Portada » Martí Fluxá: “No podemos vivir en el noventayochismo. Hemos hecho grandísimas cosas en política y economía”
Economia

Martí Fluxá: “No podemos vivir en el noventayochismo. Hemos hecho grandísimas cosas en política y economía”

Martí Fluxá:
Martí Fluxá: "No podemos vivir en el noventayochismo. Hemos hecho grandísimas cosas en política y economía"
Spread the love

María Vega

El presidente de TEDAE ve posible que las industrias de las tecnologías de Defensa, Seguridad, Aeronáutica y Espacio representen un 3% del PIB en España.

Ricardo Martí Fluxá (Madrid, 1950) es presidente de TEDAE (Asociación Española de Tecnologías de Defensa, Seguridad, Aeronáutica y Espacio) desde marzo de 2020. Fue secretario de Estado para la Seguridad durante el Gobierno de José María Aznar y como miembro de la Carrera Diplomática española ha ocupado diferentes cargos en el extranjero, además de haber sido jefe de Protocolo y Actividades de la Casa Real.

En el mundo de la empresa, ha sido presidente de ITP Aero y de Marco Polo Investments, además de consejero de entidades financieras y empresas. De hecho, en este momento forma parte del consejo de administración de Neinor Homes. Su perfil está ligado también al mundo de la cultura y preside el Patronato del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

Antes de arrancar esta entrevista en el marco de las 100 Opiniones para salir de la crisis de Invertia avanza que ve a España ante una “ocasión única” para reorganizar su economía con “más industria, empleo de calidad y una tupida red de empresas que sean capaces de innovar”.

El presidente de TEDAE, Ricardo Martí Fluxá.

TEDAE representa a la industria de las tecnologías de varias industrias -Defensa, Seguridad, Aeronáutica y Espacio-. Son algo desconocidas para el gran público, pero aportan al PIB más de 20.600 millones de euros anuales…

Es una cifra importante porque es una industria en la que se investiga, se innova y se crea un empleo de calidad que no tiene que ver con el empleo de bajo coste y baja cualificación que está extendido en España. Quitando a la aeronáutica, que es la industria que más ha sufrido en la pandemia, todos nuestros sectores se han podido defender.

Hemos tenido otras crisis. Pero esta ha sido diferente porque esta vez hay dinero y fondos para la recuperación. Hay que hacer todo lo posible para que se utilicen de la forma más eficiente posible para conseguir la reindustrialización. Debemos apostar por la industria, por la investigación y sobre todo por la educación. Tenemos que hacer muchísimo por la Formación Profesional. La ministra de Educación ha avanzado en este tema, pero debería hacer más.

El peso relativo de la I+D en España es inferior al de otros países de nuestro entorno…

Tenemos que apostar absolutamente por la I+D. Las cuatro industrias que componen TEDAE hacen una inversión anual directa en investigación y desarrollo de más de 1.127 millones de euros (2019) y 2.009 millones de euros si se incluye el coeficiente de arrastre. Defensa, seguridad, aeronáutica y espacio superan en el despliegue de I+D a sectores tan estratégicos como la automoción, con 990 millones de euros, o la química, con 317 millones de euros.

Defensa, seguridad, aeronáutica y espacio superan en el despliegue de I+D a sectores tan estratégicos como la automoción

La I+D es fundamental en momentos como el actual de recesión. Es una herramienta para crecer. Tenemos que crecer basándonos en los temas industriales y de investigación.

Europa está caminando de forma conjunta en la vacunación, con más o menos éxito. En estas industrias ¿es importante diseñar también una estrategia conjunta o cada país debe hacer su apuesta?

Tenemos que avanzar juntos. Pero para eso tenemos que invertir nosotros de forma clara, determinante y propia. Habrá un fondo europeo de Defensa y tenemos una industria de defensa conjunta, que es fundamental. Pero también tenemos que hacer nuestros deberes. Soy un europeísta convencido. Solos no hacemos nada, en Europa somos más. Pero tenemos que dar los pasos suficientes para que nos consideren. TEDAE es parte de la Asociación Europea de Aeronáutica Espacio Defensa.

En Europa somos más. Pero tenemos que dar los pasos suficientes para que nos consideren

Todas las líneas generales para la reconstrucción de Europa pasan por la reindustrialización de España. Tenemos que ser una parte muy importante de ese todo. Y de una vez por todas debemos tener las líneas generales de inversión muy claras. Tenemos que tomar una serie de medidas pensando a 20 años, cosa que es muy difícil, pero tenemos que hacerlo.

