Portada » Tocamientos furtivos en un avión, un estafador y sexo sin compromiso: ¡fin de las Tentaciones!
Entretenimiento

Tocamientos furtivos en un avión, un estafador y sexo sin compromiso: ¡fin de las Tentaciones!

Jesús, Raúl, Lucía y Manuel
Jesús, Raúl, Lucía y Manuel
Spread the love

«No hay nada que envejezca más rápido que el amor mal amado», escribe la magnífica Rosa Montero en su último libro, La buena suerte, que estoy devorando. Ese es el mejor y más justo y certero resumen de esta edición de La isla de las tentaciones. « Hace seis meses que se apagaron sus hogueras, pero hoy se verán las caras por primera vez», ha anunciado Sandra Barneda , estupenda ella como profesional y elegantísimo su conjunto de dos piezas en blanco y negro. Empezamos con Jesús y Marina.

Que se prepare el pusilánime de él para que Marina lo arrolle con su personalidad tan empoderada y femme fatale. ¡Se toma tan en serio a sí misma Marina que la escuchas cinco minutos y acabas aplaudiendo los cuernos y la infidelidad, y censurando el respeto y la monogamia!.

Jesús y Marina: toxicidad y mentiras

Llega Jesús, con un traje, todo hay que decirlo, que ha sido criticado en las redes a más no poder. «Me encuentro mejor que nunca, he visto al verdadero Jesús. Me di cuenta de que no era la mujer de mi vida, en realidad me hizo un favor para no estar toda la vida engañado. Le doy las gracias a Isaac», hace su repaso por la isla.

Marina hablando con Sandra sobre su paso por el 'reality'.

« Han pasado personas ya, he tenido historias, pero no puedo dar el cien por cien de mí para una relación seria». Ni mintiendo… Insisto, querido, cuánto tienes que aprender de Marina. « Es una pena que se esfumen así cinco años, pero es lo que hay. En esa noche noté que seguía ese deseo por mí, que me echaba de menos. »

« Sabías que yo no estaba enamorada de ti antes de la isla, lo sabías». En fin, entra Isaac, el papito Isaac. Es que Isaac tiene un flow que no se puede resistir. «Cuando la conocí estaba más introvertida, y necesitaba explotar», le arroja Isaac a Jesús.

Raúl, amor generoso y desprendido

Pero, lejos de reproches, el protagonista de esta noche ha sido el respeto y el cariño que se tienen. Pero se trata de un amor generoso, lleno de bonhomía y que carece de egoísmo. Raúl la dejó aún amándola. «Fui con dudas de Raúl y me estampé.

Toni me hizo ver lo que era una relación más sana. Después, volvieron a resurgir los sentimientos. » « Me hubiese encantado llegar aquí de la mano con ella, porque salí de la isla súper enamorado», dice él. «Estaba fría y el que tuvo que dejar la relación fui yo estando enamorado», confiesa Raúl.

« Estuvimos dos semanas liándonos, quedando me empezó a venir el recuerdo de Raúl, como si le estuviese poniendo los cuernos. Y hablé con Toni y lo dejamos». Entra Toni. «Mejor que tú, seguro», responde Raúl.

« Yo siento cariño, le tengo aprecio».

Lucía y Manuel: besos y atracción sexual

Alucino con las mentiras patológicas de este señor llamado Manuel. Se ha liado tan parda que Sandra Barneda ha tenido que llamar al orden a Manuel y Lucía, y los ha puesto poco menos que contra la pared para que se controlasen. «Me da mucha pena escucharme decir en la isla que qué será de mí. Me duele verme así, me da pena de mí misma», dice Lucía.

« Me recordaba todos los días que le puse los cuernos, que fui un hijo de puta». « Yo a la chavala le tengo mucho cariño». Entra Fiama. «Qué guapo estás», le dice ella a Manuel.

Pero el amor se les acabó, de tanto usarlo.

Hugo y Lara, el único amor sano y maduro

« Me di cuenta de que la quería con locura, es una persona indispensable en mi vida. Entré para ponerme a prueba y me di cuenta al momento de que sí era la mujer de mi vida». Barneda, emocionada, acepta ser la madrina.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class