Actualidad España

Los Franco niegan un pacto con el Gobierno para exhumar al dictador del Valle de los Caídos y amenazan con denunciarle por “profanar tumbas”

profanar tumbas

Pedro Sánchez el profanador de tumbas

La familia Franco niega que haya llegado a ningún tipo de acuerdo con el Gobierno para exhumar el cuerpo de Francisco Franco, que yace desde 1975 en la Cripta del Valle de los Caídos. De hecho, los siete nietos del dictador firmaron un acta para amenazar al Ejecutivo con denunciarle por “profanación de tumbas” si intenta llevar a cabo la exhumación.

Ayer martes, Pedro Sánchez se comprometió en el Congreso a exhumar los restos del dictador «en muy breve espacio de tiempo». Y lo hizo, como explicaron fuentes del Gobierno a este diario, porque ya hay acuerdo con la familia, informa Luis Ángel Sanz.

El acta de los nietos fue remitida al prior benedictino del Valle de los Caídos que la ha esgrimido ante los representantes del Gobierno, que también trataron de contactar con la familia Franco. Al parecer, no se llegó a producir ninguna reunión con la familia porque estos les comunicaron que no iban a cambiar de posición.

Como adelantó el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE,José Luis Ábalosen una entrevista a EL MUNDO, es posible que no se vaya a poder llevar a cabo la exhumación en julio. Fuentes del Gobierno no descartan que vaya a realizarse finalmente en agosto, cuando todos los detalles pendientes estén cerrados.

El presidente confirmó este martes en su comparecencia ante el Pleno del Congreso que “la decisión del Gobierno [de sacar al dictador de la basílica del Valle de los Caídos] es firme”. Casi al inicio de su intervención, enfatizó que “un país que mira al futuro tiene que estar en paz con su pasado” y que con el bagaje de 40 años de democracia, España debe hacerlo “con serenidad, naturalidad y moderación”.

Pedro Sánchez subrayó que él ya pertenece a una generación que creció en democracia [nació en 1972], para resaltar acto seguido que “ninguna democracia puede permitirse monumentos que ensalcen una dictadura, la nuestra, tampoco”.

De hecho, Sánchez resaltó que “las heridas” del franquismo ya llevan “demasiado tiempo abiertas” y que en este momento “ya ha llegado el momento de cerrarlas” porque la democracia española debe tener “símbolos que unan” a sus ciudadanos y “no que los separen”. El presidente detalló este martes que la salida del dictador está sólo “a falta de dar unos últimos retoques al instrumento que lo hará posible”. Nadie del Gobierno explica en qué consisten esos “retoques finales”. Pero desde el Ejecutivo explicaron a EL MUNDO que el principal problema ya no es la familia, que no se opone a la salida.

Sánchez no centró su intervención inicial en el Congreso en la exhumación de los restos de Franco. Pero sí lo puso como ejemplo de decisión firme que quiere llevar adelante cuanto antes. Un propósito para el que sabe que cuenta con la suficiente mayoría en la Cámara. De hecho, ni siquiera el PP quiso defender de forma clara el mantenimiento de los restos del dictador en el monumento homenaje de El Escorial, perfectamente visible desde la AP-6.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class