Economia

Los costes salariales crecen el triple que los precios de compra en el arranque de 2021

  • El desembolso en sueldos para la empresa se incrementa el 1,8%…
  • …y la inflación media del primer trimestre se sitúa en el 0,6%
  • Los trabajadores registran una ganancia del 1,2% de poder de compra

Los costes salariales para los empresarios crecieron en el primer trimestre del presente año el triple que los precios de consumo, según las últimas cifras sobre costes laborales para las empresas publicadas por el INE. La tendencia refleja como en los primeros tres meses del año, pese a las previsiones de una inflación alcista a niveles precrisis para el conjunto de este año, la evolución de los precios fue por debajo del esfuerzo realizado por los empresarios en términos de incremento de la masa salarial de sus trabajadores. Lo que supone, más allá, que los trabajadores ganaron en este periodo de arranque de 2021, un 1,2% de poder adquisitivo.

Concretamente, las cifras arrojadas este juves por el Instituto Estadístico oficial muestran como en el primer trimestre del año los costes laborales globales para el empresario avanzaron un 2,4% en comparación con el mismo periodo del pasado 2020. Mientras que el coste correspondiente únicamente a los salarios de los empleados avanzó en este mismo periodo un 1,8%. Ello, teniendo en cuenta que la media del IPC de los tres primeros meses del año se sitúa en el 0,6% hace que este avance de los salarios sea hasta tres veces mayor que el de los precios de consumo.

Si bien, parece claro según la previsiones de los organismos oficiales que esta ganancia de poder adquisitivo registrada en el primer trimestre del año perderá potencia de fuego en los próximos trimestres y, más allá, quedará limitada a finales de este año cuando al menos el IPC se espera que escale hasta el 1,6%, según los datos del consenso de Funcas, pero que muchas entidades elevan al 2% para el conjunto de 2021. Llegados a ese punto y con esta tendencia de los costes laborales y salariales, estaríamos ante una ganancia mucho más moderada de poder de compra de los trabajadores en el conjunto del año: unos 0,2 puntos porcentuales.

Volatilidad de la contratación

Cabe señalar en este punto, cual fue el desempeño del mercado laboral en los primeros meses del año para apreciar el impacto en los costes para los empleadores, que tras este nuevo incremento suma 11 trimestres consecutivos al alza. Los datos de la EPA arrojaron que el número de ocupados descendió en 137.500 personas en el primer trimestre de 2021 respecto al trimestre anterior (un -0,71%) situándose en 19.206.800 personas. En términos desestacionalizados la variación trimestral es del 0,49%. Para esa fecha, el empleo había bajado en 474.500 personas (un -2,41%) en los 12 meses anteriores.

Es decir, según los datos agregados que ofrece el mercado laboral en los tres primeros meses del año, como producto de la finalización de las campañas especiales de contratación de las vacaciones navideñas se expirementó un retroceso de los niveles de ocupación respecto a los registrados en el mismo periodo del año pasado.

Sin embargo, a cuenta de que esta destrucción de empleos se produjo en sectores principalmente asociados a los servicios, las remuneraciones que salieron del mix de costes salariales unido a que esta misma erosión fue mayor el pasado año coincidiendo con el mes de confinamiento más severo, ha provocado que pese a la salida de trabajadores del mercado laboral en los primeros meses de año, se haya conservado la senda ascendente de costes laborales para las empresas de nuestro país.

De hecho, por sectores, si observamos la evolución del coste de las remuneraciones, el suministro de energía fue la que registró el mayor repunte interanual, un 19,1%, seguidas de las industrias extractivas (+17,6%) y de información y comunicaciones (+6%). Por contra, dos actividades recortaron sus salarios respecto al primer trimestre de 2020: las actividades inmobiliarias, con un descenso del 7,9%, y la hostelería, con una caída del 2,1%.

Según explican desde Estadística, la evolución de las distintas secciones de actividad refleja el grado de afectación de la situación derivada de la pandemia y de las medidas puestas en marcha para su contención. De hecho, la hostelería es la sección de actividad más afectada por la situación actual pese a la paulatina reapertura. El descenso del coste salarial en este sector ha sido superior al del número de horas trabajadas en el cuarto trimestre, dando como resultado una disminución salarial del 2,1% respecto al mismo trimestre de 2020. Por su parte, el pago de parte de las cotizaciones sociales e incapacidades laborales, junto a la bajada de las horas trabajadas, provocan que los otros costes presenten un crecimiento anual del 15,6%.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class