Famosos y Cotilleos

Descubrimos la mansión de lujo en la que se aloja Helen Lindes en Lanzarote mientras reforma su casa

La modelo ha volado a su tierra natal para iniciar las obras de su vivienda familiar, la que construyó su padre hace más de 20 años.

Helen Lindes (39 años) irradia felicidad desde hace cinco días porque, al fin, tras muchos meses sin poder viajar a su tierra, ha podido volar a su amada Lanzarote. La pasada Semana Santa se apenaba de no poder moverse de Madrid, y ya en el mes de mayo ha visto cumplido su mayor deseo.

Pero la esposa de Rudy Fernández (36) tiene otro gran motivo para lucir esa intensa sonrisa que no quita de su rostro estos días. Y es que, además de disfrutar de sus orígenes, la modelo ha anunciado lo que ha ido a hacer a su isla: “Estoy muy ilusionada con mi nuevo proyecto personal. Vamos a reformar nuestra casa en Lanzarote. Mi padre la construyó hace más de 20 años, era su profesión, y ya le hacía falta una renovación. Será un proceso largo pero poco a poco y con mucho cariño, y paciencia, volverá a ser una casa de ensueño. Estos días estamos vaciándola y reorganizando todo lo que teníamos en ella, menos mal que tengo la gran ayuda de mi hermano. Cuántos recuerdos están aflorando con cada mueble, cuadro o caja que movemos… está siendo una experiencia muy gratificante”.

Helen Lindes disfrutando de la piscina climatizada de la mansión lanzaroteña en la que se aloja. RRSS

Helen y Rudy tienen dos hijos, Alan (4) y Aura (1), por lo que la ex Miss España está gestionando de primera mano los planos y las obras para que pronto ese nuevo hogar sea el destino vacacional favorito de sus pequeños.

Visita cada día su vivienda familiar para seguir vaciándola y que las obras puedan avanzar paulatinamente. Pero mientras esto sucede, el resto de su estancia la pasa en una impresionante casa en un enclave de ensueño de la declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO. La coqueta mansión lleva el nombre de 5 Suites y se encuentra en la localidad de Macher (Tías), muy cerca de los volcanes de Lanzarote, de sus grandes viñedos y excelentes bodegas, de sus playas más espectaculares y los pueblos con el mayor encanto de la isla.

Lindes ha compartido en sus redes sociales fotografías idílicas en la zona exterior de la mansión disfrutando de la piscina y de un entorno de postal. Esto se debe a que su alojamiento posee un gran jardín autóctono con vegetación local mezclada con rocas volcánicas, una alberca climatizada en la que nadar sea cual sea la temperatura del archipiélago y un servicio exquisito de comidas, como el saludable desayuno con productos seleccionados de la isla que se ofrecen cada mañana.

El nombre de la majestuosa casa se debe a que consta de cinco suites. Estos espacios  están creados por el reputado interiorista Rafael del Castillo. En una de esas habitaciones de diseño se aloja Helen Lindes. Una amplia y luminosa suite de 47 metros cuadrados con terraza de 19 metros cuadrados, cama doble, con una buena vista al jardín y al mar. Tal y como detalla la web oficial del sitio, esta suite está “totalmente equipada con sistema de aire acondicionado, ventilador de techo, plancha y tabla de planchar, toallas de baño y piscina, secador de pelo, amenities, Smart TV, TV vía satélite y wifi gratis. También cuenta con una oficina con heladera, hervidor eléctrico, cubiertos, vasos, platos y tazas”.

La modelo tiene todos los lujos a su alcance por el módico precio de 175 euros por noche. Pero todo desembolso monetario se queda en nada al pensar que su viaje tiene como objetivo dar forma a la casa de sus sueños en su lugar favorito del mundo.

A pesar de la apariencia señorial que tiene su alojamiento temporal en Lanzarote, la casa de Helen Lindes construida por su padre hace más de dos décadas no se queda atrás. La vivienda familiar es de grandes dimensiones y tiene una fachada muy típica isleña pero con un toque de glamour muy interesante. Rodeada de vegetación verde y autóctona, la casa se levanta sobre una posición privilegiada que ofrece bellas vistas del entorno y con el mar en el horizonte. Además, dispone de una gran piscina y amplísimas terrazas.

Poco a poco la mansión de la familia Lindes Griffiths se convertirá, seguro, en uno de los hogares más envidiados de la isla canaria, pero mientras, la modelo no pierde ni un segundo para respirar el aire puro de su tierra: “Mi paraíso. Cada vez que vengo, me reseteo”.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class