que con 19 años le fue detectado un tumor abdominal, que superó tras seis operaciones, y le fueron extirpados la tiroides y el bazo.

Julia Otero tiene dos grandes amores conocidos. El 20 de diciembre de 1997 se casó con el también periodista Ramón Pellicer (60). Tras seis años de matrimonio, se separaron en mayo de 1993. El 17 de diciembre de 2000, siete años después de su divorcio, presentó junto a su exmarido La Marató de TV3, que ese año estaba dedicada a la esquizofrenia y otras enfermedades mentales graves. Un año después, hizo lo propio con el mismo partner, pero en aquella ocasión para recaudar fondos para la investigación del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) que causa el sida.

Actualmente y desde hace más de dos décadas, Julia Otero comparte su vida con su pareja, el doctor Josep Martínez, con el que no está casada, pero al que llama “mi marido”. El día 15 de octubre de 1996 llegó al mundo su primera y única hija en común, Candela. Julia Otero es tan celosa de su vida privada que cuando nació su pequeña se llegó a pensar que podía haber sido por fecundación in vitro ya que no se le conocía pareja.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class