Comunidad de Cataluña España

Pedro Sánchez dispuesto a aceptar que el catalán sea la “lengua preferente” en Cataluña para contentar a Quim Torra

Pedro Sánchez

Pedro Sánchez sigue con sus negociaciones con Quim Torra.

Pedro Sánchez hará diferentes concesiones a los independentistas para calmar los ánimos de estos y sobre todo, cumplir con sus promesas después de que obtuviera el apoyo de estos en la moción de censura.

A diferencia de los populares, los socialistas sí van a negociar con los golpistas y según informa este domingo el diario El Mundo, Pedro Sánchez ha ofrecido a Quim Torra legalizar parte del Estatut que fue anulado por el propio Tribunal Constitucional.

Podemos se autodestruye en Andalucía y Madrid

Tal y como informábamos en Caso Aislado, Meritxell Batet, la encargada de negociar con los independentistas al ser la ministra de Política Territorial y Función Pública, ve con buenos ojos pactar un referéndum con los golpistas, pero no solamente eso, sino que también aceptará recuperar artículos del Estatut que el Tribunal Constitucional consideró inconstitucionales.

Fue en 2010 cuando el Tribunal Constitucional anuló 27 artículos del Estatut de Cataluña, destacando la prohibición de que el catalán sea considerado la “lengua preferente” en Cataluña.

El Gobierno de Pedro Sánchez paraliza el proyecto para la Equiparación Salarial de Policías y Guardias Civiles que había iniciado el Partido Popular

De momento los socialistas están negociando con el Govern de Quim Torra qué artículos estarían dispuestos a que sean recuperados, pero todo hace indicar que uno de esos artículos será el que establece que el catalán “es la lengua preferente de Cataluña”, dándole mayor protección en las instituciones públicas.

Podemos e Izquierda Unida quieren prohibir los encierros de San Fermín: “No aportan nada a la cultura española”

En las próximas semanas, el propio Pedro Sánchez se reunirá con Quim Torra para tratar de acordar todas las concesiones que hará el Gobierno de España ante los golpistas.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class