Economia

Los fondos de inversión empiezan a incorporar alertas de precio como las acciones

Rubén Escudero
 

Bankinter ha instalado en su plataforma esta nueva funcionalidad tras la Covid. ING y Renta 4 ya tenían esta herramienta desde hace varios años.

Los fondos de inversión nunca se comportarán como una acción, pero empiezan a incorporar algunas de sus funcionalidades. Bankinter ha añadido una herramienta en su plataforma que alerta sobre cambios de precios en los fondos (no ETF), una funcionalidad que el cliente puede personalizar en función de su perfil de riesgo o sus objetivos vitales. ING y Renta 4 Banco ya habían abierto antes este camino.

Desde hace unos días, los clientes del banco que dirige María Dolores Dancausa pueden seleccionar un porcentaje de subida o bajada de cada fondo que tienen en cartera y recibir una alerta cuando llegue al objetivo indicado. Luego, cada cliente tiene que ejecutar la orden correspondiente a discreción, o quedarse como está, ya que la herramienta no incluye la posibilidad de dar órdenes automáticas de compraventa alcanzado ese tope.

En la práctica, es un paso menos que los tradicionales stop loss que hay en los brókeres de bolsa. Estos sí que ejecutan automáticamente las órdenes cuando salta el aviso de precio objetivo preestablecido por parte del cliente en sus acciones, habitualmente para cortar pérdidas, aunque también existen al alza para salir del mercado cuando está muy sobrecalentado. Sin embargo, la funcionalidad es relativamente nueva para el universo de los fondos de inversión.

“Bankinter ha decidido innovar implantando este tipo de notificaciones con el fin de ofrecer a los clientes todo aquello que pueda ayudarles en la gestión de su patrimonio. El objetivo es proporcionar al inversor una herramienta que va a permitirle una visión a medio y largo plazo de la evolución de sus carteras. Normalmente”, especifican desde el banco español, “el perfil de cliente de Bankinter que invierte en carteras de fondos lo hace con un horizonte temporal a medio y largo plazo”.

ING instaló esta funcionalidad a mitad de 2017, con un doble objetivo: atraer a los ahorradores más conservadores al mundo de la inversión y, en segundo lugar, dar respuesta a unos inversores acostumbrados a operar en bolsa y que quieren tener un mayor control sobre sus fondos.

Momento Covid

“Los clientes valoran positivamente este servicio de valor añadido que les ayuda a entender mejor cómo va su inversión”, defienden desde ING. En esta misma línea también responde Renta 4, que lo tiene instalado “desde hace muchos años”, aunque ninguna de las entidades consultadas ha detallado cuántos clientes usan ya esta funcionalidad.

No es de extrañar que Bankinter se haya lanzado a dotar a su plataforma de fondos al cierre del año con este avisador, tras un ejercicio marcado por la crisis del coronavirus, las fuertes pérdidas registradas entre marzo y mayo y la alta volatilidad vista en los mercados durante todos estos meses. La industria se ha recuperado en gran medida, pero las dudas de los inversores persisten en torno a un 2021 que arranca con una tercera ola de contagios.

Sin ir más lejos, el Ibex 35 hizo en noviembre su mejor mes de la historia, con una revalorización del 25%, y sin embargo, ayer cerró su peor día desde septiembre, con una caída de algo más del 3% por el temor a la nueva cepa de la Covid-19. Al margen de 2020, que está siendo una montaña rusa, hay que remontarse a junio de 2016, cuando los británicos votaron ‘sí’ al brexit, para ver una caída diaria superior a esta cota.

Preguntados por este periódico, otros bancos muy especializados en inversión como son Openbank (Santander), MyInvestor (Andbank) o Self Bank (Singular Bank) reconocen no tener habilitada esta función, aunque algunos de ellos no descartan desarrollarla si los clientes la demandan y eso ayuda a que una parte de los 965.000 millones de euros que las familias españolas tienen en depósitos y efectivo al 0%, con datos de Inverco del primer semestre, se traslade a productos de mayor valor añadido, como los fondos de inversión.

MiFID II

Cabe recordar que, bajo el marco de la Directiva 2014/65/EU, más conocida como MiFID II, las empresas de servicios de inversión que prestan servicios de gestión de carteras tienen que informar al cliente cuando el valor global de su cartera, “tal y como se valore al comienzo de cada período de información”, se deprecie en un 10% y, posteriormente, en múltiplos del 10%, “a más tardar al final del día hábil en que se supere el umbral o, en caso de que se supere el umbral en un día no hábil, al cierre del siguiente día hábil”.

Sin embargo, tanto Bankinter como las otras entidades que antes pusieron esta advertencia programable a sus fondos lo han hecho de forma voluntaria y sin tener que ver necesariamente con la normativa europea, aunque sí la refuerza en términos de transparencia y control.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class