Portada » Alexia de Holanda, la ‘pesadilla’ de Letizia: los antecedentes rebeldes que no quiere que Leonor imite
Famosos y Cotilleos

Alexia de Holanda, la ‘pesadilla’ de Letizia: los antecedentes rebeldes que no quiere que Leonor imite

Alexia de Holanda
Alexia de Holanda
Spread the love

Ane Olabarrieta El Español

La hija mediana de Máxima de Holanda y la primogénita de la reina Letizia cursarán su bachillerato en el UWC Atlantic a partir de septiembre.

La princesa Leonor (15 años) contará con una compañera de aula muy especial durante su estancia en el UWC Atlantic College. La heredera de Felipe VI (53) compartirá curso con la segunda hija del rey Guillermo de Holanda (53) y Máxima Zorreguieta (49), Alexia (15).

La noticia se ha hecho pública este martes a través de un comunicado oficial de la Casa Real de los Países Bajos y aunque podría parecer una información muy positiva para Leonor en un primer momento, ya que los padres de ambas son muy amigos y Alexia habla perfectamente español -debido a los orígenes argentinos de su madre-, no lo es tanto, al menos, para uno de nuestros miembros reales. Y es que existe un rasgo que diferencia a las jóvenes por completo: Leonor es la futurible Reina de España mientras que Alexia no aspira al trono. Este dato se traduce en una mayor libertad de la holandesa a la hora de actuar y comportarse, algo que le ha llevado a protagonizar varias sonadas polémicas que Letizia (48) no hubiera permitido nunca a ninguna de sus hijas.

Alexia de Holanda

Alexia de Holanda es una gran amante de las redes sociales y de la moda. Gtres

La esposa de Felipe VI siempre ha cuidado con exquisita labor la imagen de Leonor y Sofía. En este sentido, y tal y como ha trascendido más de una vez, la reina incluso habría negado a sus hijas utilizar las redes sociales debido a su estatus. Pero eso no ha ocurrido en el caso de Alexia de Holanda, porque los mayores escándalos en los que se ha visto envuelta tienen que ver con su presencia en diversas plataformas sociales.

Hace algunos años, la hija de Máxima Zorreguieta se abrió varias cuentas privadas y anónimas en Instagram para compartir sus looks y que los usuarios la puntuaran. Tras un tiempo operando sin ser descubierta, al fin en 2018 se filtró que era la royal la dueña de esas cuentas e inmediatamente estos perfiles quedaron abandonados. A partir de este dato, los medios continuaron su investigación y desvelaron que la joven princesa también tenía cuenta en Snapchat y adoraba los filtros de esta red social.

Pero la más rotunda de las polémicas llegó el año pasado. A mediados de 2020, se hizo viral un vídeo de Tik Tok en el que Alexia de Holanda -que entonces tenía 14 años- aparecía junto a un grupo de amigas haciendo playback sobre la canción In the party, de la rapera Flo Milli. Lo que más indignó a la ciudadanía fue que escogiera una letra tan controvertida y que se conociera la existencia de estas imágenes justo una semana después de que las autoridades holandesas confirmaran que iban a incrementar la seguridad de los menores en TikTok.

Tanta exposición mediática de Alexia se debe a su fascinación por los flashes y las cámaras. Según la prensa de su país, adora llamar la atención y ya desde pequeña sorprendió a los fotógrafos por su forma de posar en los actos y en las postales familiares.

La hija de Máxima de Holanda

Otra de sus grandes aficiones es la música. Tanto es así que pidió permiso a sus padres para presentarse a las audiciones de La Voz Kids, pero, como era de esperar, no recibió el beneplácito de los Reyes de Holanda. No obstante, quienes la conocen aseguran que “tiene muy buena voz”.

En esa misma línea, Alexia también disfruta bailando. Existen pruebas gráficas de su talento fechadas en 2019, cuando estuvo presente en la Feria de Abril de Sevilla. Con un traje de flamenca turquesa y lunares morados, la hija de Máxima se arrancó por bulerías junto a su madre.

Todos estos antecedentes rebeldes de Alexia de Holanda no son en absoluto lo que Letizia ha inculcado a su hija mayor, por lo que los dos cursos de Leonor en Gales podrían convertirse en una pesadilla para ella en el caso de que la princesa de Asturias se planteara seguir los pasos de su compañera de pupitre. No obstante, dado el historial impoluto de la heredera española, todo apunta a que Letizia podrá estar más que tranquila sobre la conducta de su hija.

Sus nuevos estilos en Gales

La impecable imagen de Leonor y la absoluta pasión de Alexia por el mundo de la moda quedarán en un segundo plano nada más poner un pie en el castillo de St Donat’s donde cursarán Bachillerato.

Teniendo en cuenta que el método de enseñanza del Atlantic College destaca por sus actividades fuera del aula en las que los estudiantes puedan potenciar sus conexiones sociales e interculturales y practicar deporte, los estilismos que usarán la princesa de Asturias y princesa de Orange-Nassau distan mucho de los conjuntos vaporosos que han lucido estos años en los eventos institucionales. Las royals tendrán que hacerse con un arsenal de ropa cómoda, tales como chándales, mallas y sudaderas que les permitan llevar a cabo cada actividad de su agenda sin preocuparse.

El estilo de Leonor y Alexia

Pero no solo deberán llenar su maleta de prendas deportivas, ya que si hay un factor meteorológico que caracteriza al Reino Unido es el clima gris, frío y nublado. Por este motivo, los alumnos del reputado colegio no dudan en ceder un hueco especial en su armario a los impermeables y chubasqueros para hacer frente a los días más tristes de Gales.

Aunque el detalle más curioso se puede encontrar en un establecimiento muy especial que está en el Campus y que Leonor y Alexia podrán visitar y así actualizar sus armarios de forma gratuita. Y es que el Atlantic College tiene una eje educacional principal: la conciencia sobre la sostenibilidad. Así que para mentalizar a los alumnos sobre la importancia del reciclaje existe una tienda de ropa de segunda mano que está disponible para todos sus alumnos, donde las princesas podrán recoger desde abrigos cálidos hasta vestidos nuevos para los bailes o las galas.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class