Economia

Temor entre los proveedores: la morosidad de las autonomías sube un 15% con la segunda ola de Covid-19

Eduardo Ortega Socorro 

La sanidad es con diferencia el ámbito más afectado puesto que tres de cada cuatro euros de deuda son con este sector.

En 2020, el Ministerio de Hacienda ha aprobado numerosas medidas para facilitar la liquidez de las comunidades autónomas en medio de la crisis del coronavirus. Entre ellas, un fondo Covid-19 de 16.000 millones. Importantes cantidades que podrían no haber sido suficientes para cubrir el pago a proveedores.

Así lo indican los últimos datos revelados por el Ministerio de Hacienda. Desde que se ha iniciado la segunda ola del coronavirus, la morosidad autonómica con las empresas proveedoras ha aumentado un 15%. Se trata de un incremento que se ha producido en solo dos meses.

Así, si la deuda comercial regional estaba en los 3.638 millones de euros en julio, en agosto subió a los 3.938 millones y en septiembre alcanzó los 4.212 millones. Un alza de 574 millones en solo dos meses.

Problema sanitario

Con todo, el problema se concentra en el sector sanitario, que cada vez tiene más peso dentro de la deuda pública. Concretamente, en septiembre, tres de cada cuatro euros de la deuda autonómica son con proveedores sanitarios (un 75%).

Y el incremento de la deuda, durante la segunda ola de Covid-19, también es mayor. Los datos de Hacienda indican que ha aumentado un 20% en solo dos meses.

Periodo medio de pago a proveedores de las autonomías. Fuente: Ministerio de Hacienda.

 

Al terminar el mes de julio, la deuda sanitaria estaba en los 2.647 millones. En agosto creció hasta los 2.883 millones y en septiembre se alzó hasta los 3.194 millones. Un incremento de 547 millones en 61 días.

Por otro lado, el periodo medio de pago a proveedores de autonomías se ha situado en septiembre en 34,77 días, lo que supone una reducción del 0,37% (0,13 días) respecto a agosto. Con todo, este plazo supera el límite máximo de pago establecido por ley para las Administraciones Públicas, que es de 30 días naturales.

Evolución desigual

Además, esta evolución es desigual en el caso de la sanidad. En este sector las demoras aumentan un 2,5%, hasta los 36,2 días, bastante más que la media.

Las regiones que más están tardando en pagar son, con diferencia, Baleares, Cataluña y Madrid. Los ejecutivos presididos por Francina Armengol, Pere Aragonès e Isabel Díaz Ayuso acumulan 48, 47 y 43 días, respectivamente, de demora en los pagos.

En cambio, las autonomías que más rápido atienden las facturas de sus proveedores privados son Murcia, Cantabria y Canarias. Estas regiones abonan sus pagos en 3, 16 y 22 días, respectivamente.

Estas regiones cumplen el plazo legal de pagos de 30 días como máximo, igual que Comunidad Valenciana, La Rioja, País Vasco, Galicia, Castilla-La Mancha y Andalucía.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class