Entretenimiento

Por qué necesitamos el discurso de Paula Vázquez en nuestra televisión

561204866_173724746_1706x960-jpg-1706×960-
Spread the love

Mike MedianocheEl Español

La presentadora acudió este martes a ‘La noche D’ como invitada en un programa sobre el placer.

La vuelta de Martes y Trece: se reencuentran en ‘La noche D’ e improvisan un sketch.

Este martes 23 de febrero, La Noche D, el programa que presenta Dani Rovira cada semana, tenía como invitados a Leo Harlem, Paula Vázquez, Boris Izaguirre, José Corbacho y Raquel Meroño. Juntos hablaron con el cómico malagueño sobre el placer, el tema alrededor del cual giró el contenido del programa.

Gracias a La Noche D pudimos ver de nuevo en un programa de prime time a Paula Vázquez, una de las grandes comunicadoras de este país, y que en los últimos años ha logrado en la televisión de pago el hueco que las generalistas en abierto le han ido negando.

Ahora que Televisión Española ha comenzado a apostar por la franja del segundo prime time con espacios como Dos parejas y un destino en la noche del miércoles, ¿no sería muy interesante que se le hiciese un hueco a Paula Vázquez y estuviese al frente de un magacín nocturno, en la línea de La Resistencia o Buenafuente?

A Paula la vimos debutar en televisión como azafata del Un, dos, tres, como a Lydia Bosch, Victoria Abril o Silvia Marsó, y al igual que todas ellas, se labró un perfil de artista polifacética, que presentaba, actuaba y lo que hiciese falta.

Pronto demostró que, aunque llegó a su primer casting con Chicho Ibáñez Serrador de rebote (llegó tarde a la prueba, y la esposa de Chicho, Diana Nauta, intercedió para que la dejase hacerla igualmente), Paula tenía madera de comunicadora, y que donde mejor se defendía era en la televisión en directo.

Programas como El juego del Euromillón, Fama ¡a bailar! o Pekín Exprés nos demostró que era una profesional tierna, pero que sabe poner los puntos sobre las íes cuando corresponde. Que controla siempre la situación, sin perder la sonrisa ni la educación.

Ahora Paula tiene 46 años, y ha demostrado que su forma de ser y de pensar ha evolucionado, y no se calla una. Hace unos años, Vázquez concedió a estas páginas su entrevista más íntima, en la que acusaba a Antena 3 de misoginia por no tener a ninguna mujer presentadora en entretenimiento (ahora sólo tiene a Eva González), ni titubeaba al lanzar un mensaje en contra de Sálvame por llevar años viviendo de criticar la vida “fundamentalmente” de mujeres.

“Cuando yo salgo de Antena 3 me dicen que no hay programas de entretenimiento. Y luego ves que Manel Fuentes tiene tres y Arturo Valls tiene dos. ¿Eso cómo se llama? Yo lo llamo misoginia. ¡Qué coincidencia que un hombre tenga tres programas y tú estés en casa! ¿Eso es casualidad?”, comentaba.

La Vázquez tiene un discurso muy interesante y muy necesario, solo necesita el medio. En sus entrevistas, cuando promocionaba El Puente o Fama, hablaba de la brecha salarial entre hombres y mujeres, manifestaba su descontento por llenar titulares como “Paula Vázquez estrena cara” y admitía que ha preferido quedarse sin trabajar que saltarse su objeción de conciencia de tratar la vida privada de la gente.

“Empecé con 16 años, viniendo de una familia muy humilde y, desde el principio, sabía que esto no sería una carrera de fondo, sino un sprint. Así que empecé a invertir pronto, hacer mi plan B, C y D. Por tanto hoy me puedo permitir retirarme de la tele. En mi cabeza yo ya estaba retirada. No tengo ni manager. Me he comprado unos terrenos en Galicia y me haré una casa de piedra”, decía hace sólo unos años.

Por todo esto, y otras muchas razones, Paula debería regresar a la televisión, a hacer lo que sabe, un programa en directo. En el que pueda charlar sobre todos estos temas que le preocupan de la sociedad (junto a otros más ligeros, por supuesto). Que realice entrevistas con un punto de autor, sin un guion cerrado, y que nos permita ver ante las cámaras a una mujer, que va camino de la madurez, presentando como pocas saben hacer.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class