En este momento, ¿Europa tiene en consideración a España como referente de las industrias que usted representa?

La turbina de la mitad de los aviones que vuelan por el mundo está hecha en España. La fabricación, la mano de obra y las patentes son españolas. Fuera de la propulsión, también tenemos empresas fundamentalmente exportadoras. Pero el porcentaje que representan no es todo lo grande que nos merecemos. Tenemos que ser valientes y crecer en estas cuestiones.

Quizás los españoles pecamos de pesimistas y no ponemos en valor nuestra industria…

Esta es la tragedia nuestra, el pesimismo de Cánovas que decía que somos españoles porque no podemos ser otra cosa. No podemos seguir viviendo en el noventayochismo. Hemos hecho grandísimas cosas en política y en economía en este país. Los que tenemos muchos años recordamos la España en la que nacimos y en la que nos hemos desarrollado. Hemos hecho un gran país con el esfuerzo de todos los españoles. Tenemos que estar orgullosos y ser valientes para seguir invirtiendo.

Hemos hecho un gran país con el esfuerzo de todos los españoles. Tenemos que estar orgullosos y ser valientes para seguir invirtiendo

Ahora que se está esperando la llegada de los fondos europeos, ¿han presentado algún plan al Gobierno como sector? 

Hemos presentado bastantes líneas generales que coinciden con los grandes vectores de la reconstrucción europea que ha planteado el Gobierno. Avances en la digitalización con la modernización de las plantas de producción; en la economía verde con el compromiso de cero emisiones… También trabajamos por la cohesión territorial para evitar la desertificación de algunas zonas del país creando industrias y potenciando otras zonas de España que no están tan pobladas. Para paliar la crisis de la aeronáutica civil estamos haciendo muchas iniciativas. Y también trabajamos por ayudar a la formación para el empleo.

Dentro de la transición ecológica, ¿qué soluciones concretas proponen?

Trabajamos en Clean Sky, donde hemos invertido por un cielo limpio y sin emisiones. Hay inversiones que se están haciendo ya en grandes compañías en hidrógeno como vía de propulsión. Tenemos que trabajar más y en esa línea, ese es el camino. Tardaremos, pero conseguiremos un cielo limpio.

Tardaremos, pero conseguiremos un cielo limpio

La aeronáutica civil ha sufrido un golpe muy duro con la pandemia…

Estamos preparados para recuperar la movilidad lo antes posible. La SEPI está dando ayudas a aerolíneas para paliar los efectos de haber perdido unos 600 millones de viajeros el año pasado. Luego hay otras ayudas al sector aeronáutico, con un plan que tiene la vocación de continuar. Pero esto es un punto y seguido. Igual que en el sector de espacio, necesitamos la ayuda del Gobierno que hemos tenido y esperamos seguir teniendo.

Europa está detrás de Estados Unidos en el desarrollo de grandes tecnológicas. ¿Cómo afecta la falta de ese ecosistema a las industrias que usted representa?

En muchos sectores, Europa tiene un nivel mejor que Estados Unidos. No tenemos que mirar siempre a América con temor. Europa tiene una potentísima industria aeronáutica y militar de altísima tecnología. No tenemos que envidiar nada. Tenemos que apostar muy decididamente por ello.

 Europa tiene una potentísima industria aeronáutica y militar de altísima tecnología. No tenemos que envidiar a EEUU

Francia lo hizo de forma muy decidida invirtiendo una parte importante de su PIB en industria aeronáutica y espacio. Nosotros lo estamos haciendo en ciertos sectores. Nuestro sector del espacio está reconocido internacionalmente y hemos sido capaces de colocar en el firmamento satélites desarrollados, concebidos y organizados por empresas españolas. Hemos avanzado enormemente y tenemos una industria de la que tenemos que estar orgullosos.

¿Cómo está Europa frente a Asia o Estados Unidos en la carrera espacial?

Más que carrera espacial, a nosotros nos gusta hablar de avance en las misiones al
espacio. No queremos verlo en términos de competencia sino de cooperación, con
actuaciones coordinadas para un fin que nos beneficia a todos.

Estamos a un nivel muy similar. En algunos temas concretos, como en el Rover que viajará a Marte se ha podido ver esa idea de gran unión de empresas europeas. Y hay piezas que son españolas.

