Economia

Un aluvión de sicav se da de baja para escapar de las nuevas obligaciones del fisco

Spread the love

Rubén Escudero

Estas sociedades de las grandes fortunas estaban en entidades como Bankinter, Sabadell Urquijo, Alantra WM o Credit Suisse, entre otras.

Un aluvión de sicav se ha dado de baja durante las últimas dos semanas huyendo de las nuevas obligaciones que desde el Gobierno se les pretende imponer, y que tiene a Hacienda como protagonista. Una buena parte de las que han tomado la decisión de renunciar a su condición de sicav (o han sido obligadas a ello) estaban gestionadas por Bankinter y Sabadell Urquijo.

El Gobierno va a exigir una inversión mínima de 2.500 euros por accionista en las sicav para, de esta forma, acabar con la famosa práctica de los ‘mariachis’ u ‘hombres de paja’. Cabe recordar que, para que una sicav tribute al 1%, han de tener por ley un capital mínimo de 2,4 millones de euros y 100 accionistas, lo que las garantiza su condición de institución de inversión colectiva (IIC).

Es en la nueva ley antifraude que se está gestando donde el Gobierno dará la estocada a estas sociedades que tienen las grandes fortunas para invertir su patrimonio personal o familiar. Y en adelante será Hacienda, y no la CNMV, quien tendrá la última palabra para determinar si cumplen o no fiscalmente.

Ante este endurecimiento de su régimen societario, varias de las grandes entidades plantean hacer participaciones cruzadas entre sus propias sicav para salvar estos vehículos, como explicó Invertia. Está en juego un patrimonio de más de 27.600 millones de euros, con cifras de Inverco.

Entretanto, muchas sociedades han tenido que claudicar por anticipado. Ante los temores de un castigo por parte del fisco, hasta una docena de estos vehículos han solicitado la baja voluntaria a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y dejarán de cotizar en el mercado BME MTF Equity. Carivega de Inversiones, Eidetesa de Inversiones e Inversiones Cocoa, de Bankinter, son algunas de ellas. Pero hay más.

Otras salidas

Nuevo Goodwill (BBVA), Sinama Inversiones (CaixaBank), Génova Inversiones Empresariales (Alantra WM, de Mutua Madrileña), Inversiones Mobiliarias Urquiola (MdF Gestefin) o Gloval Procesos Bolsa (Credit Suisse) también se han dado de baja de forma voluntaria. Esta última, gestionada por el banco privado suizo, pretende conservar el carácter de sociedad anónima de régimen común. Welzia ha hecho lo propio con Murmendi.

Otra salida es la que ha tomado la sicav Matterhorn Investments, de Dux Inversores, que se ha fusionado con el fondo Dux Mixto Variable. Al margen de las participaciones cruzadas en aquellas entidades que puedan hacerlo, que únicamente serían siete, otras alternativas que manejan bancos privados y gestoras para esquivar al Gobierno son disolver las sicav y que se conviertan en sociedades anónimas o limitadas, que las más voluminosas se muden a Luxemburgo, fusionarlas con otras sicav o, incluso, fusionarlas con fondos. Este es el caso de la bilbaína Dux.

Pero la CNMV también ha actuado proactivamente, para velar por la Ley de IIC. El consejo del supervisor español ha revocado y cancelado la inscripción en su registro administrativo de las sicav Alicante Capital e Inversiones Coridith, de Sabadell Urquijo, “al haber incumplido el número de accionistas mínimo exigido, y haber transcurrido el plazo de un año sin haber procedido a su reconstitución permanente”.

El organismo todavía presidido por Sebastián Albella, que cederá el testigo a Rodrigo Buenaventura en los próximos días, ya hizo a mitad del verano un barrido de sicav que incumplían el mínimo de 100 accionistas. Aquel procedimiento afectó a entidades como Santander (en la sociedad Rebeco-98), GVC Gaesco (Ceralf Inversiones) o Intermoney (Tucana Inversiones).

El caso de Trea

En paralelo a estas bajas, Trea Asset Management también ha liquidado -aunque por un motivo distinto- las sicav que heredó de Q-Renta junto a los otros fondos atrapados en el MAB. Son las siguientes: Sigma Activa, Sagitari 2000, K2 2006, Global Stock Picking, Gestió Plus 2000 y Geiser Inversiones 2000.

“Gracias a la buena gestión del equipo gestor de Trea AM, se han conseguido vender acciones de las carteras de los vehículos heredados de Q-Renta. Esto va a permitir distribuir liquidez a los partícipes y accionistas por segundo año consecutivo”, explican desde la gestora en referencia a las sicav en liquidación y los compartimentos de propósito especial enmarcados en ese acuerdo.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class