Entretenimiento

Un segundo paracetamol en pocos minutos, o el espíritu fan de Eva González con Alejandro Sanz

Spread the love

Fernando Quintero

La presentadora visitó ‘El Hormiguero’ para hablar con Pablo Motos sobre la final de ‘La Voz’.

Ya está activada la cuenta atrás para la final de La Voz. El concurso entra su fase decisiva y, por ello, Eva González (40 años) se acercó de nuevo a El Hormiguero este miércoles. Muy elegante, con un vestido azul oscuro y unas botas altas, la sevillana entró al plató en medio de una gran ovación. “Me da una alegría volver a El Hormiguero con público, la última vez que estuve en el programa fue desde casa, con una videollamada de esas que tanto hemos acabado odiando”, recordó.

Nada más sentarse, al grano. Eva González contó que, efectivamente, este viernes tendrá lugar la final de La Voz, una edición que calificó de “bonita y emotiva”. Sobre lo que habrá en ese programa tan especial, la presentadora adelantó que será “como un concierto: estarán Sebastián Yatra, Bebe, India Martínez…”. Sin embargo, lo que más expectativas creó fue el anuncio de que Pablo López (36) cantará con Alejandro Sanz (51): “Será un homenaje a Pau Donés, digno de poner a grabar”, explicó la invitada.

 

Llegados a ese momento, Pablo Motos (55) comentó uno de los aspectos más curiosos de esta final. En las semifinales solo se tuvieron en cuenta el voto de los espectadores, lo que provocó que Pablo López y Alejandro Sanz se quedaran sin representantes. A pesar de ello, tendrán tarea: “Hacen mucho porque van a cantar y porque a Laura Pausini (46) se le ha ocurrido que ella hace equipo con Alejandro y Pablo López con Antonio Orozco”, detalló Eva González.

Para la única mujer de los ‘coaches’ del programa, la presentadora tuvo grandes problemas: “Laura Pausini es la mujer diez, es guapa, atractiva, desenvuelta… Se refugia en el idioma ‘pausiñol’ pero siempre lleva el coño por delante”, agregó entre bromas.

El espíritu de fan

Pero si hubo uno de los ‘coaches’ que dio juego ese fue Alejandro Sanz. “A mí ya no me gusta”, lanzó rápidamente Eva González. Sin embargo, ante el estupor de Pablo Motos, la invitada reaccionó: “Se me nota mucho que es mentira, ¿no?”. Tras eso, la sevillana empezó a contar de dónde viene esa devoción. “Hay que ponerse en situación: soy de la generación en la que en la ‘Súper Pop’ te regalaban el póster a tamaño natural de Alejandro Sanz. A veces me acuerdo de ello y de los besos que le daba. Mis amigas llamaron al ‘Sorpresa, sorpresa’ para que le pudiera conocer, pero no les hicieron caso. Sí, es cierto que le escribí una cartaLa primera hucha que tuve la rompí para comprar el ‘Pisando fuerte’. Menuda bronca me echó mi madre”, rememoró.

Eva González contó sus anécdotas con Alejandro Sanz. RRSS

Tras dejar esa historia en todo lo alto antes del corte publicitario, la invitada confesó que comparte “un chat que se llama Pasión de ‘coaches’, que nos reímos mucho”, justo antes de que contara la anécdota estrella de la noche: “Un día no me encontraba bien, estaba como resfriada. Subí donde estaban los ‘coaches’ y les dije que me sentía fatal. Me acaba de tomar un paracetamol, pero ellos no lo sabían. Alejandro Sanz se levantó y me trajo un paracetamol y unas vitaminas efervescentes naranjas. Ahí salió la fan de toda la vida para decirme que cómo se lo iba a negar. Me ‘casqué’ la vitamina C y el paracetamol y me fui a hacer el programa”, contó.

Antes de dar paso a las secciones habituales del programa, como la prueba de Trancas y Barrancas, Eva González tuvo un momento para hablar de su familia, concretamente de Cayetano, su hijo: “Ha salido a mí, habla mucho, además con las manos”. El gracejo del pequeño se demuestra en que se ha pedido para los Reyes “parmesano, también para mí y para toda la familia”.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class