Entretenimiento

Alessandro Lequio, la nueva diana de ‘Sálvame’ por el presunto maltrato a Antonia Dell’Atte

Spread the love

El programa ha cuestionado la continuidad del colaborador en ‘El programa de Ana Rosa’ tras conocerse que fue condenado por maltrato.

Alessandro Lequio está en el punto de mira desde que Rocío Carrasco le acusara de defender a Antonio David Flores porque “perro no come perro”, insinuando que el colaborador de El programa de Ana Rosa tiene un carácter similar al de su exmarido, al que acusa de haberla maltratado física y psicológicamente.

El italiano respondió desde su plató a la hija de Rocío Jurado y reiteró hasta tres veces que “nunca” ha sido denunciado, juzgado ni condenado por maltrato. Una versión que su exmujer, Antonia Dell’Atte, se encargaba de desmentir recordando en sus redes sociales que le denunció hace tres décadas por abandono familiar y malos tratos físicos y psíquicos y aportó cartas manuscritas en las que Alessandro admitía haberla maltratado y le pedía perdón.

En aquel momento, la modelo decidió retirar la denuncia, pero en 2004 la justicia daría por probado que Antonia decía la verdad y que los malos tratos de los que acusó públicamente a su marido existieron, aunque no se abrieron diligencias contra él por tratarse de un delito prescrito.

 

Esta realidad que Lequio ha ocultado en su programa le ha valido a Sálvame para situarle en su diana y cuestionar su permanencia en la cadena de Mediaset. El programa le ha aplicado al italiano la misma vara de medir que a Antonio David al considerar que “el juzgado había entendido que había elementos suficientes para decir que la señora Dell’Atte decía la verdad“, en palabras de Kiko Hernández.

Desde el espacio de La Fábrica de la tele, que a raíz del testimonio de Rocío Carrasco está viviendo un enfrentamiento abierto con el programa matinal de Cuarzo, Jorge Javier Vázquez retaba este martes a Ana Rosa a prescindir de Lequio: “En estos momentos Antonio David puede estar pensando… ¿por qué estoy yo fuera y Alessandro Lequio no?“, deslizaba.

Sálvame, además, buceaba en la hemeroteca para rescatar un polémico vídeo en el que ‘Dado’ era entrevistado en el programa Tómbola. El italiano, preguntado por si pegaba a las mujeres, respondía que alguna vez había “tirado bofetones a las mujeres“, y añadía que se trataba de “un bofetón light“.

Ante la indignación de Karmele Marchante y Pilar Eyre, Lequio trataba de explicarse: “No estoy hablando de violencia, estoy hablando de una discusión en la que ella te tira un bofetón y tú se lo restituyes”.

El caso de Matamoros

El programa vespertino de Telecinco ha puesto a Alessandro Lequio en su diana, pero lo cierto es que uno de sus colaboradores podría sufrir los daños colaterales de esta nueva ‘caza de brujas’ surgida tras el estreno de la serie documental de Rocío Carrasco. Y es que Kiko Matamoros, al igual que Lequio y Antonio David, ha sido acusado de maltrato.

El primero en poner sobre la mesa este asunto fue Diego Matamoros, que en 2016 acusó directamente a su padre de ser un “maltratador psicológico” y aseguró haber vivido “episodios violentos” entre sus progenitores. “Me ha machacado a mí, a mi madre, a mi hermana mayor… A todos”, sentenciaba.

Además de ese relato, hace unos meses su segunda mujer, Makoke, le denunciaba en un juzgado de violencia de género por amenazas, vejaciones y violación de la intimidad. Según reveló Lecturas, la exmujer de Kiko relató al juez el terror que le producía el colaborador, aunque no ha querido pronunciarse públicamente sobre este asunto.

A pesar de que hasta ahora no existe condena contra el colaborador de Sálvame, hay quien pueda considerar que el testimonio de Makoke en un juzgado y el de Diego Matamoros en televisión es suficiente para apartar a Kiko de su puesto de trabajo. ¿Tomará medidas La Fábrica de la Tele como hizo con Antonio David y como anima a que se haga con Lequio?

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class