España tuvo el objetivo de que la industria alcanzara el 20% del PIB y no se logró. ¿Las industrias que representa TEDAE tienen alguna meta?

Siempre está la carta a los reyes magos. Nos gustaría que fuera entre el 3 y 4% del PIB. En Francia llega al 5 o 6%. Si llegáramos al 3% me quedaría contento en unos años.

¿Por qué vamos tan despacio en esto? ¿Es un problema de capital humano, de incentivos…?

Es un problema de vocación, de apostar por algo y de hacer estrategias a 15 o 20 años. Para eso, primero, tenemos que pensar en la formación, dar importancia a la FP. Segundo, invertir. Y luego activar una serie de incentivos empresariales.

Hay un problema de vocación, de apostar por algo y de hacer estrategias a 15 o 20 años

Esta industria de la que hablamos ha crecido gracias al apoyo público privado. Es claro el caso del País Vasco con la reconstrucción industrial con ayudas tanto del Gobierno vasco como del Gobierno de España. Ha habido apoyo, dinero y formación y un compromiso claro por crear esta industria. En Andalucía, de forma más reciente, también se ha producido esto con el sector aeronáutico. Si hacemos lo mismo en otras zonas de España, uniendo a estas empresas que se la juegan con el Estado podemos hacer algo importante.

Colaboración público privada, es una industria precursora.

Sí. País Vasco y Andalucía son un ejemplo. La cooperación público privada existe y tenemos que lograr un efecto multiplicador. Si lo lleváramos a otras zonas de España, ayudaríamos a la cohesión social para evitar la España vacía. Pero si seguimos apostando por el empleo de baja calidad, la recuperación será más complicada y lenta y seguiremos sujetos a los efectos de otra crisis que pueda afectar a España.

País Vasco y Andalucía son un ejemplo. La cooperación público privada existe y tenemos que lograr un efecto multiplicador

¿Industria es sinónimo de empleo de calidad?

El empleo de calidad es fundamental. La retribución media de nuestro sector está entre 38.000 y 44.000 euros, cuando tienes otros sectores que están entre 12.000 y 14.000 euros al año. El empleo de baja retribución en nuestro sector no existe.

¿Qué han planteado al Gobierno para avanzar en la formación en competencias digitales con los fondos europeos?

Hemos presentado una propuesta en Industria para la digitalización de las cadenas de producción de las empresas de nuestro sector. Esperamos que llegue a Europa en las próximas semanas.Tenemos que apostar por la industria y empleo de calidad. En un primer momento, está el plan de choque para la industria aeronáutica para mantener el empleo a corto plazo en un sector dañado por la Covid. Pero tenemos que plantear un plan estratégico y estructural.

Nuestras industrias apuestan por el talento y su retención. Es difícil formar a nuestros profesionales y tenemos que mantenerlos. La formación dual es algo por lo que otros países, como Alemania, apostaron y tenemos que hacerlo también. Tenemos grandísimos ingenieros y tenemos que saber potenciarlos y crear vocación para ser ingenieros. Es una cosa sencilla si se consiguen buenos salarios.

El presidente de TEDAE, Ricardo Martí Fluxá.

¿La Covid-19 ha impactado en la percepción que tienen los ciudadanos de la Defensa? El Ejército ha desempeñado un papel importante para ayudar a combatir el virus…

El apoyo ha sido clarísimo. Cada vez que hay cualquier tipo de evento militar, la gente se agolpa para verlo. La cercanía del Ejército con la población es evidente. Son industrias duales, que pueden construir los más sofisticados aviones de defensa y a su vez, son capaces de hacer mascarillas y respiradores. Empresas que se dedican a hacer vehículos blindados y que al mismo tiempo, hacen respiradores. Francia está orgullosísima de su industria aeronáutica y militar. Hay grandes empresas francesas en este sector. Nosotros tenemos que hacer igual.

La Unión Europea ya tiene un presupuesto conjunto para fines militares… ¿vamos hacia una unión en el ámbito militar?

Este es uno de los puntos que está en el radar de Europa y estamos dando algunos pasos. Ya existe el fondo europeo de Defensa, se van creando organismos lentamente y también hay una política armamentística. Somos partícipes de toda esta corriente.

Añade un comentario

Pulsa aquí para comentar

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class